El futuro del seguro de salud en España

Artículo

El futuro del seguro de salud en España

Retos y perspectivas del sector asegurador de salud

Los cambios en las necesidades médicas del ciudadano seguirán reforzando la importancia del seguro de salud en el actual ecosistema sanitario. En este contexto, desde Deloitte hemos elaborado el informe "Reflexión sobre el futuro del negocio asegurador de salud" para analizar los retos futuros del sector y ayudar a las compañías de seguros en sus procesos de transformación.

El Sistema Nacional de Salud (SNS) se enfrenta a una serie de desafíos sociodemográficos que están incrementando las listas de espera y la saturación del sistema. El envejecimiento de la población, que experimentará un aumento de seis puntos porcentuales en el número de personas mayores de 50 años entre 2022 y 2050, el crecimiento de la población que padece enfermedades crónicas con una de cada tres personas que padece algún tipo de enfermedad crónica y la mayor concienciación por la salud tras la pandemia, unido a otros factores, incrementarán la demanda de servicios sanitarios y, por tanto, el gasto sanitario en el futuro. Concretamente, el estudio estima que el gasto sanitario público en relación con el PIB crecerá en aproximadamente +2 p.p. entre 2019 y 2040. Asimismo, el gasto sanitario público per cápita en España no dejará de crecer, multiplicándose por 1,5 en el mismo periodo.


En este contexto, las aseguradoras de salud como proveedores de cobertura médica accesible y de calidad han incrementado el número de asegurados en un 14 % desde 2019 (y en un 36% en la última década). El incremento en el uso del seguro privado de un mayor número de asegurados unido a situaciones como la actual oferta de producto, la escasez de profesionales médicos y la concentración de hospitales privados también está tensionando los servicios ofrecidos por el sistema privado. Por este motivo, resulta esencial segmentar y evolucionar la oferta para ofrecer un servicio basado en valor, que sea diferencial, de calidad y sostenible.

Reflexión sobre el futuro del negocio asegurador de salud

Perspectivas sobre el negocio asegurador de salud a 2025

A pesar del crecimiento en primas esperado en el corto y medio plazo, el informe revela que el ratio combinado del sector ascenderá hasta el 93,5% (frente al 92,9% de 2021 y el 94,3% de 2023) debido al incremento de los costes siniestrales y de los gastos de adquisición por el mayor protagonismo de canales con mayor comisionamiento.


El crecimiento en primas esperado se deberá en parte al esfuerzo de las aseguradoras por evolucionar su oferta con servicios de valor añadido que incremente el valor percibido por el asegurado. Para ello, las aseguradoras se apalancarán en la digitalización de la oferta (que empoderará al usuario asegurado con un mayor control sobre su propia salud) y la personalización a través de la explotación del dato. En este contexto, las alianzas con proveedores sanitarios y empresas tecnológicas jugarán un rol clave para integrar las capacidades necesarias para evolucionar la oferta por parte de las aseguradoras.

 

Escenarios de evolución del negocio asegurador de salud

El modelo del negocio asegurador de salud se está viendo impactado por diferentes tendencias disruptivas que afectarán de manera estructural a su evolución, como la fragmentación de la cadena de valor, los cambios en el estilo de vida o la potencial aparición de nuevos players en el mercado, entre otros.

Para reflexionar sobre su futuro, hemos analizado más de 60 tendencias con impacto en el sector, categorizándolas en función de su impacto e incertidumbre.

Concretamente, en el informe hemos identificado 7 certezas sobre la evolución del sector que motivan su necesidad de transformación:

  • La tensión del SNS y el incremento de las listas de espera en la prestación asistencial.
  • El crecimiento del segmento senior y de las nuevas necesidades.
  • ESG en el seguro y concienciación ambiental del paciente.
  • La hiperpersonalización de la oferta en base a la mayor disponibilidad de datos.
  • La gestión de la salud vs la gestión de la enfermedad.
  • Las alianzas para la captura de nuevos asegurados y la mejora de la propuesta de valor.
  • La digitalización y automatización de procesos, productos y servicios.

El proceso de transformación al que se enfrenta el negocio asegurador de salud supone una oportunidad para reflexionar sobre el futuro: ¿cuáles serán las fuerzas que impactarán en el negocio?, ¿qué implicaciones transformacionales tendrán?, ¿cómo acelera el proceso de transformación el actual entorno?

Para responder a estas preguntas y que las compañías puedan anticiparse a los cambios venideros con éxito, en base a las tendencias de mercado, hemos identificado dos dimensiones críticas para el negocio por la elevada incertidumbre e impacto que generan: la universalización del seguro de salud (apuesta por el seguro privado vs provisión pública) y la propiedad de la relación con el usuario (aseguradoras vs otros players). La combinación de estas dos dimensiones críticas o fuerzas de cambio nos ha permitido definir los siguientes 4 escenarios sobre el futuro del negocio asegurador de salud en España:

Las aseguradoras se sitúan como el player clave para el ciudadano en el ecosistema sanitario en un contexto en el que la gran mayoría de la población considera necesario contar con un complemento a la provisión pública.

Los nuevos entrantes aprovechan su ventaja competitiva en costes y datos para captar cuota de los nuevos usuarios asegurados, arrebatando potencial negocio a las aseguradoras.

Las aseguradoras continúan controlando la relación con el paciente de forma mayoritaria, en un contexto donde la gran mayoría de los ciudadanos recurren al SNS, y las aseguradoras se focalizan en el segmento más premium de la sociedad.

Las aseguradoras pasan a un segundo plano como prestadores de servicios puntuales por la fortaleza del SNS y la mayor relevancia de los nuevos players no aseguradores que comercializan servicios y se convierten en los orquestadores de los ecosistemas de Salud.

Nuestra visión sobre la transformación del sector asegurador de salud

Independientemente de los escenarios y del posicionamiento concreto de cada aseguradora, el estudio identifica siete grandes retos relacionados con los nuevos paradigmas tecnológicos, el asegurado, los partners y el talento que transformarán el sector y al que todas las aseguradoras deberían de dar respuesta:

  1. Los nuevos paradigmas tecnológicos en la prestación y gestión de la provisión sanitaria, en la distribución y en los procesos aseguradores.
  2. La segmentación de la oferta para cubrir las necesidades demandadas por la sociedad o insatisfechas por el SNS con productos más premium que aporten un mayor valor añadido.
  3. Aprovechamiento del dato para la gestión del riesgo y la hiperpersonalización de la oferta.
  4. Mayor integración con otros players / sectores para lograr propuestas de valor diferenciales mediante alianzas y ecosistemas.
  5. Fortalecimiento de la relación con los proveedores sanitarios para garantizar la sostenibilidad de la provisión privada con un servicio de calidad y diferencial.
  6. Apuesta por el talento que permita desarrollar las capacidades necesarias para acometer la transformación (Workforce Transformation).
  7. Mayor agilidad y capacidad de adaptación a través de la innovación para ser capaces de cubrir las nuevas necesidades de los asegurados.