auditoría

Perspectivas

Auditoría ágil: anticipar y responder con efectividad

La metodología ágil va más allá de generar rapidez. Se trata de ofrecer respuestas ágiles a los riesgos estratégicos

Tendencias en la auditoría interna

La auditoría interna tiene como fin proteger el valor de la organización, por tanto, puede potenciar su capacidad de transformación mediante la metodología de auditoría ágil.

La metodología de auditoraía ágil normalmente se asocia con los términos de rapidez, velocidad. Sin embargo, es más que eso. Se refiere a la agudeza e inteligencia de brindar mayor valor a las partes interesadas que, cada vez exigen una garantía del aseguramiento de sus activos, de la evaluación de sus controles, procesos y mayor anticipación de sus riesgos.

Una auditoría interna bajo el enfoque de la metodología ágil es capaz de anticipar y responder de manera más efectiva a los perfiles de riesgo empresarial cambiantes, independientemente del tipo de organización en que ésta se encuentra, aportar valor agregado oportunamente, así como ofrecer respuestas ágiles a los riesgos estratégicos y a situaciones emergentes e inusuales.

Algunas de las soluciones que auditoría interna ágil permite son: entregar valor temprano y continuo, equilibrar la relevancia con agilidad, dejar atrás la auditoría predecible y rutinaria, y disminuir el riesgo de pasar por alto los riesgos emergentes.

El desarrollo de una metodología de auditoría interna ágil implica acelerar los ciclos de auditoría, impulsar la información oportuna, reducir el esfuerzo perdido, generar menos documentación, solicitar a los auditores internos y partes interesadas que determinen por adelantado el valor que debe entregar una auditoría o proyecto, realizar informes que proporcionan información y no que se centran en documentar el trabajo. Su enfoque está basado en el nivel de seguridad que se necesita, en los riesgos que son más preocupantes y en dar prioridad a auditorías y proyectos basados en la importancia y la urgencia.

Adoptar la auditoría interna ágil no es un cambio en la forma en que hacemos las cosas sino una optimización de las tareas. Deloitte define los siguientes elementos como mandamientos de auditoría ágil:

  • Cambio de mentalidad – ¿Qué necesita hacer diferente?
  • Resultados claros y relevantes - ¿Qué estamos solucionando?
  • Compromisos rápidos y recurrentes – Con áreas auditadas y partes interesadas.
  • Documentación concisa y específica.
  • Equipo de auditoría empoderado y comprometido.
  • Priorización de los objetivos.
  • Abordar los cambios según a la necesidad del negocio.
  • Preguntar por qué importa.

Beneficios de la auditoría interna ágil:

  • Permite a la auditoría interna responder rápidamente a los cambios que el negocio necesita.
  • Reduce el tiempo entre descubrir y entregar información relevante.
  • Construye el conocimiento específico de riesgo que el área auditada necesita.
  • Evita la entrega de informes carentes de problemas relevantes.
  • Cumple con los compromisos convenidos con la administración priorizando el alcance de cada auditoría.
Did you find this useful?