Artículo

Encuentro Expansión -Deloitte sobre el PERTE VEC

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia 

Deloitte y Expansión han organizado un encuentro para analizar las oportunidades y los retos que plantea la aprobación del PERTE del Vehículo Eléctrico y Conectado (PERTE VEC) para la industria del automóvil.

El PERTE para el desarrollo del Vehículo Eléctrico y Conectado es el primero de esta tipología de proyectos que ha sido promulgado por el Gobierno de España. El objetivo fundamental que persigue este primer PERTE es garantizar la resiliencia de la industria del automóvil. Asimismo, también debe impulsar la inversión industrial en proyectos de innovación que posicionen a España como plataforma mundial en la producción de vehículos de emisiones cero de CO2 y en la fabricación de elementos clave para esos vehículos, como las baterías y el hidrógeno renovable.

Con el objetivo de reflexionar acerca de los retos que se plantean en torno a la ejecución de este PERTE, Deloitte y Expansión han organizado un encuentro que ha contado con la participación de destacados representantes de los sectores de la automoción, los componentes y la energía. En el encuentro, moderado por Jordi Llidó, socio responsable de Fabricación y Automoción de Deloitte, se han dado cita José María López-Galiacho, Global Head of Mobility de Acciona; Siridia Berenguer, directora de Desarrollos y Nuevos Negocios de Repsol; David Salvo, CEO de Power Electronics; José Luis López-Schümmer, Chief Representation Officer de Daimler para España, Portugal y Latam; Pedro Biurrun, subdirector de Expansión; Oliverio Álvarez, socio del Área de Regulación en Energía de Deloitte; y Josep Maria Serra, director general y corporativo de Ficosa.

Qué es el PERTE VEC

EL PERTE VEC debe ser una de las palancas tractoras del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. En palabras de Oliverio Álvarez, socio responsable del Área de Regulación en Energía de Deloitte, el PERTE VEC es "un instrumento de política energética y ambiental que alinea la producción industrial con el objetivo europeo de ser el primer continente climáticamente neutro para 2050". "Es esencial la transición a combustibles alternativos como la electricidad generada con fuentes renovables. Un adecuado desarrollo del PERTE VEC puede contribuir a ese objetivo”.

Impulso del I+D y del desarrollo de productos de valor añadido

El PERTE VEC centra sus esfuerzos en proyectos colaborativos que cubran todas las fases de la electrificación del vehículo: baterías, infraestructuras de recarga, telecomunicaciones y la conectividad del vehículo con infraestructura y usuarios.

En opinión de los expertos reunidos en el encuentro, solo a través de una visión holística de la industria se podrán alcanzar los niveles de I+D y desarrollo de productos de valor añadido necesarios para lograr cotas de productividad superiores y sostenibles a medio y largo plazo. Indudablemente, este es un elemento esencial para que los grandes grupos empresariales sigan invirtiendo en nuestro país.

Retos de la industria automovilística española

El sector de la automoción se está viendo gravemente afectado por la falta de abastecimiento de semiconductores y microchips, esenciales en esta nueva era de vehículo eléctrico y conectado. Esta situación ha puesto de manifiesto algunas de las debilidades de la industria europea por su dependencia en ciertos suministros.

A nivel europeo, la Alianza Industrial para los Procesadores y Tecnologías de Semiconductores, con la idea de fabricar el 20% de los semiconductores mundiales en 2030 en Europa, o la Alianza Europea de Datos industriales, edge y cloud son algunos de los planes lanzados para abordar esta situación.

En España, el Ministerio de Industria ha publicado una Manifestación de Interés para la participación en un proyecto europeo en el ámbito de la microelectrónica y las tecnologías de comunicación, bajo el mecanismo Proyectos Importantes de Interés Común Europeo. Para Jordi Llidó, “Proyectos dirigidos en este ámbito permitirían establecer aspectos diferenciales de competitividad de nuestra industria”.

Un PERTE para impulsar la colaboración y la movilidad del futuro

Uno de los aspectos sobre los que más han incidido todos los participantes en el encuentro ha sido la apertura y ampliación a nuevos actores que la transición a la producción del vehículo eléctrico y conectado va a generar en la industria. El PERTE del Vehículo Eléctrico y Conectado incorpora muchos aspectos relativos a la conectividad entre sectores. Unos sectores que deberán colaborar y trabajar juntos con uno objetivo común: desarrollar la cadena de valor del vehículo eléctrico y conectado.

Desde los fabricantes de automóviles, pasando por la cadena de suministro, los componentistas, la industria de la conectividad, las baterías eléctricas, los semiconductores y finalmente, la visión final del uso del dato y del sector de la venta de vehículos a través del plan MOVES.

Deloitte European Center for Recovery & Resilience

 

Volver al site