Rendimiento bajo presión

Soluciones

Salga adelante de la curva de presión

Cuando se trata de lograr un rendimiento bajo presión, obtener ayuda antes, resulta definitivamente mejor que después

Dependiendo del rendimiento que espera de su compañía, el tipo de habilidades que necesitará para impulsar mejoras pueden abarcar un amplio rango. Normalmente, mientras las presiones internas y externas surgen, se deteriora el rendimiento, y los directivos se encuentran bajo una amenaza creciente. Llamamos a esa relación inversa “curva de presión”. No importa dónde se encuentre en la curva, no subestime la importancia de la experiencia financiera y una visión estratégica.

Cuando una serie de factores convergen a la vez, poniendo presión en la administración de un negocio, necesita asegurarse de que la gente en la que depende, haya estado en la línea de fuego antes, enfrentando los diferentes retos que puede encontrar como son: acuerdos de renegociación con bancos, programas de reducción de costos, cambios en la administración, etcétera. Tener un equipo con experiencia probará ser invaluable.

Ya sea que esté enfrentando un posible proceso de quiebra, o simplemente necesite perspicacia para identificar oportunidades de mercado en el corto plazo, sus opciones para la adopción de medidas deben ser examinadas a través de una extrema disciplina financiera y un sólido juicio empresarial. Cualquier opción debe someterse a un análisis financiero riguroso para garantizar que las decisiones están respaldadas por un caso de negocios sólido. Si una alternativa no pasa las pruebas financieras mínimas aceptables, ni siquiera debería estar sobre la mesa.

¿A qué apostarle?

Para la mayoría de las compañías, cubrir todos estos puntos requiere de una combinación interna y externa de profesionales. Asegúrese de que su equipo interno esté completamente conectado en el proceso de evaluación de opciones y traiga a sus asesores externos tan pronto como sea posible. Cuando la presión comienza a aumentar, nunca hay suficiente tiempo para que todos se pongan al tanto en todos los aspectos de todas las cuestiones especialmente cuando dichas cuestiones requieren de opciones complicadas como un recuento de personal, impuestos, efectivo, deuda y más.

Su equipo de asesores debe incluir personas con fuerte experiencia en modelos financieros y otros análisis detallados. Utilícelos para esbozar opciones y, finalmente, desarrollar recomendaciones que le permitan mejorar el rendimiento de su negocio.

Todo se relaciona con las acciones que se tomen 

En un ambiente de mucha presión con rendimientos decrecientes, las compañías deben tomar acción rápidamente desde identificar el problema hasta comprender su solución. Ello significa integrar, comparar y contrastar diversas perspectivas y posiciones. Un cambio en la estrategia o en la operación puede activar una gran variedad de consecuencias que afecten el flujo de efectivo, covenants bancarios, obligaciones con los proveedores y hasta los compromisos de los mismos clientes.

Las actividades a realizar cuando uno toma acción deben ser imperceptibles. El tiempo perdido o acciones en falso tienen el potencial de devastar el negocio, sobre todo cuando hay tan poco espacio para maniobrar.

¿El resultado final? Tenga un equipo listo que pueda reunir los aspectos estratégicos, operativos y financieros requeridos para mejorar el rendimiento y lograr hacerlo antes de que la situación comience a desentrañarse.

Ya sea que esté enfrentando un posible proceso de quiebra, o simplemente necesite perspicacia para identificar oportunidades de mercado en el corto plazo, sus opciones para la adopción de medidas deben ser examinadas a través de una extrema disciplina financiera y un sólido juicio empresarial.