Soluciones

Tome el Control

Cuando “el negocio habitual” se vuelve inusual, aquí le decimos cómo hacer para que su compañía retome el buen camino

Los negocios son suficientemente difíciles hasta cuando las cosas van de acuerdo a lo planeado. Sin embargo, cuando las compañías enfrentan la realidad de rendimientos decrecientes o un choque al fuerte en el sistema, la presión en verdad aumenta. “En un mundo donde los negocios son habituales, donde la compañías se enfrentan a presiones tanto externas como internas, necesita actuar rápida y decisivamente”, comentan nuestros expertos de Asesoría Financiera. Mientras más pronto actúe, más opciones tendrá. Aquí hay seis acciones para ayudarle a salir adelante:

1. Planee y prepárese para diferentes escenarios

Nunca empacaría para un día en la playa sin llevar el bloqueador solar y una sombrilla. Lo mismo aplica para la planeación en su compañía. ¿Cómo planeará anualmente y presupuestará cuando el mercado cambia inesperadamente? ¿Su planeación incluye escenarios claros y oscuros? La volatilidad económica de hoy en día requiere un plan que sea flexible y que de respuesta a los cambios en el mercado.

2. Entienda sus debilidades y su posición en el mercado 

Su negocio podría sólo ser tan fuerte como su eslabón más débil. ¿Sabe cuál es este eslabón? Cuando el mercado cambie, es posible que no exista tiempo para averiguarlo, y usted no querrá tomar decisiones sin la información adecuada. Conocer las debilidades internas lo ayudará a reaccionar ante los futuros retos de desempeño y financieros. Entendiendo su posición en el mercado, también le ayudará. Los clientes y analistas son más flexibles con compañías que poseen una posición fuerte en el mercado. Identifique quiénes son sus competidores – directos e indirectos – y cómo compite contra ellos.

3. Conozca sus puntos vulnerables 

Conociendo en qué puntos su compañía es realmente vulnerable a presiones económicas es el primer paso hacia un resultado positivo. ¿Cómo reacciona su compañía a la fluctuación del dólar, o a una potencial recesión de los Estados Unidos? ¿Qué pasa si los costos de sus insumos aumentan? Una vez identificados sus puntos vulnerables, puede desarrollar opciones para mantenerte fuera de peligro.

4. Identifique oportunidades para fortalecer su balance 

Cuando es tiempo de proteger las utilidades netas durante períodos de rendimientos pobres, lo que necesita es enfocarse en su hoja balance. Identificando las oportunidades para fortalecer la hoja de balance, puede mantener algunas opciones sobre la mesa, mismas que podrían hacer la diferencia entre tener utilidades o pérdidas. “Tenga en mente que el acceso al capital puede ser limitado cuando existe presión”. Actuar en este momento optimizando su capital o negociando covenants menos apretados le ayudará a protegerse durante tiempos turbulentos.

5. Sea ágil con inversiones que requieran capital 

La flexibilidad le dará a su compañía más opciones. Al hacer más flexibles sus inversiones que requieran capital, puede prevenir estar atado por decisiones de costo fijo. ¿Qué inversiones de capital logras identificar, y más aún cuáles de estas inversiones deterioran la agilidad de su compañía en un ambiente turbulento? La volatilidad económica está cambiando el nombre del juego, pero inversiones ágiles pueden mantenerle fuera de una situación de jaque mate.

6. Mantenga la transparencia con las partes interesadas 

Ignorar un problema potencial no lo hará desaparecer, es probable que incluso el resultado sea que empeore. Ni a los miembros de la junta directiva, ni a los acreedores, proveedores, clientes y otras partes interesadas, tanto como a usted les gustan las sorpresas. Téngalos al tanto de la situación durante períodos de volatilidad económica, y una vez que los interesados estén enterados, no olvide pedirles ayuda.

La flexibilidad le dará a su compañía más opciones. Al hacer más flexibles sus inversiones que requieran capital, puede prevenir estar atado por decisiones de costo fijo.

Ningún negocio quisiera ser sorprendido con las defensas abajo. Sin embargo, cuando los retos de desempeño y financieros surgen, tenga por seguro de que tendrá que estar preparado para tomar acción, y tomar el control.