Encuesta a Millennials y  a la Generación Z

Publicaciones

Encuesta Global 2024 a Millennials y Generación Z 

Los jóvenes españoles siguen preocupados por su situación económica, mientras la IA genera incertidumbre e influye en las decisiones profesionales y perspectivas laborales.

Deloitte ha entrevistado, para su nueva edición del informe ‘Deloitte Global 2024 Gen Z & Millennial Survey, a más de 22.800 jóvenes de 44 países con el objetivo de profundizar acerca de sus preocupaciones, su actitud acerca del trabajo, su opinión sobre el posible impacto de la inteligencia artificial en el empleo y cómo se sienten respecto al mundo que los rodea.

Los participantes del estudio se muestran cautelosamente optimistas cuando se les pregunta por la economía y sus finanzas personales. Casi un tercio de la Generación Z (32 %) y los millennials (31 %) creen que la situación económica de su país podría mejorar. En cuanto a sus finanzas personales, el 48 % de la Generación Z y el 40 % de los millennials espera una mejora.

Sin embargo, el 30 % de la Generación Z y el 32 % de los millennials se sienten financieramente inseguros y más de la mitad de ambos grupos viven al día. Esta sensación de incertidumbre se extiende a la situación política y social en los países con elecciones cruciales.

En España, los GenZ y millennials, se muestran algo más optimistas sobre las perspectivas sociales y económicas que el resto de los jóvenes a nivel global, pero siguen preocupados por su futuro. Menos de un tercio de los centennials (25 %) y el 19 % de los millennials cree que la situación económica mejorará en el próximo año, un porcentaje mayor a la edición pasada. Respecto a su situación financiera personal, casi la mitad de los miembros de la Gen Z (47 %) y cuatro de cada diez millennials (38 %) espera que mejore en los próximos 12 meses.
 

Un trabajo con propósito

La mayor parte de los encuestados de la Generación Z (86 %) y los millennials (89 %) dice que tener un sentido de propósito es importante para su satisfacción y bienestar laboral. Tres cuartas partes de ambas generaciones cree que el compromiso comunitario y el impacto social de una organización es un factor importante al considerar un posible empleo. Sin embargo, son menos optimistas sobre el impacto de las empresas en general, lo que revela una brecha entre lo que los encuestados creen que las compañías son capaces de hacer y lo que hacen realmente.

En España, casi nueve de cada diez millennials (87 %) y GenZ (84 %) expresa que el propósito de sus organizaciones es importante para su satisfacción laboral y se muestran más dispuestos a rechazar trabajos o empleadores que no se alineen con sus valores.


La sostenibilidad ambiental

La sostenibilidad es una de las principales preocupaciones para el 62 % de la generación Z y el 59 % de los millennials. Ambas generaciones son activas a la hora de tomar medidas para limitar su impacto ambiental; quieren que los gobiernos presionen a las empresas para que adopten más medidas climáticas y que las compañías ayuden a los consumidores a tomar decisiones más sostenibles.

El desafío social estriba en proteger el medio ambiente y los encuestados consideran que las empresas pueden impulsar el cambio. Dos de cada 10 miembros de la Generación Z y los millennials ya han cambiado de trabajo o sector para alinear mejor su trabajo con sus valores ambientales, y otra cuarta parte de ambos grupos planea hacerlo en el futuro.

Los jóvenes españoles también muestran una gran preocupación por el medioambiente. Seis de cada 10 miembros de la GenZ (58 %) dicen haberse sentido preocupados por este tema en el último mes. Los millennials también manifiestan esta inquietud, pero en menor medida (41%). El 77 % de los españoles de ambas generaciones considera que las organizaciones deben de tomar decisiones más sostenibles para minimizar el impacto en el medio ambiente.


El reto de la inteligencia artificial

Las percepciones positivas sobre la inteligencia artificial generativa (GenAI) aumentan con la práctica, pero también las preocupaciones sobre sus consecuencias. Los jóvenes se sienten inseguros acerca de esta tecnología y el impacto potencial en sus carreras. Sin embargo, los que la utilizan con frecuencia en el trabajo son más positivos y propensos a creer que les permitirá liberar tiempo, mejorar su forma de trabajar y les ayudará a conciliar mejor su vida personal y laboral.

Respecto a sus empleadores, muchos no creen que estas generaciones se estén preparando adecuadamente, pero más de un tercio de la Generación Z (38 %) y los millennials (36 %) planean participar en formaciones sobre GenAI dentro de los próximos 12 meses.

La incertidumbre en torno a la inteligencia artificial es una tendencia global que también se observa en España, donde también las percepciones positivas aumentan con el uso de esta tecnología. Al igual que en otros países, los jóvenes muestran una preocupación por el impacto de la IA en sus carreras y en la naturaleza de sus trabajos. Este factor es especialmente relevante para los centennials, que consideran que deberían elegir carreras menos vulnerables a la automatización.


Equilibrio entre vida personal y laboral y la flexibilidad

La conciliación sigue siendo primordial, tanto para la Generación Z como para los millennials, y encabeza su lista de prioridades. La vuelta al trabajo presencial y los modelos híbridos han arrojado resultados mixtos. Algunos encuestados creen que tiene beneficios como un mejor compromiso, conexión, colaboración, rutina y estructura en el trabajo, mientras que otros experimentan un mayor estrés y una menor productividad.

Este factor es crítico para las nuevas generaciones, por lo que el deseo de flexibilidad está aumentando la popularidad de los modelos de empleo menos tradicionales.


Preocupación por la salud mental

El análisis de las respuestas revela que alrededor de la mitad de la Generación Z (51 %) y los millennials (56 %) califica su salud mental como buena o extremadamente buena. Los niveles de estrés han mejorado ligeramente desde el año pasado, pero siguen siendo altos para el 40 % de la Generación Z y el 35 % de los millennials. Entre los factores de estrés más citados se encuentran las preocupaciones financieras y el bienestar familiar, junto con factores relacionados con el trabajo, como las largas jornadas laborales y la falta de reconocimiento.

Los jóvenes españoles sufren unos niveles de estrés altos y solo alrededor de la mitad de los encuestados dice que su salud mental es buena o extremadamente buena. Afortunadamente, el informe muestra una mejora significativa en los niveles de estrés de los millennials, ya que la cifra de personas que los sufren se ha reducido al 29 %, frente al 42 % del año anterior. Esta mejora no se ha visto en la Generación Z con un 42 % que afirma sentir ansiedad y estrés, cifra muy similar a la edición anterior (43 %).
 

Global 2024 Gen Z & Millennial Survey’