Estudio NextGen 2018

Publicaciones

Solo 1 de cada 4 empresas familiares cuenta con una estrategia sólida de transformación digital

Estudio NextGen 2018

A pesar de que las tecnologías digitales han reforzado el desarrollo de negocio en los últimos años, únicamente el 26% de los directivos de la próxima generación de empresas familiares ha establecido una estrategia sólida de transformación digital, que permita evolucionar de una organización tradicional a una digital. Un 35%, no obstante, ha definido en su empresa una estrategia, aunque es relativamente reciente.  

Estas conclusiones se desprenden del estudio de Deloitte ‘La nueva generación de empresas familiares: análisis de los ecosistemas de negocio’, en el que han participado 575 directivos de la próxima generación de empresas familiares en la región de Europa, Oriente Próximo y África (EMEA).

Digitalización: una oportunidad de aceleración

Las empresas familiares todavía perciben la tecnología como una herramienta de mejora operativa que, según el 45% de los participantes en el estudio, permite mejorar los procesos.

Fernando Vázquez, socio responsable de Empresa Familiar de Deloitte, señala que “todavía un elevado número de empresas familiares están adaptándose al ecosistema digital, lo que les impide aprovechar las numerosas ventajas derivadas de la innovación. La adaptación a las nuevas tecnologías es uno de sus principales retos”.

Asimismo, la nueva generación de directivos de empresas familiares considera que es más consciente del impacto de la digitalización que otros miembros de su familia que participan activamente en su empresa. Estos, a su vez, se consideran más conscientes que aquellos familiares que no participan activamente.

Ecosistema de negocio

Aunque para muchas empresas familiares las relaciones empresariales se han limitado a unos cuantos interlocutores en el mismo sector, como proveedores y clientes, el panorama de negocio cambiante ha redefinido este ecosistema de negocio, incrementando exponencialmente el número de interacciones empresariales.

En este sentido, el 65% de la nueva generación de directivos de empresas familiares ha incrementado sus intercomunicaciones con terceros a lo largo de los tres últimos años.

Asimismo, el 56% de los directivos afirma que los ecosistemas de negocio son una oportunidad de crecimiento de su negocio, lo que se reafirma en que solo el 32% aprecia que estos puedan perjudicar la sostenibilidad de la empresa familiar y en que el 50% de los directivos de empresas familiares afirma que estos ecosistemas permiten innovar más allá de sus capacidades individuales.

Para Fernando Vázquez, socio responsable de Empresa Familiar de Deloitte, “el desafío de las empresas familiares en la actualidad consiste en aprender a prosperar en los ecosistemas de negocio fluidos y rápidamente cambiantes en que participan, así como preservar al mismo tiempo la identidad de la empresa, la cohesión y los valores de la familia”.

Combinaciones de negocios

Durante los 3 años previos a la realización del estudio, las adquisiciones han sido, para el 46% de los directivos participantes, el tipo más común de combinación de negocios. A estas, le siguen las alianzas estratégicas, con un 33%.

Los tres factores que han impulsado las combinaciones de negocios son: eficiencias de escala (40%), oportunidades de penetración en nuevos mercados (35%) y acceso a innovaciones tecnológicas o productos y servicios (30%).

Respecto a qué combinaciones de negocios consideran los directivos participantes de la encuesta que se produzcan en los próximos 3 años, las adquisiciones, en un 38%, y las alianzas estratégicas, en un 22%, ocupan la primera y segunda posición, respectivamente.

¡Quiero el informe!