Tasas de interés en México

Ideas

Las tasas de interés y el bolsillo de los mexicanos

La política monetaria anunciada el 9 de febrero por el Banco de México (Banxico), en la que se aplica un aumento de 50 puntos a la tasa de referencia ubicándola en 6.25%, impacta directamente el bolsillo de los mexicanos. ¿De qué manera?

En la opinión de: Ricardo González Orta, Socio de Impuestos y Servicios Legales.

Un incremento en la tasa de interés por el Banco de México implica necesariamente un aumento de las tasas de interés que pagan las empresas y las personas físicas. En este sentido, las empresas endeudadas que no hayan pactado una tasa de interés fija verán reflejado un aumento en la tasa proveniente de créditos adquiridos. En el caso de personas físicas, una mayor tasa de interés en créditos al consumo o hipotecarios implicará una menor disponibilidad de ingreso y mayor precaución en la contratación de nuevas deudas, con el efecto natural en una posible desaceleración en el consumo.

La inflación es la principal razón que explica el incremento en la tasa de interés por parte de Banxico. En enero la inflación presentó un incremento sustancial de 4.72% anual que rebasó el límite que tiene Banxico como objetivo fijado en materia inflacionaria que es de 3% con una variación del 2% al 4%. En consecuencia, el Índice de Precios al Consumidor también presentó un incremento mensual de 1.70%, el más alto en los últimos 18 años. En este sentido, Banxico está utilizando la política monetaria como un ancla para controlar la inflación.

Otra razón que pudiera explicar el incremento de la tasa de interés por parte de Banxico es el mantener cierta estabilidad cambiaria ya que existe una alta posibilidad de que el Sistema de la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) continúe elevando su tasa de referencia lo que conllevaría a la salida de recursos financieros de los mercados emergentes hacia los Estados Unidos de América.

En este sentido, después del anuncio de Banxico el valor del peso se fortaleció al registrar el que ha sido su mejor nivel desde el pasado 14 de diciembre, al venderse en 20.82 pesos por dólar. Esto se debe a que ante el incremento de las tasas de interés, la inversión financiera en el país mantiene su atractivo, evitando la salida de capitales y atrayendo mayor inversión.

Por lo que se refiere a mayores incrementos en la tasa de interés de Banxico, sería razonable esperar incrementos adicionales si se mantiene la presión inflacionaria. Algunos especialistas consideran que la tasa de interés de Banxico pudiera llegar a ubicarse hasta en 8.25% al final de este año.

Ante este panorama se pueden tomar ciertas acciones:

  • Dada la gran volatilidad del tipo de cambio, quienes tienen deuda en moneda extranjera deben hacer mejor uso de las coberturas cambiarias lo que permitirá garantizar la compra del dólar a un precio predeterminado y obtener mayor estabilidad en las finanzas de las empresas y personas físicas. 
  • Tener un mejor control de inventarios, para colocar mercancías de forma rápida en la economía y experimentar menores efectos por la variación de los precios. 
  • Hacer una evaluación detallada antes de contraer deuda y, de hacerlo, revisar con detenimiento sus términos.

El Banco de México continuará influyendo de manera importante en la política monetaria para controlar la inflación y reaccionar ante las decisiones de la Fed, por lo que el escenario cambiará constantemente al igual que las estrategias y medidas aplicadas.

¿Te resultó útil este contenido?