Ideas

La cuarta revolución industrial 

En la intersección entre preparación y responsabilidad

Las compañías están comenzando a entender el impacto masivo de Industria 4.0 y el rol de la tecnología en la transformación fundamental de los modelos y procesos de negocio. El desafío está en descubrir los pasos intermedios que necesitan dar para aprovechar y realizar los beneficios del futuro de Industry 4.0. No se trata solo de crear una hoja de ruta de tecnología, sino también una hoja de ruta de negocios e inversión para el largo plazo.

Siete de cada 10 ejecutivos de la sala directiva consideran que el éxito de los negocios en el largo plazo requiere la integración de tecnologías de Industria 4.0 en sus operaciones.

Desde hace tiempo algunos han argumentado que las corporaciones se deben esforzar por lograr utilidades por encima de todo, que hacer dinero para los accionistas es la única razón se ser de una compañía.1 Pero como la transformación hacia Industria 4.0 continúa, más líderes de negocios están comenzando a ver el cuadro más grande – y una mayor responsabilidad.

Construyéndose a partir del movimiento de responsabilidad social corporativa de última generación, una nueva forma de capitalismo parece que está surgiendo, uno que considera un grupo más amplio de stakeholders y mide el impacto social junto con el desempeño financiero. En agosto de 2019, los CEO de casi 200 corporaciones multinacionales firmaron una declaración emitida por Business Roundtable que públicamente se comprometen a liderar a sus compañías para el beneficio de clientes, empleados, proveedores, y comunidades además de para los accionistas.2 Este sentimiento recibió eco en The Universal Purpose of a Company in the Fourth Industrial Revolution, [El propósito universal de la compañía en la cuarta revolución industrial], una declaración ofrecida por el World Economic Forum en diciembre de 2019.

Trabajando para mantenerse al ritmo del cambio tecnológico, los líderes de negocios también están comenzando a apreciar la necesidad de nutrir una cultura de aprendizaje para toda la vida, equipando a sus fuerzas de trabajo con las habilidades necesarias para tener éxito en el futuro. Y en parte gracias a la
presión de clientes y empleados, los ejecutivos están expresando preocupaciones profundas acerca de cambio climático y escasez de recursos, temas que hace un par de años estaban en pocas agendas de la sala directiva.

La cuarta revolución industrial
¿Le pareció útil este contenido?