Análisis

Retail, Wholesale, and Distribution Industry Outlook 2017

Un análisis de las tendencias de la industria  

Mediante la habilitación de la tecnología, la reinvención de las marcas, y la exploración de nuevos modelos de negocio, las empresas minoristas y mayoristas en la industria de distribución pueden prepararse para una variedad de probabilidades.

Resumen Ejecutivo 

La industria minorista, mayorista y la de distribución han entrado en un período de transformación. Con el crecimiento del mercado minorista a un ritmo de tres por ciento anual, muchas compañías buscan modos de aumentar la ganancia ampliando el crecimiento y la cuota de mercado.

Mientras que los gastos de los minoristas parecieran significativos, las empresas también deben preveer la incertidumbre mediante la evaluación de los posibles riesgos  y las recompensas deberían ser la parte de una estrategia total ya que el cambio del modelo de negocio es parte de la nueva tendencia.

La columna vertebral de cualquier modelo de negocio para la industria de venta al por menor, mayor y distribución debe abordar cuatro catalizadores que generan interrupción:  la economía, habilitación de tecnologías, plataformas y el modo de pensar del consumidor.

 

 

Descargar PDF

La introducción de la nueva tendencia de cambio

Es difícil detectar el cambio antes de que ocurra. Las empresas deben estar vigilantes; ciertos riesgos pueden atacar la base de la ventaja competitiva, y adentrarse en el rendimiento. Además, se espera que en este 2017 las amenazas para los minoristas sean inmunes a los tradicionales métodos de gestión de riesgos.

 

 

Los minoristas pueden anticipar gastos seguros en el 2017, pero les espera una competencia sin precedentes

Los fundamentos económicos para el gasto de los consumidores parecen ser sólidos en el 2017. El mercado laboral continúa fortaleciéndose, sumando un promedio de 181.000 empleos por mes en el 2016. La renta personal disponible aumentó el 3.4 por ciento en Octubre, y las ganancias por medio tiempo se comienzan a acelerar. Como el mercado de trabajo se contrae más, se prevé que el aumento de los ingresos subirá en el corto al mediano plazo. Esto ha incrementado la riqueza doméstica, así ayudando a los gastos de consumo, y la confianza del consumidor permanece elevada.

¿Le pareció útil este contenido?