Redes inalámbricas en México

Perspectivas

Así se vive en México el auge de las redes inalámbricas

En un mundo en el que la gente parece estar cada vez más conectada, los cables se han convertido, irónicamente, en un objeto prescindible para la mayoría.

Ante las visiones que auguran el fin de las redes fijas, debido al auge que han tenido las soluciones inalámbricas, Germán Ortiz, Socio Líder de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones en Deloitte México, realiza un análisis sobre esta situación y la forma en la que nuestro país se encuentra haciéndole frente.

Redes ina´lambricas en México

1. En la actualidad, ¿consideras que nos encontramos viviendo el fin de las redes alámbricas?

El desarrollo de redes móviles de alta velocidad y súper alta velocidad no ha eliminado la necesidad de invertir en redes alámbricas o fijas.

Los usuarios prefieren las redes alámbricas para el acceso de banda ancha, ya sea en el hogar o en la oficina, mientras que optan por las redes móviles cuando la movilidad es prioritaria.

Por otro lado, los operadores implementan redes alámbricas en áreas de mayor concentración poblacional, mientras que las redes móviles son una alternativa más barata cuando la instalación de cables es demasiado costosa, convirtiéndose en un elemento esencial para la provisión de servicios de alta capacidad, rendimiento y calidad.

Desde mi punto de vista, más allá de desaparecer, las redes fijas y móviles son complementarias.

2. ¿Crees que la confianza que la gente tiene ante las redes inalámbricas se ha incrementado o que aún presenta bajos niveles?

Considero que existen dos perspectivas, en el mundo empresarial y en el consumidor final.

En las organizaciones, a pesar de que el crecimiento en las estrategias de movilidad ha sido constante y la seguridad inalámbrica preocupa a 92% de los Chief Information Officer (CIO) a nivel mundial (según un estudio de Fortinet de 2015), a la fecha, la seguridad inalámbrica no ha sido prioridad para las empresas. A medida que ataques avanzados entran de manera persistente a través de múltiples puntos de acceso y se populariza el uso de la nube, las organizaciones deberían ser más precavidas.

Afortunadamente, los líderes las Tecnologías de la Información (TI) comienzan a reconocer el papel que juega la seguridad inalámbrica en sus activos críticos de negocio y, por ello, han empezado a tomar acciones, lo que permitirá incrementar los niveles de confianza de las organizaciones para abrir otra clase de servicios móviles que hagan las labores más sencillas.

Por el otro lado, es importante señalar la plena confianza que los usuarios muestran en las redes WiFi: cerca de la mitad de quienes acceden a internet a través de una red inalámbrica Wi-Fi pública lo hace siempre que lo necesita, en cualquier lugar, incluso sin considerar los riesgos de seguridad que esto implique.

3. ¿La seguridad puede ser un factor que podría poner en riesgo el futuro de las redes inalámbricas?

Las redes inalámbricas han experimentado un crecimiento exponencial desde su nacimiento, en 1985. Según ABI Research, en 2020 podremos ver 41 mil millones de dispositivos activos conectados a redes inalámbricas, pasando a desempeñar un rol estratégico para las comunicaciones.

En ese sentido, existen algunos temas relevantes que definirán el futuro de las redes inalámbricas:

  • Según Cisco, el tráfico de datos móviles se habrá multiplicado por siete en 2021 y 60% del tráfico será dedicado al video.
  • Se percibe una convergencia significativa de redes celulares y Wi-Fi; actualmente hay cerca de 100 millones de hotspots en todo el mundo y Cisco espera que se alcancen los 500 millones en 2021. 
  • La mejora de las redes inalámbricas en interiores, a través de la integración de proveedores de neutral host, operadores móviles y propietarios de venues. 
  • Muy pronto todos estaremos interconectados a objetos de uso cotidiano, lo que se llama Internet de las cosas (IoT), un tema en el cual las redes inalámbricas, como el 4.5G y 5G, son fundamentales.

Si bien recientemente se ha descubierto vulnerabilidad del protocolo WPA2 usado en las redes inalámbricas, si alguien quiere explotar esta vulnerabilidad tiene que estar físicamente cerca de la computadora del usuario, por lo que cualquier hacker no podría acceder. Y si lo hicera, solo podrá acceder a información que esté desprotegida, pues no toda la información se transmite a través de este protocolo.

En cualquier caso, esto no limitará el uso de las redes inalámbricas, por el contrario, tanto los proveedores como los usuarios están preocupados por adoptar mejores prácticas que les permitan mantenerse protegidos.

4. ¿Cuáles serían las oportunidades y desafíos que vive México en materia de redes inalámbricas?

La facturación del mercado móvil de México en 2020 podría alcanzar los US$ 15.800 millones de dólares y una penetración estimada de 94%, según el estudio de PyramidResearch de 2016.

Actualmente, de los 35 países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México ocupa el lugar 35 en penetración de banda ancha fija y el 33 en penetración de banda ancha móvil.

Este comportamiento en la penetración del ancho de banda en México se asocia a que antes de la Reforma de Telecomunicaciones de 2013, la concentración del mercado de telecomunicaciones provocó una baja inversión en el sector, lo que ocasionó que los usuarios pagaran altos precios, tuvieran una oferta limitada y experimentaran una baja calidad de los servicios.

Actualmente existe una mayor competencia, mejora en los precios, así como una mayor inversión, sin embargo, el tiempo que ha transcurrido desde que se publicó la reforma constitucional aún no ha sido suficiente para obtener resultados significativos en el sector de telecomunicaciones.

En México, hemos sido testigos de iniciativas y cambios de hábitos que pueden afectar de manera positiva a la adopción y demanda de Internet, tales como el mayor uso de la tecnología por parte de las generaciones más jóvenes, el aumento en la disponibilidad de dispositivos que permitan usar banda ancha móvil y redes públicas, los programas de inclusión digital o conectividad (como México Conectado y la Red Compartida) y el crecimiento en la adopción de servicios de móviles, entre otros.

Definitivamente, con el avance tecnológico, la conectividad inalámbrica se ha convertido en un requisito primordial no solo para las oficinas modernas, sino también en la vida diaria.

Si bien recientemente se ha descubierto vulnerabilidad del protocolo WPA2 usado en las redes inalámbricas, si alguien quiere explotar esta vulnerabilidad tiene que estar físicamente cerca de la computadora del usuario, por lo que cualquier hacker no podría acceder.

Conectividad inalámbrica
¿Te resultó útil este contenido?