Susana Romero

Vive Deloitte

Descubre la historia de Susana Romero

#DeloitteStories | Los fines de semana en la vela, entre diario en la Torre Picasso

Susana es asociada senior del área Fiscal de Deloitte Legal, concretamente se dedica a los proyectos de M&A. Esta es su presentación profesional. La extraprofesional nos desvela que es subcampeona de Europa y del mundo en vela, y que ha participado en unos Juegos Olímpicos y en unos Juegos del Mediterráneo, consiguiendo en estos últimos la medalla de bronce. Ahora, encuentra en el mar la forma de recargar pilas tras una semana de trabajo y aprendizaje en el Despacho.

En Deloitte tienes la oportunidad de compartir experiencias con muchísima gente, no solo de tu departamento, sino de distintas líneas, incluso de otros países.

¿Cómo es trabajar en Deloitte?

Para mí describir Deloitte es un poco complicado porque al final son muchas cosas. Deloitte es un mundo apasionante. Tienes la oportunidad de compartir experiencias con muchísima gente, no solo de tu departamento, sino de distintas líneas, incluso de otros países. Al final tienes clientes multinacionales que necesitan asesoramiento en España y en otros países, y para mí trabajar en eso es apasionante porque comparto experiencias y conocimientos con personas de muchísimos sitios.

Y luego también para mí lo importante de Deloitte es lo que aprendes día a día; es un mundo de aprendizaje constante. Entras sabiendo prácticamente nada y yo, a día de hoy, me doy cuenta de que he aprendido muchas cosas.

¿Qué es para ti lo más importante de trabajar en Deloitte?

A nivel personal, que para mí es lo más importante, Deloitte me ha dado la oportunidad de conocer a muchas personas de las cuales hoy en día muchos son grandísimos amigos. Y a nivel profesional, es lo que aprendes cada día. Es un mundo en continuo cambio. Aprendes muchísimo porque ves cosas distintas todos los días. Creo que creces exponencialmente como profesional.

Además, en el Despacho tenemos muchos cursos de actualización. Al final las leyes son cambiantes, así que tenemos muchos cursos para mantener a todos los profesionales al día. Y luego a nivel Firma, se organizan muchos cursos que te ayudan a contactar y conocer personas de otros departamentos, líneas y geografías, tanto de España como a nivel internacional.

Pasarás unos días mejores, otros peores, pero yo ya estoy empezando mi octavo año y es como si hubiese entrado ayer al curso de onboarding. Entiendo que eso significa que estoy muy contenta.

Compaginarlo con la vela quizá es un poco duro, pero bueno, sarna con gusto no pica. Me encanta ir a navegar y me encanta trabajar en Deloitte. Nada es imposible, todo se puede compaginar. Además, ahora tenemos muchas opciones de trabajo en remoto y opciones de flexibilidad que te dan más libertad para compaginarlo.

Así pues, aunque pueda sonar repetitiva, lo mejor es el apoyo de mis compañeros, mis jefes y todas las personas que me rodean. Al final, en Deloitte aprendes mucho, pero Deloitte son las personas.

Personas que han influido en mi carrera son muchísimas, pero yo por ejemplo trabajo mucho con un socio que fue quien me contrató en su momento y que ha marcado un antes y un después en mi vida profesional.

Y luego, hay mucha gente que me apoya en mi día a día y a seguir creciendo dentro de la Firma.

¿Con qué tipo de equipos trabajas en Deloitte?

Al final trabajar en Deloitte implica que muchos clientes contratan proyectos multidisciplinares, es decir, que no solo quieren un asesoramiento fiscal, sino que también quieren un asesoramiento de temas financieros o de temas de tecnología.

Por ejemplo, en temas de M&A, cuando un cliente quiere que le hagamos una revisión de una compañía que quiere comprar, no solo quiere que le miremos si los impuestos están bien, sino que también busca asesoramiento en temas financieros, aspectos laborales, mercantiles, etc. Eso implica que al final todos trabajemos en un mismo equipo y que estemos involucradas personas de distintas líneas. Es estupendo porque aprendes temas de carácter fiscal, que es mi área, pero también te da un poco de visibilidad y conocimiento sobre otras áreas. Obviamente no voy a ser ninguna experta mercantilista, pero por lo menos me suenan las cosas.

Para mi Deloitte ahora mismo es una parte muy importante de mi vida. Aquí tengo grandísimos amigos y compañeros con los que fuera de la oficina también me veo. Creo que me ha ayudado mucho no solo en mi vida profesional, que desde luego creo que estoy creciendo muchísimo, sino en mi vida personal. Así que, en mi opinión, que nadie deje escapar la oportunidad de trabajar aquí porque yo estoy super agradecida de haber entrado en Deloitte.