Análisis

Un mundo más allá de las contraseñas 

Mejorando la seguridad, la eficiencia y la experiencia del usuario en la transformación digital

Marzo 2018

La próxima vez que estés en la computadora accediendo a un sitio con información sensible (ej. tu cuenta de banca en línea, una unidad de almacenamiento en la nube, o una aplicación web empresarial), imagina que no tienes que comenzar por recordar la contraseña que creaste hace poco para acceder a ese recurso: una letra mayúscula, una minúscula, números y un carácter especial. En lugar de ingresar tu usuario y contraseña, el sitio te consulta que almorzaste ayer, y al mismo tiempo, tu reloj inteligente (smartwatch) valida tu marca única de frecuencia cardíaca. El proceso no solo proporciona una mejor experiencia de usuario-- es más seguro.

 

El siglo XXI reta los límites humanos

Hace 20 años, un consumidor típico tenía una sola contraseña: para el correo electrónico, y usualmente eran 4 números, los cuales coincidían con su clave de cajero automático (PIN number). Hoy en día, un usuario digital crea una cuenta cada pocos días y la misma debe ser asociada con complejos esquemas de contraseñas. Para el 2020, algunos predicen, que cada persona tendrá al menos 200 cuentas en línea asociada con contraseñas únicas. De acuerdo a una encuesta recién, en 2015 al menos el 46% de los participantes ya contaban con 10 o más contraseñas.

A continuación, presentamos un resumen de los retos actuales de las contraseñas:

Un mundo más allá de las contraseñas

Los nuevos “arqueros” del mundo de la seguridad

A medida que los costos (tiempo, riesgos y, por supuesto, dinero) de la protección de contraseñas se incrementan, las organizaciones buscan implementar enfoques flexibles y basados en riesgos: requiriendo autenticación de usuario a un nivel de complejidad / fortaleza acorde con el valor de la transacción que se está realizando.

Mecanismos de autenticación

¿Le pareció útil este contenido?