Creatividad Digital

Análisis

¿Cómo promover la creación de ideas?

Concepto, componentes, impacto y claves

Cualquier compañía tradicional necesita de la creatividad digital, que actualmente está asociada a las startups, nativas digitales.

Sin embargo, para poder crear ideas exitosas en el ecosistema digital es preciso que todas las empresas tengan en cuenta conceptos clave.

Porque la creatividad digital se ha convertido en un arma imprescindible para las compañías que les anima a salir de la ‘zona de confort’ o negocio tradicional de forma imperativa: o lo hacen, o peligra su viabilidad.

Por otro lado, la creatividad es el germen de las startups. El semilla es la idea y, además, al ser nativas digitales, resuelven los retos del nuevo consumidor de una manera más ágil e innovadora, lo que les hace posible competir con las grandes corporaciones o, por lo menos. que estas las tengan en su punto de mira.

¿Qué diferencia hay entre creatividad digital e innovación digital?

Suelen confundirse o se habla indistintamente de estos dos conceptos, como si fueran lo mismo, y, por supuesto, no es así:

  • Creatividad digital: proceso mental que genera ideas o conceptos nuevos para solucionar cualquier problema en el ecosistema digital
  • Innovación digital: aplicación con éxito de la idea o concepto, haciendo que sea de utilidad o bien que genere un beneficio

Básicamente, la creatividad es el ‘qué’, el concepto, por lo que el proceso que pone en marcha esta idea es la innovación, el ‘cómo’. “La creatividad es pensar en cosas nuevas, la innovación es hacerlas”, según explicó Theodore Levitt, economista creador del concepto globalización y profesor de Harvard.

¿Cuáles son los tres componentes de la ‘creatividad digital’?

Es imposible entender la ‘creatividad digital’ sin comprender, analizar y ver una sociedad formada conjuntamente tanto por el ámbito analógico como el tecnológico. Porque es vital comprender y estar al día de la tecnología, ya que es uno de los ingredientes principales para el pensamiento creativo. Además, la rapidez con la que se desarrollan y adaptan los avances tecnológicos hace que la sociedad y las empresas cambien constantemente y tengan que enfrentarse a nuevos retos.

Componentes de la ‘creatividad digital’:

  • Experiencia: conocimiento técnico e intelectual sobre un sector, industria o colectivo concreto
  • Pensamiento divergente: ocurre de forma espontánea, de manera que muchas ideas son generadas en un corto período de tiempo y estas conexiones inesperadas son dibujadas en nuestra mente. Suelen ser organizadas y estructuradas, usando, por ejemplo, mind maps
  • Motivación: combustible que pone a trabajar a la persona y le permite sobreponerse a las dificultades

¿Qué impacto tiene la creatividad y la innovación digital?

La creatividad no comienza ni termina con el marketing. Un ejemplo es el Festival Internacional de Creatividad Cannes Lions -dirigido a aquellos que trabajan en áreas de comunicación creativa, publicidad y temas relacionados-, que muestra evidencias de cómo las empresas que han fomentado la creatividad han conseguido trasladarlo a resultados empresariales, tal y como lo recoge James Hurman en su libro:

- Año 2000: Sony fue nombrado anunciante del año y la revalorización de sus acciones aumentó en más de un 200%.

- Año 2002: Swatch fue nombrado anunciante del año; ese año duplicó su valor en bolsa.

Y así una larga lista de ganadores de este festival, que demuestran un patrón que conecta a los ganadores, ya que todos los triunfadores entre 2000 y 2015 habían conseguido el galardón a la mejor publicidad, por lo que se establece como clave en la orientación de la organización: ser creativos e innovar, que es el modo de hacerlo posible. Los líderes de estas compañías crearon una cultura de innovación que se extendió a los valores, productos y todas las operaciones cotidianas de las empresas. Como resultado, los clientes e inversores respondieron.

¿Cuáles son las claves para fomentar la generación de ideas creativas en un mundo cada vez más digital y provocar la innovación?

  • Generar ideas, aunque puedan parecer raras, e incluso inspirarse en ideas de otros. En cuestiones de creatividad digital, hay muchos recursos: blogs, vídeos, foros, redes sociales…
  • Eliminar supuestos, mezclar ideas y aprovechar errores
  • Para elegir la idea, tener claro su objetivo, ser pragmático, valorar lo simple y limitar los tiempos
  • Ser novedoso, sustituir, combinar, eliminar, cambiar, magnificar…
  • No confundir idear con cambiar todo y aceptar que otros tengan ideas
  • Escucha, aprende, interactúa y experimenta. Busca ser distinto y resiste las críticas
  • Desconectar, de vez en cuando, del mundo digital, ya trastoca la visión de las cosas. De esta forma es posible situar el foco y ver la idea desde otro contexto para ver si funciona

Artículo escrito por Joaquín Cerrolaza, gerente de Deloitte Digital - publicado el 7 de agosto de 2017 por el Instituto de la Economía Digital de ESIC