Artículo

Tecnología y retail se dan cita en el "big show" de Manhattan

National Retail Federation - NRF 2018

Artículo de opinión escrito por Antonio Ibáñez, socio de Deloitte Digital

El National Retail Federation (NRF 2018) es una cita anual altamente recomendable para todos los retailers independientemente del sector de actividad y de su grado de digitalización

Me tengo que declarar “adicto” al evento que cada año en enero organiza la National Retail Federation en la ciudad de New York. Seguramente influye el número de veces que he ido, que el escenario sea Manhattan y que, para mí, se convierte en una fuente de estudio y trabajo durante varios meses. No olvido la intervención de Colin Powell en el NRF 2016, que sin tener demasiado que ver con retail, es una de las ponencias que más me han impactado en directo. 

Sí, BIG SHOW, es un nombre totalmente acertado. Se autodefinen como el mayor evento de retail del mundo, luchando mano a mano con el World Retail Congress que, por cierto, este año se celebra en Madrid. Más de 35.000 asistentes, 600 expositores, 95 nacionalidades, cientos de presentaciones, Q&A y seminarios concentrados en 3 días. Sin duda, “BIG”. Puro concepto americano, con ponentes como James Curleigh, presidente de Levis, entrando en bicicleta hasta el escenario, estrellas de futbol americano como Phil Villapiano firmando balones a los visitantes y robots semi-androides paseándose por los pasillos. Sin duda, “SHOW”.

Pero más allá de eso y en lo que respecta al contenido del encuentro, hay un mensaje que cada año va calando cada vez más: la necesidad de los retailers de adoptar tecnologías disruptivas si quieren seguir siendo relevantes en la cabeza de los compradores “digitales”.

Durante el 2017 y debido a los resultados de la campaña navideña del 2016, se habló mucho de Retail Apocalypse. El NRF Big Show, tal y como refleja en unos de sus artículos Jon Reed, lanza un mensaje nuevo: no al “apocalypse”, sí al “replatforming” y a la convergencia de la tienda física con el canal online. Se trata de un mensaje alentador y a la vez de una clara llamada a la acción, en un contexto positivo para la industria a la luz de los principales indicadores macroeconómicos y, esta vez, a los resultados positivos del final de campaña del 2017.

El nuevo consumidor digital

En todos los foros de retail, y también con intensidad en los concernientes a moda, se habla del nuevo consumidor digital, conectado, social, multicanal... Es difícil predecir el comportamiento del consumidor pero sí que parecen dibujarse tendencias. Recientemente hemos identificado en un estudio de consumidores generación Z o centennials (aquellos que nacieron a partir de 1995), el apetito que presentan a visitar tiendas físicas en grupos de 3 a 8 personas. Parece que su motivación es “mirar escaparates”, es decir, ver en vivo el producto y valorarlo en grupo para posteriormente, en un porcentaje elevado, o no consumirlo o consumirlo vía e-commerce.

La tecnología, eje del National Retail Federation

En el BIG SHOW se pone de manifiesto la existencia de varios ejes tecnológicos que tienen como propósito principal mejorar la experiencia del consumidor actual y futuro y, por tanto, convertir o vender más e, incluso, algunos de ellos hacerlo también de manera más eficiente. Entre dichos ejes destacan IoT, robotics, Artifical Intelligence, Conversational Commerce, Augmented y Virtual Reality, integración del móvil en las operaciones y trabajo de los empleados, soluciones multicanal y nuevos medios de pago. Resulta complejo priorizarlos y aún más adelantarse a cuáles seguirán siendo relevantes el año siguiente y cuáles serán los nuevos.

Lo que subyace en la tecnología y digitalización de la mayoría de los sectores es la Ley de Moore, que proyecta la capacidad de computación en términos exponenciales y que sigue cumpliéndose desde hace 50 años. En otras palabras, probablemente la capacidad de computación se va a multiplicar por 100 en los próximos dos años. En breve consolidaremos tecnologías disruptivas de las que empezamos a oír hablar hace poco y surgirán otras que ni nos suenan... El gran interrogante es la capacidad de adopción de las compañías y organizaciones y, en especial, la adopción y el apetito del consumidor.

Proyectos destacados del big show

Entre los más de 600 expositores de los pasillos del Javits Center, mis colegas de Deloitte US preseleccionaron cinco proyectos, sin ningún menoscabo del resto, atendiendo a criterios de grado de avance y calidad de la solución, penetración en retail con casos concretos y previsible proyección a futuro:

  • IntelligenceReach: solución cloud para e-commerce, con el objetivo principal de generar tráfico, que envía información de productos de alta calidad en el formato adecuado al retailer. A la vez permite entender el comportamiento de los productos en los diferentes canales de una manera homogénea.
  • RetailNext: plataforma IoT SaaS enfocada a la experiencia y conversión. Recoge y analiza diferentes datos en el punto de venta para conseguir una experiencia digital en retailers brick-and-mortar.
  • Trax: solución avanzada de reconocimiento de imágenes que provee de recomendaciones para mejorar la disponibilidad y visibilidad de los productos en una tienda física.
  • BossaNova: plataforma de robotics para puntos de venta de tamaño elevado. Es capaz de analizar terabytes de datos alrededor del transaccional y del stock en tienda con el objetivo de proveer de información avanzada para la gestión del punto de venta en tiempo real.
  • Dynamic Yield: plataforma flexible que personaliza el customer journey a lo largo de la web, móvil, email y anuncios digitales.

Artículo publicado en modaes.es el 5 de abril de 2018