Análisis

The Residential Development Handbook

El mercado residencial español se encuentra en un momento de crecimiento y las perspectivas para los próximos ejercicios son buenas.

La solidez de la economía española con crecimientos del PIB esperados para los próximos años por encima del 2%, sitúan a nuestro país en un entorno macroeconómico favorable para sustentar un escenario de crecimiento sostenible. La reducción de la tasa de desempleo, con la creación de más de 1,2 millones de puestos de trabajo en los últimos cuatro años, ejercen de pilares de estabilidad para apuntalar la recuperación económica y del sector.

Además, cabe destacar que hay cerca de 21 millones de personas situadas en la franja de edad, entre los 25 y 55 años, que son considerados potenciales compradores de viviendas.

En este contexto socioeconómico favorable podemos hablar de que la recuperación del sector de promoción residencial es sólida, aunque es y previsiblemente seguirá siendo, heterogénea entre ubicaciones.

Los niveles de transacciones de viviendas y precios muestran una sólida recuperación desde mínimos pero, pese a la mejora de las cifras, todavía hay recorrido tanto respecto a los niveles máximos de 2007 como en relación con el resto de Europa. Nos encontramos en un contexto en que destacan la reducción de stock de viviendas, la escasez de oferta en determinadas ubicaciones y una demanda creciente.

El año 2017, a falta de cifras de cierre oficiales, se espera que sea uno de los mejores ejercicios en transacción de viviendas desde la crisis. Se estima que el volumen transaccionado ronde las 500.000 viviendas, de las cuales aproximadamente 85.000 serán de obra nueva.

El conocimiento local del mercado es una de las claves de éxito. DTTL Observatory analiza más de 2.000 promociones en curso con el objetivo de identificar hotspots - puntos calientes con crecimiento en precios y demanda - atractivos para el inversor. 

The Residential Development Handbook

Inversores y promotoras

El suelo es un activo que ha cobrado gran relevancia y atractivo. Desde el punto de vista de inversión, España es un destino que sigue ofreciendo oportunidades de generar gran valor para los inversores.

Los inversores siguen muy activos invirtiendo a través de diversas estructuras, dependiendo de su aproximación al mercado y del grado de maduración de su estrategia de salida: compras de activos, alianzas, adquisición de portfolios, operaciones corporativas o salidas a Bolsa.

Tras los años de crisis el número de promotoras se ha visto reducido notablemente. Nos encontramos aun así con un sector atomizado que tiende a la concentración, previsiblemente a través de operaciones corporativas, en busca de tamaño, relevancia y liquidez, teniendo como referencia el modelo francés e inglés, en los que la promoción residencial es un negocio industrializado. 

Retos y tendencias del sector

Nos encontramos en un sector que tiende a la industrialización y la digitalización en que el producto y el cliente son fundamentales.

Entre los principales desafíos a los que se enfrenta el sector destacan la escasez de suelo finalista – lo que hace necesaria la inversión en suelo en gestión en ubicaciones seleccionadas -, la agilización de los tiempos en la concesión de licencias y la actual inflación en los costes de construcción.