decision-recursos-propios-ue

Artículo

La Decisión sobre los recursos propios de la UE

Clave para acceder al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia

Tras la presentación de los planes nacionales de recuperación por parte de los Estados miembros de la UE, se espera que todos los países ratifiquen la Decisión sobre los recursos propios para desbloquear así los fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia.

La aprobación de los fondos de recuperación europeos vinculados al programa Next Generation EU continúa avanzando a buen ritmo. Aunque la urgencia por desbloquear las partidas presupuestarias puede generar cierta inquietud a nivel político, el plan de recuperación impulsado desde la Unión Europea es una realidad que no tiene vuelta atrás.

En este sentido, resulta evidente que se está desarrollando un esfuerzo institucional sin precedentes en la historia la Unión Europea. Nunca hasta ahora se había puesto en marcha un plan de inversiones del calibre del Next Generation EU y, muchos menos, se había planteado la posibilidad de un acuerdo comunitario para emitir deuda de forma sindicada.

Ahora que todos los Estados miembros de la Unión Europea han presentado ya sus planes nacionales de recuperación, la cuestión principal se centra en que los parlamentos nacionales que todavía no lo han hecho ratifiquen cuanto antes la Decisión sobre recursos propios. Esta ratificación por parte de todos los países de la UE es necesaria para desbloquear los recursos económicos que deben impulsar cada uno de los planes nacionales de recuperación presentados ante la Comisión Europea.  

La Decisión sobre los recursos propios, clave para acceder al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia

El Mecanismo de Recuperación y Resiliencia es el pilar más importante del paquete de estímulo Next Generation EU, con una dotación presupuestaria de 672.500 millones de euros en subvenciones y préstamos para frenar los efectos de la COVID-19. Para poder acceder al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, los Estados de la UE deben aprobar primero en sus parlamentos nacionales la Decisión sobre los recursos propios. Gran parte de los países miembro de la UE -entre ellos, Francia, Italia o España- han ratificado ya esta Decisión.

La aprobación resulta de vital importancia, ya que una vez que la Decisión sobre los recursos propios sea ratificada a nivel nacional por todos los países de la UE, se autorizará a la Comisión Europea a contraer temporalmente empréstitos en los mercados de capitales por un valor máximo de 750.000 millones de euros, a precios de 2018, para enfrentarse a las consecuencias de la crisis ocasionada por la COVID-19.

Además, con la ratificación de esta Decisión también se permitirá aumentar el importe máximo de los recursos que puede solicitarse a los Estados miembro, en un año determinado, para financiar el gasto de la UE. Precisamente, esta es la cuestión que marca el debate en muchos de los países donde todavía no se ha aprobado la Decisión.

Alemania muestra su apoyo al Plan de Recuperación Europeo

Uno de los países sobre los que más se ha hablado en relación con este proceso de aprobación ha sido Alemania, donde se había producido un conflicto judicial en torno a la ratificación de la Decisión sobre los recursos propios.

Aunque tanto el Bundestag como el Bundesrat habían dado su visto bueno a la legislación, un recurso presentado ante el Tribunal Constitucional alemán había retrasado su ratificación. Finalmente, el alto tribunal alemán ha expresado su rechazo a este recurso, allanando de esta forma el camino a su ratificación definitiva.

En este sentido, la decisión del tribunal germano supone un espaldarazo al plan de ayudas de 750.000 millones de euros diseñado por la UE, ya que se espera que la sentencia alemana acelere la ratificación en aquellos parlamentos donde la Decisión todavía no se ha votado. 

Reglamento del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia

Independientemente de la ratificación de la Decisión sobre los recursos propios, el acceso a los fondos previstos en el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia está condicionado también al cumplimiento de una serie de criterios recogidos en el Reglamento del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia.

Este reglamento estipula que solo los Estados miembros que se comprometan a respetar el Estado de derecho y los valores fundamentales de la Unión Europea podrán recibir fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia.

La Comisión Europea será responsable del seguimiento de la aplicación del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia. El Parlamento puede pedirle que comparezca cada dos meses ante sus comisiones pertinentes para debatir sobre el estado de la recuperación en la UE y la manera en que los Estados miembros están aplicando las metas y los objetivos.

En última instancia, la Comisión también pondrá a disposición de los Estados miembros un sistema integrado de información y seguimiento para proporcionar información comparable sobre cómo se están utilizando los fondos.

Deloitte European Center for Recovery & Resilience

 

Volver al site