news

Ideas

Evalúe los esfuerzos y mejore los procesos

Por Dagoberto Arias, Socio Director de Deloitte Nicaragua

Cuando se trata de mejorar los procesos que se aplican en el desarrollo del negocio, las empresas deben distinguir cuáles fórmulas realmente funcionan y en cuáles casos deben agregar más inteligencia para lograr mejorar estos procesos.

Es común preguntarse ¿por qué algunos métodos tienen éxito en la mejora de procesos y otros no? Y también es común que, aunque las personas suelen saber cuáles mejoras de procesos funcionan tras analizar los resultados, siguen utilizando las mismas fórmulas por años.

¡Esto debe cambiar! Las empresas deben saber cuáles esfuerzos de los que vienen aplicando por año, son los que están generando mejores resultados.

Existen seis principios que pueden ayudar a las organizaciones a ir más allá de lo “conocido” y agregar más inteligencia en la mejora de procesos:

  1. Desafíe la sabiduría convencional: muchas organizaciones se ven limitadas por los procesos convencionales, un enfoque incoherente puede aumentar la eficacia en la mejora de procesos.
  2. Indague más allá del mapeo de procesos: una práctica comúnmente aceptada es utilizar mapas conceptuales como una herramienta principal para la ejecución de proyectos, sin embargo, este suele ser un método con muchas limitaciones.
  3. Siga los hechos: normalmente no faltan las opiniones al momento de crear un plan para mejorar los negocios, pero cuando los equipos se guían solo por las opiniones se suele llegar a una conclusión equivocada.
  4. Enfóquese en la raíz del problema y no en los síntomas: muchas empresas fallan a la hora de saber cuál es la raíz del problema, esto provoca que generen una “solución parche”, costosa e insostenible en el tiempo.
  5. Que todos naden al mismo puerto: ante la falta de liderazgo, los equipos suelen encallar antes de llegar a puerto. Los esfuerzos en la mejora de los procesos pueden tener buenas intenciones, pero si algunos miembros del equipo no los aceptan y no los hacen parte de su trabajo, será difícil que se logre concretar la estrategia.
  6. Dos cabezas piensan mejor que una: si bien la capacitación es esencial para obtener habilidades y conocimientos, el entrenamiento y la tutoría son los factores que ayudan a las personas a aplicar el aprendizaje en el mundo real. Es mejor aprender lo que estás haciendo junto a alguien que te guíe en el proceso que intentarlo solo.

Publicado en La Prensa
20 de marzo de 2017
Columna Mensual: Hablemos de Negocios

Did you find this useful?