Cultura de seguros

Perspectivas

Los seguros como una herramienta que contribuye al cumplimiento de las leyes

En México, la sobrerregulación es una cuestión que se vive día con día. Los mexicanos estamos acostumbrados a impulsar normas para regular todos los aspectos de nuestra vida. Tenemos leyes de sobra, el problema, la mayoría de las veces, se encuentra al momento de cumplirlas.

En ese sentido, los seguros surgen como una opción que pudiera combatir este fenómeno, pues si bien no es su propósito principal, en cierta medida ayudan a fomentar el cumplimiento del marco legal, al exigir una serie de requisitos para cubrir a una persona u organización respecto a los riesgos que les pueden afectar a ellos o que ellos pueden generar frente a terceros.

En entrevista con Jorge Jiménez, Socio Líder Seguros en Deloitte México.

Ejemplo de ello lo podemos encontrar en el otorgamiento de licencias. Si como propietario de un establecimiento o local con gran afluencia de personas, cumples con determinadas reglas, como salidas de emergencia, no permitir el acceso a menores de edad y respetar los límites de cupo, entre otras, no tendrás problema al momento de obtener o renovar tu póliza de seguros y podrás estar cubierto en caso de un siniestro que afecte el desarrollo de tu negocio o por los daños que puedas generar a terceros.

En muchos países, principalmente en los países desarrollados, las empresas actúan conforme a la ley debido a que solo así pueden contar con un seguro, siendo además la contratación de ciertos seguros obligatoria para el desarrollo de ciertas actividades. En México, lo que a las organizaciones les importa es su operación y funcionamiento, más allá de cumplir o no con la regulación, no existiendo además la existencia de seguros obligatorios, los cuales tienen como objetivo el cubrir daños a terceros. En muchos países, no se puede entender el manejar un automóvil sin tener un seguro que cubra el riesgo de responsabilidad civil.

Así, los seguros pueden servir para crear una mayor seguridad jurídica e incluso evitar situaciones de corrupción en nuestro país, ayudando a que el marco legal se cumpla no debido a una sobrerregulación, sino a la necesidad de contar con una protección para cualquier tipo de siniestro que afecte el desarrollo de los negocios de personas físicas y morales y la integridad de terceros.

México, sin cultura en materia de seguros

A pesar de que, al cierre del cuarto trimestre de 2016, y de acuerdo con la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, el sector asegurador creció 9.3% en términos reales, con un monto total de 447 mil 637 millones de pesos en primas emitidas, México no cuenta con una sólida cultura del seguro.

La noción y el entendimiento que la población mexicana tiene sobre los seguros es aún muy pobre, sobre todo si nos comparamos con otros países, en donde , como lo mencionamos con anterioridad, existen los seguros obligatorios.

Incrementar la cultura del seguro es vital para acrecentar la penetración de esta industria, así como para permitir su crecimiento sostenido. Y es que el umbral de crecimiento que hoy reportan las aseguradoras en México es mucho más grande a la forma en la que han logrado acceder al mercado.

Los principales desafíos

Sobre este último punto, el reto consiste en desarrollar nuevas formas de colocación de seguros a través de todos los desarrollos tecnológicos que actualmente existen, es decir, echar mano de la tecnología para hacer de los seguros un producto mucho más ‘digerible’ que alcance a un mayor sector de la población.

Asimismo, la industria debe adaptarse a los nuevos riesgos que existen pero también a los que han ido desapareciendo gracias al desarrollo tecnológico –como los vehículos autónomos, sin conductor–, así como a los peligros a los que un asegurado podría estar expuesto en cuestiones climáticas o relacionadas con la ciberseguridad, entre otras.

En los próximos años observaremos un crecimiento en ciertos ramos de la industria, como los seguros de vida, los seguros de vida ligados a inversión y los de daños, sin embargo, el elemento más importante para que el sector siga reportando cifras positivas es que la población logre, finalmente, comprender su importancia.

La industria aseguradora en México enfrenta dos principales desafíos de cara a los próximos años: incrementar la cultura del seguro y adaptarse, de manera exitosa, a las nuevas tecnologías.

¿Te resultó útil este contenido?