Ideas

Re-imaginando la privacidad del cliente para la era digital

Ir más allá del cumplimiento en servicios financieros

Muchos reguladores en todo el mundo están tomando interés sin precedentes en la privacidad

La privacidad del cliente se ha vuelto un tema crecientemente complejo y polémico, dado que han proliferado herramientas y tecnologías que capturan datos acerca de cada faceta de nuestras vidas. Muchos consumidores ahora consideran que ya no tienen control de la información acerca de sí mismos  y están comenzando a prestar atención estrecha a cómo es recaudada la información acerca de ellos.

Tales preocupaciones también están impactando la industria de servicios financieros, donde los datos del cliente siempre han sido un activo central. Mucho antes que los datos se convirtieran en el combustible que alimenta la economía digital, las instituciones financieras han salvaguardado la información privada del cliente y han usado estos datos a niveles macro y micro para servir a los clientes.

A la luz de desarrollos regulatorios recientes, tales como la General Data Protection Regulation (GDPR) [regulación general de protección de datos] en la Unión Europea, y los avances en la tecnología, la privacidad del cliente se está volviendo un desafío aún más intrincado – para los individuos cuya información está en juego, para las compañías que se espera protejan esta información y también la usen responsablemente, y para los reguladores encargados de la defensa del consumidor que se están poniendo al día.

De hecho, muchos reguladores en todo el mundo están tomando interés sin precedentes en la privacidad y han comenzado a establecer reglas nuevas. La GDPR es posiblemente el más notable de los últimos desarrollos, ofreciendo a los ciudadanos de la Unión Europea protecciones profundas para sus datos personales.

Re-imaginando la privacidad del cliente para la era digital
¿Le pareció útil este contenido?