Análisis

La función legal: encontrar oportunidades en el camino hacia la recuperación

Recuperar: una serie de respuestas de COVID 19 para abogados internos  

En lugar de simplemente esperar para ver qué cambios hará el negocio, las principales funciones legales están adoptando la crisis como una oportunidad para impulsar la necesaria transformación en sus modelos operativos. Estas reconocen que sus formas actuales de trabajo ya no son adecuadas para un propósito en un entorno virtual y que está en rápida evolución. Entienden que necesitarán repensar sus tecnologías y estructuras de costos si esperan continuar cumpliendo con su lista, cada vez más grande, de objetivos en el futuro.

Nuestro trabajo de apoyo a las principales funciones legales en todo el mundo sugiere que hay tres prioridades clave en las que todos los General Counsel (GC) y los líderes legales deberían centrarse a medida que dan soporte a la recuperación de su organización.

Aprovechando la aceleración digital

Las lecciones aprendidas de la crisis de COVID-19 sugieren que este es un momento oportuno para que la función legal tome medidas serias hacia la transformación digital. Los líderes están evaluando los puntos débiles que experimentaron en los últimos meses y trabajando con la organización en general para aprovechar las iniciativas de digitalización existentes que permitan acelerar la colaboración virtual y, a su vez, ayudar a resolver los datos y problemas digitales en toda la empresa. El uso de la nube es cada vez más importante en toda la organización y permite que los departamentos legales garanticen un acceso seguro a toda la información, así como los depósitos necesarios para completar el trabajo de forma remota.

La función legal: encontrar oportunidades en el camino hacia la recuperación

Realizar el trabajo (de manera efectiva)

A todos se les pide que hagan más con menos; la función legal quizás más que la mayoría. Eso está causando que muchos GC y líderes legales reconsideren fundamentalmente su propuesta de valor y sus modelos operativos. En algunos casos, las funciones legales están encontrando formas de reducir la carga de trabajo mediante la automatización de procesos manuales y el aprovechamiento de nuevas tecnologías. La mayoría de las veces, reconocen sus propias limitaciones de recursos y buscan formas de liberarse por completo de la carga de trabajo táctica. Esta crisis ha demostrado que el trabajo pensado en que solo se podía hacer en el sitio, ahora se puede realizar de forma remota. Esto abre la discusión sobre la posibilidad de externalizar algunas actividades. Las empresas están reevaluando sus opciones de proveedores externos. Esto a menudo es impulsado por gerentes de compras y consultores de operaciones en lugar de GC.

Contribuyendo a la estrategia empresarial

A medida que los ejecutivos y las empresas toman las decisiones necesarias para garantizar la recuperación de su organización, los principales GC y funciones legales se acercan al proceso de toma de decisiones y brindan los conocimientos necesarios para impulsar la estrategia. Están ayudando a la empresa a gestionar disputas contractuales y negociar cambios en los arreglos de deuda y financiamiento. Apoyan la debida diligencia y ayudan a impulsar la actividad estratégica de fusiones y adquisiciones. Las principales funciones legales son trabajar de la mano con la empresa para diseñar y habilitar la nueva estrategia comercial.

¿A dónde vamos desde aquí?

En los últimos meses, las prácticas y profesionales legales de Deloitte han estado trabajando (en su mayor parte, virtualmente) para ayudar a los GC y sus funciones legales a responder frente a la crisis inmediata, recuperar sus operaciones y planificar un futuro en el que puedan prosperar. Si bien la mayoría de los GC parecen entender sus prioridades inmediatas, el alcance de la transformación requerida hace que muchos profesionales del derecho se pregunten por dónde comenzar.

Pasos clave

  • Acérquese al negocio. Comprenda las prioridades cambiantes del negocio y cómo la función legal puede contribuir a alcanzar sus objetivos a corto y largo plazo.
  • Aproveche el cambio tecnológico más amplio. Identifique y utilice los cambios críticos para el negocio que pueden ayudar a avanzar en la digitalización de la función legal al mismo tiempo.
  • Reevalúe el modelo operativo. Determine cómo va a hacer frente a una mayor complejidad, volumen y ritmo sin aumentar el personal o las asignaciones de inversión.
  • Brinde una visión. Entregue de manera proactiva los datos y el análisis que la empresa necesita a medida que continúa girando y evolucionando la estrategia organizacional.
  • Controle los riesgos. Considere cómo ha cambiado el perfil de riesgo de su equipo y las operaciones comerciales en un entorno virtual y distribuido. Desarrolle controles apropiados y actividades de monitoreo para identificar y mitigar los riesgos que se materializan.

Encontrar oportunidades en medio de interrupciones forzadas

Si bien la crisis de COVID-19 ciertamente ha creado dificultades e interrupciones significativas en todo el mundo, también ha impulsado a los GC y a los líderes de funciones legales a repensar la forma en que sirven al negocio. De hecho, en lugar de desalentar a las principales funciones legales de avanzar en sus viajes de transformación, la crisis COVID-19 ha agudizado las mentes y acelerado los plazos.

En un momento en que los presupuestos son ajustados, las principales funciones legales son las que avanzan en su propio viaje de digitalización al aprovechar el cambio crítico que ocurre en otras partes del negocio. Más que simplemente hacer frente al entorno actual, están utilizando estos cambios forzados como una oportunidad para avanzar también en las necesidades de transformación de su departamento legal.

Para mayor información escríbanos a deloitteperu@deloitte.com

¿Le pareció útil este contenido?