Noticias

Caso fortuito y fuerza mayor

6 de agosto de 2020

Boletín Informativo

Existe normativa en materia fiscal, que establece que cuando los obligados tributarios tengan pérdidas operativas generadas como resultado de situaciones de caso fortuito o fuerza mayor, pueden gozar del beneficio del no pago de los siguientes tributos:

  • Impuesto al Activo Total Neto (Decreto 51-2003)
  • Impuesto Mínimo del Impuesto Sobre la Renta (1%), (Decreto 31-2018)
  • El pago del anticipo del 1% de la Ley de Medidas Antievasión del Impuesto Sobre la Renta, (Decreto 96-2012)

Para tal caso, la suspensión de las garantías constitucionales establecida en el Decreto PCM-021-2020 de fecha 16 de marzo, como medida para frenar la propagación de la pandemia provocada por el COVID-19, contiene los elementos necesarios para ser considerada una situación de caso fortuito o fuerza mayor, en vista de que es un evento de la naturaleza que no pude ser previsto por las empresas, que ha generado obstáculos por las medidas decretadas el Gobierno de Honduras en lo relativo a la libre circulación en el país y cuya responsabilidad no se puede atribuir al obligado tributario.

Con el fin de aplicar a estos beneficios, los obligados tributarios pueden presentar una solicitud ante la Administración Tributaria para la no aplicación de estos tributos, adicionalmente, es necesario que la pérdida operativa provocada por caso fortuito o fuerza mayor sea certificada por una firma auditora debidamente colegiada.

A tal efecto, Deloitte cuenta con equipo de profesionales expertos en materia tributaria, que pueden apoyarles en el proceso de la solicitud como de la certificación fiscal de la perdida.

Es importante anotar que, el Código Tributario en su artículo 2 define el caso fortuito y la fuerza mayor de la siguiente forma:

Caso Fortuito: Suceso no provocado por el obligado tributario que impide el cumplimiento de una obligación, sin responsabilidad para el mismo por no haber podido preverse, o que pudiendo preverse, ha resultado inevitable.

Fuerza Mayor: Todo acontecimiento que no ha podido preverse o que, previsto, no ha podido resistirse, que impide hacer lo que se debía o era posible y licito. Aparece como obstáculo, ajeno a las fuerzas naturales, y que se opone al ejercicio de un derecho o al espontaneo cumplimiento de una obligación.

Las afirmaciones y consideraciones aquí expresadas constituyen nuestra opinión profesional, que podría no ser compartida por las autoridades administrativas, judiciales, o por otras personas, razón por la cual no asumimos ninguna responsabilidad por eventuales sanciones y/o condenas que se puedan derivar de la aplicación de las mismas. Sin embargo, reiteramos que nuestra opinión tiene soporte legal y técnico para ser debatida ante las autoridades de impuestos.

Este boletín solo contiene información general y nadie de Deloitte Touche Tohmatsu Limited, sus firmas miembro o sus entidades relacionadas (colectivamente, la "red de Deloitte"), a través de esta comunicación, presta asesoría o servicios profesionales. Antes de tomar una decisión o tomar alguna medida que pueda afectar sus finanzas o su negocio, debe consultar a un asesor profesional calificado. Ninguna entidad en la red de Deloitte será responsable por cualquier pérdida sufrida por cualquier persona que confíe en este boletín.

Did you find this useful?