Análisis

Barreras psicológicas para el elevado futuro de la movilidad

¿Están los consumidores listos para llegar al cielo?

Los ingenieros están haciendo realidad los sueños de los autos voladores. Pero para que los vehículos con pasajeros aéreos sean parte del nuevo ecosistema de movilidad, los creadores y operadores deben convencer a los consumidores escépticos de que los drones aéreos son útiles y seguros.

Los creadores tienen la intención de hacer realidad la ciencia ficción, reduciendo los viajes de una hora a minutos en el aire, mejorando la productividad, reduciendo la polución y mejorando la calidad de vida al reemplazar la conducción en las ciudades de todo el mundo por vehículos aéreos autónomos.

Los ingenieros han trabajado durante mucho tiempo para resolver los problemas tecnológicos como: los aviones para que sean viables, al parecer se necesitaría acomodar de dos a cinco pasajeros, ahorrar energía y ser mucho más silenciosos que un helicóptero tradicional. Es una tarea difícil. Pero en última instancia, la barrera más grande para el elevado futuro de la movilidad probablemente no sea tecnológica, es psicológica.

Ese escepticismo es un desafío tan grande para los operadores aéreos de vehículos de próxima generación como la tecnología para los ingenieros. Sin una amplia aceptación popular de la idea, el elevado futuro de la movilidad nunca despegará, y los autos quadcopter podrían ser relegados al entretenimiento para los aficionados. Dar forma a las actitudes de los consumidores probablemente será la responsabilidad conjunta de los reguladores, creadores y operadores de estos nuevos sistemas aéreos. Las personas necesitarán sentir la confianza de que los vehículos son seguros, confiables y predecibles, y que en realidad están mejorando la sociedad.

Barreras psicológicas para el elevado futuro de la movilidad
¿Le pareció útil este contenido?