Noticias

El Alumni Martin Supancic

revoluciona el sector inmobiliario con la realidad virtual

¿Te imaginas comprarte una casa utilizando la realidad virtual? Y no solo comprarla, pasear por ella, ver su diseño, comprobar el espacio… El Alumni Martin Supancic y su startup VR-Immersive están aplicando la tecnología de la realidad virtual inmersiva al mundo inmobiliario. El resultado es sorprendente.

Las mejores ideas de negocio surgen muchas veces de la casualidad, de la curiosidad y de estar en el lugar indicado en el momento justo. Eso es lo que le pasó a Martin Supancic. Asentado como asesor para una multinacional japonesa, a caballo entre Dusseldorf, Madrid y Londres su vida parecía resuelta y segura, pero su inquietud le llevó a buscar información sobre el mundo de las startups y del capital riesgo. Y ahí comenzó su aventura.

“En Dusseldorf acudía a muchos eventos donde la gente presenta sus ideas de empresa. En uno de ellos, estaba sentado al final de una larga mesa y justo a mi lado había un chico con una coleta larga, vaqueros y una camiseta, mientras los demás, incluyéndome a mí, íbamos vestidos con traje y corbata. Entonces pensé, o es un multimillonario y está aquí porque está buscando startups o él es una startup en sí mismo”.

La casualidad quiso que Martin Supancic se sentara al lado de Miguel Márquez, otro español, ingeniero de software, cuya idea de empresa iba a cambiar su vida para siempre. Con un portátil y con unas gafas Oculus Rift, Marquez mostró el potencial que la realidad virtual inmersiva podía tener en sectores como el inmobiliario, el turismo y el entretenimiento.

“Había oído hablar mucho de la realidad virtual pero no pensaba que me iba a sorprender tanto porque estás absolutamente inmerso, como si te trasladara a otra parte del mundo. Me pareció tan impresionante la experiencia que automáticamente mi cabeza comenzó a pensar en aplicaciones prácticas”. Juntos crearon la startup VR-Immersive.com

Imagínate comprarte una casa que aún no existe y poder caminar por ella, ver la puesta de sol desde tu terraza, sentarte en la cocina. Imagínate un partido de fútbol desde la primera fila, toda la perspectiva del campo en 360º, los vítores, el sofoco de los jugadores. Todo eso es posible gracias a la realidad virtual inmersiva, un nuevo término con el que pronto vamos a estar familiarizados.

Supancic lo vio claro y, a pesar de su reciente paternidad, decidió lanzarse a la aventura con su nuevo socio. “A finales de noviembre dejé la empresa japonesa y desde entonces me dedico a esto full time. Estamos invirtiendo dinero y tiempo pero vale la pena porque creo en el proyecto”. 

Deloitte, una buena escuela

Martin Supancic, Alumni desde 2004, recuerda su paso por Deloitte como una experiencia que le ha servido en su crecimiento profesional. “El espíritu de equipo, la filosofía de trabajo… hay algunas cosas que he heredado de Deloitte como no irme a casa hasta que estoy totalmente satisfecho con el trabajo. Sobre todo dos palabras: rigor y disciplina”.

Ante la aventura que supone emprender, Supancic da tres recomendaciones:  

  • La pasión es fundamental. Una startup requiere mucha implicación y tienes que estar convencido con el producto.
  • Un equipo complementario en el que te puedas apoyar. No te das cuenta de los obstáculos que pueden venir, por eso es muy importante tener un equipo que esté alineado con los intereses de la startup.
  • Salir de la zona de confort y encontrarte en una situación donde no cabe otra opción, tienes que salir adelante y luchar. El riesgo es la mayor motivación para que las cosas salgan bien. 

Realidad virtual y el sector inmobiliario, el nuevo escenario

¡Cuéntanos tu historia!
Did you find this useful?