Perspectivas del Sector de Cuidado de la Salud 2022

Boletines de Prensa

Tendencias minoristas 2022

Ciudad de México, febrero 2022.

  • A pesar del panorama actual, el sector minorista vislumbra recuperarse para 2022.
  • Los consumidores pertenecientes a la Gen Z son cada vez más importantes para las marcas y los minoristas, pues ya cuentan con el poder adquisitivo para satisfacer sus deseos y necesidades.
  • La actitud de los consumidores hacia la sostenibilidad implica que la trazabilidad (proceso por el que un producto mueve a través de su cadena de suministro) es un proceso fundamental requerido para cumplir con las promesas climáticas y para lograr los objetivos enfocados a reducir las emisiones de carbono.

Después de dos años de desafíos provocados por la pandemia y a pesar de que aún prevalece un entorno de incertidumbre —originado por una preocupación constante causado por las posibles nuevas variantes de COVID-19, así como el desigual avance en materia de vacunación entre los países, los diversos problemas de suministro que surgieron en 2021 (como la escasez de semiconductores) y las finanzas familiares actuales—, el sector minorista vislumbra su recuperarse para este año.

De acuerdo con nuestro informe Tendencias minoristas 2022, elaborado por Deloitte, la industria del comercio minorista prevé definir los factores que determinarán la experiencia de compra del futuro: con nuevas tecnologías abriendo el camino para una experiencia en línea más inmersiva; con el surgimiento de nuevos comportamientos por parte de los consumidores, lo que ayudará a impulsar la innovación en los diferentes productos y modelos comerciales; y con las marcas más grandes del mundo dejando de lado las presiones competitivas locales para, de esta manera, abordar los problemas sociales y del planeta actuales.

Seis tendencias clave para los minoristas en 2022

  • La Gen Z ha comenzado a gastar dinero: La Gen Z como consumidores. Atraer a la generación Z (Gen Z) se vuelve prioridad, a medida que los integrantes de este grupo se convierten tanto en clientes como en parte de la fuerza laboral. La Gen Z, personas que nacieron entre 1995 y 2010, se han incorporado a la plantilla de trabajo; no solo tiene su propio poder adquisitivo y sino que ya no depende de sus padres, cuentan con deseos y necesidades fuertes y específicas que los minoristas y las marcas deben satisfacer.
  • El imperio minorista contraataca: El comercio minorista en un mundo digital. El mundo del comercio minorista en línea y digital ya no es exclusivo de las hábiles empresas emergentes o de los negocios en línea. Actualmente, las principales empresas minoristas previamente establecidas se defienden al adoptar lo digital. El viaje del minorista moderno hacia la digitalización es adaptando su núcleo, explorando productos y experiencias digitales, y explorando el metaverso.
  • Compra y ve, ve, ve… La comodidad aumenta. Debido a que los consumidores exigen una experiencia de compra minorista sin complicaciones y, a menudo, sin contacto, las tiendas sin caja y la entrega ultrarrápida y autónoma se están convirtiendo, rápidamente, en una práctica común.
  • Anécdotas de lo inesperado: Los minoristas diversifican sus negocios. El consumo consciente y un mercado cada vez más desafiante están alentando a los minoristas a diversificarse y adentrarse a negocios completamente nuevos para, de esta forma, utilizar mejor sus activos y encontrar nuevas fuentes de crecimiento.
  • Círculos virtuosos: Circularidad y trazabilidad en la demanda. La circularidad está en una trayectoria de crecimiento significativo, por lo que se espera que el sector de la ropa de segunda mano crezca más rápido que el de la moda rápida. Mientras tanto, la actitud de los consumidores hacia la sostenibilidad implica que la trazabilidad es un proceso fundamental requerido para cumplir con las promesas climáticas y para lograr los objetivos enfocados a reducir las emisiones de carbono.
  • 1+1=3: Colaborar con sentido. A través de una colaboración progresiva y distintiva, los minoristas pueden lograr algo más grande que la suma de sus partes. En el próximo año, los minoristas y las marcas colaborarán para crear una marca distintiva y, de esta manera, abordar los problemas más importantes de la sociedad, como el cambio climático.

En este sentido, es importante que los minoristas reconozcan las prioridades actuales del sector —como explorar la forma de impulsar el comercio social y atraer al cliente de la Gen Z, aprovechar sus activos existentes y la fortaleza de su marca para nuevas oportunidades de alto margen, entre otros— para que, de esta manera, sean capaces de responder y prosperar, en el corto y largo plazos.

Le invitamos a consultar el informe completo Tendencias minoristas 2022.

¿Te resultó útil este contenido?