Notas de prensa

El Régimen temporal y excepcional de depreciación para edificios y construcciones se aplicará a partir del 2015

Por: Susana Bustamante, gerente de Tributario y Legal

Como parte de las medidas dictadas por el Gobierno para promover el crecimiento económico, el pasado 16 de noviembre se publicó la Ley N.° 30264, la cual establece entre otras medidas tributarias un Régimen temporal y excepcional de depreciación para los edificios y construcciones por el cual a partir del 2015, las empresas contribuyentes del régimen general del Impuesto a la Renta podrán depreciar los bienes indicados aplicando un porcentaje anual del veinte por ciento (20%).

Si bien lo atractivo de este Régimen es que permite recuperar en cinco años (y no en veinte) el total del costo incurrido en la adquisición y/o construcción de edificios y otras construcciones que tengan como características su fijeza y permanencia, en estricto dicho beneficio está dirigido a los contribuyentes que adquieran en propiedad las edificaciones, ya que los constructores de las mismas, las consideran como existencias y no como activos fijos.

Para el acogimiento a este Régimen, será necesario que la construcción se inicie a partir del 1 de enero de 2014 según lo indicado en la licencia de edificación u otro documento que establezca el Reglamento. No se considerará la licencia de edificación ni cualquier otro documento que sea emitido como consecuencia de un procedimiento de regularización de edificaciones. Así, se estaría excluyendo del Régimen por ejemplo, aquellas edificaciones construidas sin licencia de construcción, y que regularicen dicha situación a través del procedimiento indicado.

Asimismo, la construcción deberá concluir como máximo el 31 de diciembre de 2016, de acuerdo a lo indicado en la conformidad de obra proporcionada por la dependencia municipal correspondiente, en caso la construcción no haya concluido a dicha fecha, se deberá acreditar un mínimo de avance del ochenta por ciento (80%).

Así, los contribuyentes que se acojan a este Régimen, deberán ser rigurosos en documentar la información que acredite el cumplimiento de los requisitos señalados, a efectos de evitar cualquier posible cuestionamiento de la SUNAT ante una eventual fiscalización y que pueda conllevar al desconocimiento del gasto por la mayor depreciación utilizada.  

¿Le pareció útil este contenido?