La evolución del shoppertainment

Artículo

De Tupperware a Louis Vuitton

La evolución del shoppertainment

A pesar de que la tecnología ha transformado por completo nuestras vidas, existen algunas cosas que parecen no haber cambiado tanto.

De las reuniones de Tupperware que se realizaban en la década de los 70 y 80, a la transmisión en vivo de Luis Vuitton, de la mano de una influencer, los eventos para la compraventa de productos han evolucionado, pero mantienen, aún, diversas características en común que comparten a través de un solo concepto: el shoppertainment.

El shoppertainment consiste en un evento virtual de entretenimiento que, además de buscar que la diversión o entretenimiento de la audiencia, tiene como objetivo generar compras del producto o servicio exhibido durante la presentación del livestream.

Esta modalidad no se considera precisamente ‘nueva’, ya que, en 2017, el shoppertainment ya se encontraba fuertemente posicionado dentro del mercado asiático; no obstante, derivado de la pandemia del COVID-19, éste logró alcanzar un posicionamiento y desarrollo exponencial a nivel global.

Esta evolución, desde las tradicionales ventas domésticas hasta el shoppertainment, puede analizarse en cinco puntos principales:

  1. La ubicación. En el pasado se requería de un lugar físico, por lo general, la casa de una persona. Hoy, la asistencia es de manera virtual, accediendo a una plataforma para la trasmisión en vivo (live stream platform).
  2. La cantidad de asistentes al evento. En los eventos presenciales, la asistencia se veía restringida, casi siempre, por la ubicación. En la actualidad, es posible acceder a estos eventos desde cualquier punto geográfico, si así se desea.
  3. El formato del evento. El carácter festivo se mantiene inalterable; tanto en los eventos tradicionales desde casa como en los de shoppertainment, las reuniones para la venta de productos responden a un formato ‘festivo’.
  4. El presentador del evento. En los eventos pre-tecnológicos, los conductores eran representantes de las empresas mismas. En el presente, los productos y servicios son presentados por influencers.
  5. La compra del producto o servicio. Esta es una característica que no ha cambiado entre una y otra modalidad, pues en las dos se requiere de un estado psicológico idóneo para logra la compra de los artículos o servicios durante el marco temporal del evento.

Frente a este panorama, el shoppertainment, impulsado por la tecnología, sin duda, ha abierto grandes oportunidades, pues no solo ha posibilitado que los interesados puedan asistir a estos eventos desde cualquier parte del mundo, sino que también las ventas aumenten de manera exponencial, por medio de la asociación con influencers

Para obtener mayor información sobre este tema, le invitamos a leer el artículo completo.

De Tupperware a Louis Vuitton | PDF, 8 págs. Julio 2021.
¿Te resultó útil este contenido?