Bolsa Mexicana de Valores

Noticias

2017: ¿un buen año para estrenarse en la Bolsa Mexicana de Valores?

En el contexto actual, saber si es o no un buen momento para que una empresa salga a la Bolsa Mexicana de Valores es complicado.

A pesar de que nos encontramos frente a un panorama lleno de incertidumbre, existen empresas que con éxito se están estrenando en la Bolsa y que muestran su voluntad para aprovechar las oportunidades y el gran valor que tiene nuestro mercado. En entrevista, Rachel Gajdzik, Socia de Global Capital Markets Group en Deloitte México, opina:

¿Con qué obstáculos pueden encontrarse las empresas que quieren cotizar en la Bolsa Mexicana de Valores?

Por un lado, existen obstáculos macroeconómicos que parten de la realidad actual, a lo mejor más incierto siendo la situación política con los Estados Unidos. Pero hay que tomar en cuenta que también existen los obstáculos genéricos. Obtener recursos a través del mercado, además de una buena alternativa de financiamiento, son retos importantes para las empresas. Constituyen un punto de madurez en la trayectoria de la organización que debe ser motivo de orgullo y reconocimiento, pero que también puede ser complejo.

El principal requisito para obtener recursos en el mercado es que la empresa sea profesional y transparente. Tiene que estar dispuesta a proveer información a los inversionistas, quienes al adquirir acciones se convierten en socios que han confiado sus recursos a la empresa, a su administración y a su futuro.

A la vez, se tiene que estar preparados para renunciar al control total de la empresa, de cierta forma, porque entran otros accionistas que realizarán su escrutinio, lo que a la vez puede significar la pérdida de privacidad en la información financiera.

En la preparación, también hay que considerar que la empresa esté lista para proveer información financiera que cumpla con la normatividad internacional.

En gobierno corporativo hay que asegurar que los consejos y comités existen, y que cumplen con los criterios de la Bolsa Mexicana de Valores, así como asegurar que se tienen procesos contables sólidos.

Existe una serie de consideraciones para asegurar que es una empresa institucionalizada y con la planeación correcta, que permite demostrar a los colocadores e inversionistas su calidad estructural.

Hay que tener una idea sólida de por qué se quiere realizar la oferta pública, asegurar que la empresa sea elegible para el mercado y que existe un plan de negocios viable.

Bolsa Mexicana de Valores

Ante la volatilidad e incertidumbre que estamos viviendo y las bajas expectativas de crecimiento económico, ¿cómo se explica que haya empresas que estén saliendo a la Bolsa?

Aunque hay incertidumbre y no todas las empresas que quisieron salir a la Bolsa Mexicana de Valores en 2016 lo pudieron hacer, no todas se retractan, sino que se encuentran a la expectativa de ver cómo se comportan los mercados para aprovechar cuando se abra una ventana de oportunidad.

Un ejemplo es una de las marcas mexicanas de tequila más reconocidas en el mundo, que salió en febrero de este año, después de suspender su colocación a finales del año pasado. Según analistas, su salida a bolsa muestra el gran interés que hubo por parte de la empresa. Dichas analistas han comentado que fue una oferta muy esperada por ser la única empresa de su tipo que cotiza en el mercado, lo que hace aún más atractivo su modelo de negocio. Eso demuestra que a pesar de la incertidumbre que puede existir en un nivel mercado o macroeconómico, una empresa sólida, con una trayectoria exitosa y proyecciones viables puede generar apetito para la empresa en el mercado, resultando en una salida a la bolsa exitosa.

Aunque actualmente vivimos un contexto lleno de incertidumbre, eso no significa que las empresas tengan que tirar la toalla, sino que tienen que moverse con precaución y estar pendientes de las oportunidades que surjan.

Otros aspectos que las compañías deben tomar en cuenta son el apetito que haya en el mercado y los factores macroeconómicos que pueden hacer incierto el entorno de las compañías para considerar hacerse públicas.

¿Salir a la Bolsa es un signo de confianza en la economía mexicana?

Sí, porque quiere decir que las empresas observan un valor en salir a la Bolsa; es una situación de espera. El presidente de la Bolsa ha señalado que este año tal vez no sea tan bueno como otros, sin embargo, esto no quiere decir que todo está perdido.

También, se encuentra la posible cancelación o ajuste en el Tratado de Libre Comercio de América Latina (TLCAN) -que puede tener impactos negativos en los mercados-, así como el impuesto de ajuste fronterizo (Border Adjusment Tax) que propone el presidente de los EU, Donald Trump. De que algunos de estos se establezcan, podrían significar una caída en las exportaciones de México, además de la posible baja en la tasa de los impuestos corporativos en Estados Unidos, lo que abriría un mayor apetito por invertir en ese país y no en el nuestro.

Aunado a este escenario, las agencias calificadoras están revisando la calificación crediticia de México, para empezar a entender el impacto que tienen estas variables.
Saber si es un buen momento o no para que una empresa salga a la Bolsa es difícil, pero el que reconocidas compañías mexicanas lo hagan, muestra que existe voluntad por parte de las empresas para aprovechar las oportunidades.

Aunque vivimos un contexto lleno de incertidumbre, existe un gran valor en nuestros mercados que está siendo percibido por grandes bancos e inversionistas, tanto en las colocaciones públicas como en las privadas.

Entre los factores que complicarán el panorama, se encuentran los relacionados con la situación política en los Estados Unidos, los cuales han hecho que la gente y las empresas se cuestionen si es redituable invertir o no en México.

¿Te resultó útil este contenido?