Perspectivas

Verdades y consecuencias

Cuatro motores de cambio que amenazan a negocios como siempre

Existen cuatro nuevas “verdades” del mercado que están formando el futuro de los negocios. Visibles a nuestro alrededor pero rara vez consideradas como un grupo, están impulsando olas de innovación que corren por todos los sectores. A medida que sus efectos se extienden, se están reduciendo las barreras de entrada, abriendo oportunidades y aumentando la probabilidad de nueva competencia—y alternaciones de modelos de negocios—para las empresas ya establecidas.

Cuatro verdades en un mundo cambiante

En el trabajo que hemos realizado con clientes a lo largo de una amplia gama de industrias, incluyendo servicios financieros, hemos visto cuatro nuevas características del mundo que están cambiando el juego para las empresas y la innovación. Estas cuatro verdades están haciendo lo que antes era difícil, costoso o complejo, ahora fácil, barato y sencillo.

  1. La coordinación nunca fue tan fácil: En la actualidad hay cientos de aplicaciones que ponen a las personas en contacto unos con otros, por lo que compartir y desarrollar productos, servicios, investigaciones, ideas y opiniones es más fácil para las personas. Como resultado, las organizaciones se pueden formar sin los obstáculos tradicionales, creando de nuevos modelos de negocio en el proceso. Los equipos pueden se formar alrededor de un propósito compartido, atrayendo el talento adecuado de un grupo global en lugar de conformarse con el talento disponible localmente. Y los grupos pequeños y las personas pueden lograr resultados coordinados que solían ser posible sólo para las grandes organizaciones.
  2. El dinero nunca fue tán fácil: Hacer dinero aún es difícil. Pero agregar, organizar, mover y cambiar dinero se ha vuelto mucho más fácil. El resultado es un enorme poder y libertad para manejar dinero sin dependencia de las instituciones tradicionales.
  3. Hacer nunca fue tan fácil: El hacer cosas—desde pequeños lotes de prototipos para la producción masiva de objetos complejos—ya ha pasado por un cambio radical en la facilidad y sofisticación. Más allá de los productos físicos y servicios, los softwares y las redes ayudan a los empresarios a crear nuevos productos y servicios financieros que no hace mucho tiempo hubieran sido poco prácticos o incluso imposibles crear localmente.
  4. Aprender nunca fue tan fácil: La habilidad para que cualquiera pueda aprender ha sido transformada. La capacidad para acceder y descubrir información de compañeros, cuerpos de conocimiento y observaciones de lo que está sucediendo como sucediendo es fundamentalmente nueva, sobre todo en la escala que vemos ahora. Además, el acceso a la educación es en gran parte libre.

De las cuatro verdades a las tres Vs

Ya estamos viendo que el número de nuevas empresas alrededor del mundo está creciendo, y la velocidad en la que estos están entrando al mercado está aumentando. Una vez más, el impacto de las cuatro verdades es que las tareas fundamentales que las organizaciones solían encontrar difíciles, ahora se están haciendo más fáciles.  Por lo que encontrar el talento adecuado y colaborar a larga distancia ha sido simplificado. Los productos complejos pueden ser creados mediante la colaboración con expertos en la materia. Todo esto se combina con la relativa facilidad con la que podemos mover y administrar el dinero.

Como resultado, las tres V's—volumen, variedad y velocidad—de creación de nuevas empresas están creciendo, y esperamos que crezcan más. Los modelos de negocio tradicionales que fueron definidos por las limitaciones en la coordinación y acceso a la tecnología, conocimiento y capital ya no son las únicas opciones viables. Las nuevas empresas habilitadas por la tecnología son libres de experimentar con estructuras que son más pequeñas, más ágiles y más baratas de operar.

Nuevas organizaciones emergentes

No es sorpresa, entonces, que nuevos tipos de organizaciones están emergiendo—organizaciones emergentes que están establecidas no a través de múltiples generaciones, pero que pueden surgir y crecer a la dominación en una década. Mientras que presenciamos el desarrollo de nuevas empresas a un ritmo exponencial, también estamos viendo el ritmo acelerado en el que las organizaciones ya establecidas tropiezan cuando se enfrentan con una interrupción: los principales fabricantes de automóviles van a la quiebra, los principales minoristas colapsan y los nombres más prestigiosos de las noticias luchan contra la erosión implacable de sus negocios, para mencionar sólo tres ejemplos recientes.

En definitiva, una nueva generación de empresas se está formando en torno a estas tendencias. Con las organizaciones habilitadas por la tecnología entrando al mercado con una velocidad, variedad y volumen sin precedentes, la noción tradicional de aliado y competidor está siendo cuestionada. Instituciones que compiten a menudo tienen necesidades similares en términos de talento, capital e infraestructura de TI. Además, si los recientes ataques cibernéticos sobre las instituciones financieras internacionales nos han enseñado algo, es que muchas instituciones de servicios financieros tienen vulnerabilidades similares en ciberseguridad y pueden beneficiarse de la colaboración en los riesgos estratégicos comunes.

Respondiendo a esta nueva realidad

Al considerar las cuatro verdades, los cambios ya vistos en los negocios y la sociedad y los cambios que están por venir, se puede estar preguntando: ¿Y ahora qué? O, más concretamente, ¿cómo se puede responder a los cambios y eventos que son inciertos, no tienen precedentes en la historia y dejan a una organización vulnerable a los riesgos estratégicos que amenazan con alterar los supuestos en el corazón de su modelo de negocios?

Afortunadamente, las herramientas para ayudar a las empresas a sobrevivir en un mundo cambiante existen. Y las organizaciones inteligentes desarrollarán un sistema para hacer frente al cambio inesperado que amenaza a sus modelos de negocio. Este sistema debería incluir a las personas, procesos y capacidades para:

  • Acelerar el descubrimiento: La organizaciones de hoy deben instituir mecanismos que aceleren el descubrimiento a un ritmo que se pueda mantener un seguimiento de las sorpresas y revisitar las estrategias si ya no son válidas.
  • Analizar sin piedad: El identificar las fuentes de riesgos es el primer paso para prevenir sorpresas. El siguiente paso es realizar un seguimiento de forma continua de estos riesgos a medida que se desarrollan.
  • Enfrentar los prejuicios: Es poco probable que se repita lo que usted ha experimentado en el pasado. Tenemos que desafiar nuestra comprensión de nuestro entorno operativo con el fin de aceptar el cambio necesario que en un principio puede ser desorientador e incómodo.
  • Prepararse para las sorpresas: Después de la comprensión de sus riesgos potenciales, es importante ensayar su disposición. Una acción decisiva ante la ambigüedad es uno de los mayores desafíos de liderazgo.

Los riesgos estratégicos pueden destruir grandes cantidades de valor rápidamente y pueden poner en peligro la existencia de la institución o líneas enteras de negocios. La identificación temprana de estos riesgos potenciales sólo puede ser una ventaja para las organizaciones.

PDF | 8 páginas
¿Le ha resultado útil?