Infraestructura

Ideas

Mercado de Infraestructuras: Oportunidades y alternativas de financiación

Dentro de lo heterogéneo que es Latinoamérica, en líneas generales existe una brecha en materia de infraestructuras de primera necesidad. Ante esta necesidad, muchos países han optado por la financiación privada de infraestructuras mediante esquemas de colaboración público privada (CPP, o de sus siglas en inglés PPP), los cuales les permiten llevar a cabo pipelines ambiciosos en entornos de restricción presupuestaria.

Para que un programa de PPP tenga éxito es necesario que se cumplan principalmente tres requisitos: (i) un marco institucional, legal y operativo de PPPs, (ii) apertura a participantes internacionales de forma que haya competencia e intercambio de conocimiento y (iii) un mínimo desarrollo del sector financiero.

Las entidades multilaterales cómo Banco Mundial (BM), Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Corporación Andina de Fomento (CAF) están contribuyendo significativamente al desarrollo de esquemas de PPP en América Latina asesorando a los gobiernos en la definición de un marco regulatorio e institucional propicio para el desarrollo de PPPs. Al mismo tiempo, todas ellas cuentan con equipos específicos destinados a la financiación de los proyectos, que actúan como catalizadores de la inversión privada.

Chile, México, Brasil, Colombia y Perú han sido capaces de desarrollar grandes programas de infraestructuras bajo esquemas PPPs. Estos pipelines han captado la atención de los grandes sponsors industriales a nivel internacional, siendo en algunos casos los grandes grupos constructores españoles líderes en inversión extranjera. No obstante, los márgenes son muy acotados, sirva como referencia que el margen de las actividades de construcción a nivel internacional es del 5% (Global Powers of Construction 2017, Deloitte) y esta es una de las principales actividades en el negocio concesional. La baja rentabilidad obliga a ser muy selectivos a la hora de asumir riesgos. Por lo tanto, es necesario contar con proyectos bien estructurados, con un reparto de riesgos entre público y privado bien diseñado, para conseguir que un proyecto sea bancable y genere atractivo comercial.

El contar con sector financiero suficientemente desarrollado es un punto crítico para poder financiar grandes planes de infraestructuras mediante esquemas PPPs. Habitualmente en distintos países de Latinoamérica se han financiado las primeras experiencias en materia de PPPs complementando la banca nacional con la banca internacional. Esto no es suficiente para abordar grandes planes de infraestructura, que requieren de un desarrollo del sector financiero con una mayor profundidad y por tanto es esencial la presencia de inversores institucionales, vía mercado de capitales, a través de bonos, y vía vehículos de inversión, a través de por ejemplo fondos de deuda.

Cabe destacar, que los distintos stakeholders que participan a lo largo del ciclo de la financiación privada de infraestructuras cada vez tienen más presente la necesidad de que los proyectos deben ser sostenibles y socialmente responsables. En los últimos años se ha venido hablando de proyectos “Green” y en relación con ellos han surgido fondos que sólo financian/invierten en este tipo de proyectos e iniciativas de financiación como los Green Bonds. El calificativo “Green” es relativamente sencillo de asignar ya que son proyectos que pertenecen a determinados sectores: energías renovables, saneamiento, etc. La tendencia actual va más allá y busca evaluar la sostenibilidad y ética de proyectos en función de los factores ESG (Environmental, Social and Governance), independientemente de cual sea el sector al que los proyectos pertenezcan. En este sentido, las principales calificadoras están trabajando en definir unos estándares para poder asignar un rating a cada proyecto en función de estos criterios. La necesidad de que las infraestructuras sean socialmente responsables es hoy en día ya un factor que se tiene en cuenta a la hora de diseñar, financiar e invertir en proyectos de infraestructura en Latinoamérica.

Artículo elaborado por Pablo Sebastián, gerente de Financiación de Infraestructuras & APPs de Financial Advisory, durante su participación en el Foro Latibex 2018.