Análisis

Consideraciones legales para volver al trabajo

Reanudando las labores – Una serie de respuestas sobre el COVID-19 para asesoramiento general  

Las empresas de todo el mundo reaccionaron rápida y con empatía frente a la crisis originada por el COVID-19, alterando sus prácticas de trabajo para facilitar a sus empleados el trabajo desde casa y con ello mantener la continuidad de sus operaciones. Muchas empresas han aprovechado la ayuda de sus gobiernos para retener el mayor número posible de puestos de trabajo a través de esquemas de licencias permitidas mientras que otras tuvieron que tomar decisiones difíciles para preservar sus negocios, incluyendo a las modalidades de despidos, suspensión temporal, reducción de las horas de trabajo, recortes salariales y pagos congelados.

A medida que muchos gobiernos comienzan a levantar las restricciones y fomentan a las empresas a reabrir para revertir el declive económico causado por la pandemia, los empleadores se enfrentan a un nuevo conjunto de consideraciones. Desde las físicas sobre cómo mantener la productividad y al mismo tiempo garantizar un entorno de trabajo seguro, hasta cómo limitar la exposición a riesgos en el lugar de trabajo; y, las consideraciones de la legislación laboral sobre si lo que necesitan de los empleados está realmente alineado a la legislación. Los empleadores tendrán que considerar las implicaciones a corto plazo, y también cuál será el impacto a largo plazo. Este artículo explora las implicancias inmediatas y a corto plazo de volver al trabajo.

¿Cómo será la "nueva normalidad" inmediata?

Hay una serie de escenarios que las empresas están planeando. En el mejor de los casos, la pandemia desaparece y los empleadores sólo tienen que considerar si necesitan generar  (o adaptar) políticas y procedimientos para posibles crisis futuras. En el peor de los casos, aparece una "segunda ola", o incluso una "ola" recurrente de brotes COVID-19.

Las preguntas que los empleadores pueden estar haciendo ahora incluyen lo siguiente:

  • ¿Deberían cambiar su estructura de fuerza laboral a una mayor proporción de trabajadores temporales o a modelos de contratación que permitan ser contratados, dejados ir y re-contratados más fácilmente?
  • ¿Deberían pedir a parte de su fuerza laboral que trabajen desde casa de forma permanente?
  • ¿Qué disposiciones a largo plazo deben hacerse para hacer frente a las rupturas repentinas del contagio?

Independientemente cual sea el resultado del desarrollo de vacunas y tratamientos, o del éxito de las medidas de distanciamiento social, los empleadores deben prepararse para el regreso de sus empleados al trabajo considerando sus obligaciones de proteger los derechos, la seguridad y el bienestar de sus colaboradores, al tiempo que salvaguardan sus negocios.

Hay una serie de escenarios que las empresas están planeando. En el mejor de los casos, la pandemia desaparece y los empleadores sólo tienen que considerar si necesitan generar  (o adaptar) políticas y procedimientos para posibles crisis futuras. En el peor de los casos, aparece una "segunda ola", o incluso una "ola" recurrente de brotes COVID-19.

Consideraciones legales para volver al trabajo

Las consideraciones de la ley laboral para volver al trabajo

Las leyes variarán entre países, y este artículo explora las siguientes preguntas a tener en cuenta al planificar  un retorno al trabajo para sus empleados:

  • ¿Se puede introducir rotaciones para reducir el número de empleados en sus instalaciones en cualquier momento?
  • Si ha reducido su base de empleados a través de modalidades de despidos, ¿puede volver a contratar gradualmente a sus ex empleados, y de nuevo dejarlos ir, ante el evento que el gobierno imponga una nueva inmovilización?
  • ¿Debería cambiar la estructura de su fuerza de trabajo para hacer que el empleo sea más ágil y, por lo tanto, más fácil de responder a diversas restricciones gubernamentales?
  • ¿Puede introducir o extender el tiempo de una "semana laboral reducida" si es necesario?
  • ¿Necesita políticas especiales para los trabajadores temporales/migrantes?
  • ¿Necesita nuevas políticas para realizar pruebas médicas continuas o realizar pruebas de salud?
  •  ¿Puede obligarse a los empleados a usar equipos de protección personal (por ejemplo, máscaras faciales) en el trabajo?

 

Acciones recomendadas

1. Revise las necesidades de su fuerza de trabajo en relación con la estrategia de negocio

Planifique su fuerza de trabajo y compárela con sus necesidades probables de mano de obra para el futuro inmediato. Identifique todos los tipos de trabajadores que utiliza o emplea, e identifique las implicancias de la ley laboral ante cualquier cambio necesario.

2. Revise sus políticas

Revise todas sus políticas, no solo las directamente afectadas por la pandemia (por ejemplo, licencia por enfermedad o políticas de trabajo desde casa). Decida los cambios propuestos y consulte con su fuerza de trabajo o sus representantes según sea necesario, antes de implementarlas.

3. Crear una estrategia de retorno al trabajo

Establecer todas las consideraciones, alternancias y fases potenciales.

4. Comunicar la estrategia

Comunique la estrategia de retorno al trabajo con sus empleadores y proveedores (como instalaciones, proveedores de limpieza y catering) con suficiente aviso.

5. Implemente su estrategia

Implemente la estrategia y supervise continuamente cualquier consideración futura.

¿Le pareció útil este contenido?