Gestión de costes

Artículo

Gestión y reducción de costes en la era de la disrupción digital

Más de mil ejecutivos a nivel global aportan su visión

Tradicionalmente, las empresas se focalizaban en la gestión y reducción de costes cuando se encontraban en situaciones problemáticas o ante ciclos económicos adversos. Sin embargo, en los últimos años, la gestión activa de la eficiencia se ha convertido en un punto estable de la agenda del CEO. Ya no se gestionan los costes como un revulsivo cuando los ingresos no acompañan, sino que incluso se reducen los costes como estrategia para el crecimiento. No obstante, aún hay recorrido para mejorar en la ejecución.

Gestión y reducción de costes en la era de la disrupción digital

Principales conclusiones

Las innovaciones disruptivas en el plano digital (la automatización de procesos a través de robótica, analytics o la tecnología cognitiva) se alzan como potentes drivers de reducción de costes. La gestión de costes se convierte en un factor estratégico y diferenciador con el poder suficiente para impactar industrias enteras, generar barreras de entradas y cambiar los fundamentos de hacer negocios.

Basándonos en la opinión de más de 1,000 altos ejecutivos encuestados en las cuatro regiones principales: EE. UU., Latinoamérica, Europa y Asia Pacífico, se concluye que:

  • La reducción de costes es un imperativo global. Se convierte en una práctica comercial estándar en todas las regiones, dado que el 86 por ciento de los encuestados en todo el mundo afirma que es probable que sus empresas emprendan iniciativas de reducción de costes en los próximos 24 meses.
  • Objetivos de reducción bajos y tasas de éxito bajas. Casi la mitad de las organizaciones encuestadas persiguen objetivos de reducción de costes inferiores al 10 por ciento, pero casi dos tercios (63 por ciento) no logran sus objetivos.
  • Foco en medidas tácticas. Las compañías se centran en medidas tácticas de ahorro de costes, en lugar de apostar por medidas estratégicas como la externalización o centralización (citadas en media por el 29% de los encuestados) que conllevan mayores ahorros. Este enfoque táctico da lugar a programas poco estructurados y planificados que podrían ser el origen de las elevadas tasas de fracaso.
  • Prosperar en la incertidumbre: una paradoja estratégica. Los dos principales drivers estratégicos de reducción de costes a nivel mundial están directamente relacionados con crecimiento. Sin embargo, los cinco drivers siguientes de reducción de costes hacen referencia a estrategias más defensivas. Esta situación indica que a pesar de que el crecimiento es la principal prioridad estratégica, las compañías en todas las regiones del mundo se protegen también de la incertidumbre a través de la simplificación de su estructura de costes. El foco simultáneo en la gestión de costes y el crecimiento indica una mentalidad de “ahorrar para crecer” por la cual las compañías utilizan los ahorros en costes como palanca estratégica para ayudar a financiar sus iniciativas de crecimiento. Esta mentalidad se extiende a lo largo de todo el mundo.
  • La implantación el mayor desafío en la gestión de costes. La principal barrera identificada globalmente por las compañías globalmente, para realizar una gestión efectiva de los programas de reducción de costes es su implantación. 

Evolución de la gestión de costes

Deloitte

Mejora del margen global de gestión de costes

Los resultados de la encuesta indican que los esfuerzos tradicionales de mejora de márgenes, la transformación del modelo operativo, la subcontratación o la reducción del gasto externo, no son suficientes para proporcionar una mejora efectiva de la administración de los costes.

La adopción de un nuevo enfoque de gestión de costes junto con el poder estratégico de las tecnologías digitales puede mejorar drásticamente la eficiencia, llegándose a generar ahorros de hasta un 30% de costes sostenibles en las empresas más innovadoras.

Existen medidas que las empresas pueden comenzar a explorar para capitalizar estas oportunidades de transformación como dotarse de especialistas en soluciones digitales para romper con el modelo tradicional. Se necesita apostar por una visión integral de los márgenes y la mejora del negocio que tenga en cuenta las múltiples palancas estratégicas de coste, crecimiento, liquidez y talento.

Disrupción digital como riesgo externo

Deloitte