Análisis

Tracking the trends 2018

Los 10 principales temas que moldearán el desarrollo de la minería

Los últimos 10 años han sido para la industria de la minería una montaña rusa, llena de altas y bajas constantes. Los precios de los productos básicos subieron y se contrajeron de manera histórica, mientras que la realidad operativa del sector sufrió un cambio irrevocable, producto de una inminente revolución digital

Pero, ¿qué puede esperar esta industria para 2018? Probablemente, observaremos más cambios que, seguramente, ocurrirán de una manera mucho más rápida

Por ello, el equipo de profesionales de Deloitte comparte una vez más sus experiencias, con el propósito de ayudar a las compañías mineras a identificar las estrategias que les permitan recuperarse de estos cambios y minimizar el ciclo de auge y caída del sector.

El décimo informe anual de minería de DeloitteTracking the trends 2018, explora las tendencias clave que enfrentarán las compañías de la industria, mientras continúan su transición hacia la mina digital del futuro, anticipándose a los factores que pudieran alterar su desarrollo.

Las compañías mineras ya cuentan con la información y los datos necesarios para hacer la diferencia, incrementar los niveles de maduración de sus procesos de innovación, posicionarse para los trabajos del futuro y crear nuevas culturas operativas. Ahora, dependerá de ellas mantener su determinación y respaldar sus nuevos discursos con acciones consistentes, firmes y decididas.

Tracking the trends 2018

1. Trayendo a la vida lo digital

Los datos (y la capacidad de organizarlos, gestionarlos y procesarlos) se están convirtiendo, de manera muy rápida, en un diferenciador competitivo. Las compañías mineras deben incorporar el pensamiento digital en el corazón de su estrategia de negocios y sus prácticas comerciales para transformar la forma en la que se toman las decisiones corporativas.

Para tener éxito en este esfuerzo, los mineros necesitan una visión clara de cómo la futura mina digital podría transformar los procesos centrales de minería, el flujo de información y el respaldo de los procesos administrativos.

2. Superando las barreras de la información

Los ejecutivos de la industria de la minería entienden que la innovación es necesaria para que el sector se transforme. Esto no se limita a la innovación tecnológica, sino que incluye la adopción de enfoques más innovadores para lograr que las partes interesadas se comprometan, volver a visualizar el futuro del trabajo e identificar los productos que serán más demandados.

No obstante, los esfuerzos por innovar dentro de la industria se verán obstaculizados por la necesidad de demostrar retornos a corto plazo, combinada con una cultura tradicionalmente reacia al riesgo que no fomenta la colaboración.

3. El futuro del trabajo

A medida que la mina digital se convierte en una realidad, la naturaleza del trabajo que se realiza tanto ahí como en back office está a punto de cambiar. Si bien la adopción de soluciones digitales, como la automatización de procesos robóticos, equipos autónomos e inteligencia artificial, aumentará el rendimiento en la industria minera, también tiene el potencial de causar agitación.

Sin embargo, esto no necesariamente se traducirá en una eliminación de empleos, sino en esfuerzos concertados para capacitar a las personas para que usen la tecnología y rediseñen los empleos.

4. Percepciones cambiantes

A pesar de la importante contribución del sector minero a la economía mundial, la reputación de la industria se ha visto mermada en muchos países debido a la percepción de que las compañías del sector contribuyen al daño ambiental, causan impactos negativos en la comunidad y se involucran en prácticas dudosas.

Para reconstruir la confianza con empleados, inversionistas, comunidades, gobiernos y el público, muchas organizaciones mineras líderes están emprendiendo esfuerzos, como adoptar posiciones públicas decisivas en torno a la responsabilidad social corporativa, adherirse a los estándares de sustentabilidad voluntaria y aprobar resoluciones de los accionistas con respecto a una mayor divulgación sobre el cambio climático.

5. Transformando las relaciones con las partes interesadas

Muchos gobiernos de países ricos en recursos continúan presionando a la industria minera para expandir oportunidades de empleo local, aumentar los ingresos tributarios y satisfacer las demandas de la comunidad por una mejor infraestructura y una mayor protección ambiental.

En lugar de abordar las relaciones con las comunidades y los gobiernos como un costo de cumplimiento, las empresas mineras deben determinar cómo lograr un impacto social concreto que se adapte al beneficio de los diferentes grupos de partes interesadas.

6. Agua – encontrar soluciones sustentables para un asunto que apremia

Mientras la Organización para las Naciones Unidas (ONU) estima que la escasez de agua impacta alrededor del 40% de la población mundial, las compañías mineras deben trabajar por mejorar su enfoque de gestión del agua a través de métodos innovadores diseñados para reducir, reutilizar y reciclar el agua en regiones donde hay escasez, y contener y tratar el desperdicio de agua para prevenir derrames o contaminación de los flujos de agua río abajo.

7. Cambiando las expectativas de los accionistas

Cambiar la dirección corporativa para satisfacer la demanda de rendimientos a corto plazo de los accionistas puede ser, a largo plazo, perjudicial para las empresas mineras. En cambio, las medidas de desempeño deben reflejar objetivos variados para crear valor para múltiples grupos, incluidos clientes, empleados, proveedores y comunidades, no solo accionistas.

Esto liberaría un poco a las juntas directivas, lo que les permitiría centrarse en estrategias de largo plazo, planificación de sucesión y desarrollo de liderazgo, al tiempo que vincularía la compensación de los ejecutivos con objetivos corporativos más amplios, incluidos los relacionados con la buena ciudadanía corporativa y el comportamiento ético.

8. Estrés en el reemplazo de reservas

Dado que las restricciones de suministro afectan a la industria, las compañías mineras deberán encontrar una manera más ágil de reemplazar las reservas, una que les permita dedicarse a la exploración y el desarrollo sin arriesgar grandes cantidades de capital durante largos periodos de tiempo.

9. Realineando los Consejos para impulsar la transformación

Las consejos o juntas sumergidos en viejos modos de pensar tendrán cada vez más dificultades para cumplir nuevos mandatos, como asumir un papel más activo al desafiar al equipo ejecutivo en temas que van desde la estrategia corporativa hasta la disrupción digital, la gestión del talento y los factores de riesgo emergentes.

Se necesitan perspectivas diversas para que los consejos de minería puedan cuestionar eficazmente las suposiciones de la organización, evaluar la validez de las nuevas formas de pensar y ayudar a determinar si la organización está asumiendo un riesgo excesivo, o quizás no lo suficiente.

10. Productos básicos del futuro

Las compañías mineras requieren una visión a largo plazo capaz de evaluar cómo las tendencias de los mercados emergentes pueden afectar la demanda de productos específicos. Para analizar en qué materias primas deben invertir y en cuáles no, los mineros deben estar al tanto de las demandas fluctuantes de los consumidores, los cambios demográficos y económicos globales, así como los efectos del cambio ambiental.

De igual forma, y más específicamente en los últimos años, también han tenido que seguir de cerca la aparición y adopción de nuevas tecnologías.

¿Le pareció útil este contenido?