Principios ASG, el nuevo rostro de las inversiones

Perspectivas

Principios ASG, el nuevo rostro de las inversiones

Para crecer y atraer a los inversionistas, cada vez es más necesario que las empresas tomen en cuentan los temas Ambientales, Sociales y de Gobernanza, ya que en ellos se encuentran los pilares de los negocios a futuro.

En entrevista con Rocío Canal, Líder de Sustentabilidad en Deloitte México.

Ciudad de México, 4 de diciembre de 2020.

A principios de 2020, Larry Fink, CEO de Black Rock (el fondo de inversión estadounidense más grande del mundo), publicó una carta dirigida a todos sus aliados en estrategias de negocios, así como a todas las empresas interesadas en obtener recursos del fondo que encabeza.

En la misiva, Fink señalaba que, debido a los impactos del cambio climático en diferentes aspectos de la vida actual, “las compañías, inversionistas y gobiernos deben prepararse para una importante reasignación de capital”. Con ello, pretendía dejar claro algo: a partir de ese momento, las principales apuestas de su compañía, para invertir, serían aquellas que se alinearan a proyectos sostenibles y contaran con buenas prácticas de negocio, como la transparencia, la responsabilidad social y atención al cambio climático.

Así como Black Rock, son cada vez más los inversionistas y fondos de inversión que, con un nuevo enfoque en sus decisiones y criterios, confirman la importancia que tendrán en el futuro las organizaciones y portafolios de inversión que, además de la rentabilidad, consideren principios Ambientales, Sociales y de Gobernanza (ASG).

Los principios ASG (ESG, por sus siglas en inglés) fueron introducidos en la agenda mundial de los mercados desde enero de 2004, cuando el entonces secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, llamó a los CEOs de las 50 empresas financieras más grandes del mundo a incluir estos elementos para el manejo responsable de los negocios. Ahora, 16 años después, dichos temas han adquirido una relevancia mayor.

En México, un ejemplo de la cada vez más notoria adhesión a los principios ASG lo tenemos con las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores), desde que, el pasado 7 de septiembre1, la Secretaría de Hacienda y la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) modificaron las disposiciones para las Sociedades de Inversión Especializadas de Fondos para el Retiro (Siefores), con el objetivo de solicitarles, entre otras cosas:

  1. Explicar el objetivo y cómo se incorporan los principios ASG en la Estrategia de Inversión.
  2. Explicar la forma en que incorporan dichos principios en la administración de riesgos.

Por esta razón, las Afores ya están trabajando en dichos requerimientos. Cada una de ellas está analizando y evaluando sus procesos y criterios para mandar un mensaje claro, no solo de que son responsables con los temas ASG, sino también de que buscan la continuidad de su negocio a futuro.

¿Por qué? Porque ser más responsables con la sociedad y con el medio ambiente, no solo es lo correcto y lo ético, sino que, además, brinda tanto a las Afores como a cualquier otro tipo de organización, diversas ventajas. La primera y más importante, sin duda, es la gestión de riesgos.

Las Afores, no hay que olvidarlo, son uno de los grupos de inversión más importantes del país, ya que manejan el dinero de los trabajadores mexicanos y, en ese sentido, deben ser de lo más cautelosas y visionarias con el tipo de proyectos y negocios donde depositen esos recursos. Al cierre de octubre de 2020, éstas administraron un total de 4,410 millones de pesos, de acuerdo con datos de la Consar.

Diario Oficial de la Federación.

La adhesión a los principios ASG la tenemos, por ejemplo, en el caso de las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores).

'Millennials', el mercado del futuro

Desde 2017, una encuesta de la firma Morgan Stanley mostraba el creciente interés de las nuevas generaciones por las inversiones sustentables e inclusivas. Según ese estudio, titulado Sustainable Signals. New data from the individual investor, 86% de los millennials en los Estados Unidos estaba interesado en invertir su dinero en proyectos de este tipo. Además, las inversiones sustentables y responsables en ese país crecieron a una tasa mayor a 33%, alcanzando los 8.72 mil billones de dólares.

Pero esta situación no solo tiene lugar en la Unión Americana, sino en todo el mundo. El ascenso de los millenials, con nuevos gustos y tendencias de gasto, distintas a las de sus padres o abuelos, están reconfigurando el mercado a nivel global. Por lo tanto, las empresas deben estar listas para atender estas nuevas demandas, pero también se debe crear un ecosistema favorable para los aspectos ASG.

El cumplimiento de los temas ASG no es solo tarea de las empresas, sino también de inversionistas y del gobierno. Por el lado de las organizaciones, sus estrategias en la materia deberán estar alineadas con su core business (línea de negocio), así como a gestionar y a reportar de mejor manera todo lo relativo a su responsabilidad social, ambiental y de gobierno corporativo.

Las organizaciones tienen la responsabilidad, en lo individual y en conjunto, de identificar los temas ASG materiales o relevantes de acuerdo con su sector, geografía y plan estratégico, entre otros aspectos. Es importante gestionar estos principios adecuadamente y también reportarlos a sus grupos de interés, bajo metodologías e indicadores serios.

El tema de los ASG no es ajeno a los gobiernos, ya que no solo se tienen que fortalecer las regulaciones en la materia para alcanzar las metas establecidas en el Acuerdo de París (2015), sino también trabajar de la mano con las empresas e inversionistas, y, de esa forma, impulsar, más integralmente, la agenda de la responsabilidad social y ambiental.

Todo esto genera un círculo virtuoso, porque al empezar a girar todos los engranes regulatorios y de supervisión, las empresas también se ponen a trabajar en lo relativo a los ASG; es decir, comienzan a atender la gestión y evaluación de estos temas, así como la manera de reportarlos, hacerlos más transparentes y cumplir con las regulaciones de las autoridades.

En suma, invertir en una compañía responsable con la sociedad, con el medio ambiente y con un gobierno corporativo fuerte es el modelo a seguir. En los principios ASG están los pilares de las empresas del futuro y, en el cumplimiento de los mismos, la clave para crecer como negocio.

Las organizaciones tienen la responsabilidad de identificar los temas ASG materiales o relevantes de acuerdo con su sector, geografía y plan estratégico.

¿Te resultó útil este contenido?