Artículo

PERTE del vehículo eléctrico y conectado

Inversiones previstas para el PERTE del vehículo eléctrico

El Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) para el desarrollo del vehículo eléctrico y conectado contará con una inversión total de más de 24.000 millones de euros en el período 2021-2023.

El Gobierno de España ha aprobado el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) para el desarrollo del vehículo eléctrico y conectado. Este primer PERTE se concibe como una iniciativa integral sobre la cadena de valor industrial y tiene un objetivo claro: la creación de un ecosistema industrial para fabricar y desarrollar de manera integral el vehículo eléctrico y conectado en España.

Palancas estratégicas del PERTE para el desarrollo del vehículo eléctrico y conectado

El PERTE para el desarrollo del vehículo eléctrico y conectado se enmarca dentro de Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, de modo que los recursos procedentes de los fondos Next Generation EU se destinarán a reforzar la autonomía estratégica, la modernización, la descarbonización y digitalización del sector de la automoción. En este sentido, el PERTE deberá impulsar las siguientes palancas:

  • Garantizar la resiliencia de la economía española, particularmente la de la industria del automóvil
  • Impulsar la inversión industrial en proyectos de innovación que posicionen a España como plataforma mundial en la producción de vehículos de emisiones cero de CO2 y en la fabricación de elementos clave para esos vehículos, como las baterías y el hidrógeno renovable.
  • Ampliar la autonomía industrial de España, en coherencia con el marco europeo.
  • Cumplir con los objetivos de neutralidad climática en 2050.
  • Mejorar la competitividad del sector de la automoción, a través de modificaciones de aquellos marcos regulatorios en ámbitos como la logística, la digitalización o la capacitación profesional.

¿Cuál es el presupuesto previsto para el PERTE del vehículo eléctrico?

El PERTE para el desarrollo del vehículo eléctrico y conectado prevé una inversión total de más de 24.000 millones de euros en el periodo 2021-2023, con una contribución del sector público de 4.295 millones de euros y una inversión privada de 19.714 millones de euros.

Se espera que las medidas en el ámbito del impulso del proyecto transformador de la cadena de valor del vehículo eléctrico puedan generar una contribución al PIB entre el 1% y el 1,7%; y un impacto sobre el empleo que podría alcanzar los 142.000 empleos. Además, se prevé que para 2023 se pueden alcanzar los 250.000 vehículos eléctricos matriculados y que haya entre 80.000 y 110.000 puntos de recarga desplegados.

Inscripción en el PERTE

Una vez el PERTE se haya publicado en el BOE, las diferentes empresas interesadas podrán registrar las agrupaciones para participar en él. A partir del mes de septiembre, se iniciará el proceso de las convocatorias para poder recurrir a los fondos procedentes del Next Generation EU.

Deloitte European Center for Recovery & Resilience

 

Volver al site