Ideas

Prepárate, crece: ¿Pero estás preparado?

Optimice la preparación para el crecimiento orgánico mediante entender las prácticas de quienes tienen desempeño superior

El crecimiento, particularmente el crecimiento orgánico, es el alma de las organizaciones. El crecimiento orgánico, que usa los recursos internos de la compañía para incrementar los ingresos ordinarios, puede ser más lento de lograr que el crecimiento inorgánico, el cual es atribuible a adquisiciones o a M&A, pero frecuentemente puede generar más valor. El crecimiento orgánico puede permitir que las compañías se expandan a un ritmo cómodo, adaptando sus modelos y estructuras de negocio a lo largo del camino. También puede permitirles eludir el costo de los requerimientos de integración y los desafíos de integración asociados con el crecimiento mediante M&A. Una compañía centrada en crecimiento orgánico envía poderosas señales a los inversionistas y al talento acerca de su salud, su capacidad para innovar, y su potencial desempeño futuro. Comprensiblemente entonces, lograr crecimiento orgánico es una prioridad para muchos equipos de la alta administración.

Sin embargo, nuestra investigación sugiere que muchas compañías están dejando valor en la mesa cuando se trata del crecimiento orgánico. A menudo tienen puntos ciegos ocultos acerca de dónde y cómo buscar oportunidades de crecimiento y seleccionar las mejores. También pueden enfrentar sesgos y debilidades en el desarrollo y la ejecución de las estrategias para explotarlas, especialmente mover recursos a escala y velocidad para tales oportunidades. Pueden no estar completamente preparadas para crecer, y esto puede inhibirlas de lograr su potencial pleno de crecimiento orgánico.

Para que sea exitosa en el crecimiento orgánico, la compañía debe:

  • Ver todo el conjunto de oportunidades decrecimiento.
  • Seleccionar el subconjunto óptimo de oportunidades de crecimiento a buscar.
  • Apoyar las oportunidades seleccionadas mediante mover el talento y la inversión hacia ellas a velocidad y escala.
  • Aprovechar las oportunidades de crecimiento mediante elecciones y ejecución rigurosas de la estrategia.
Prepárate, crece: ¿Pero estás preparado?
¿Le pareció útil este contenido?