Ideas

Administrando riesgos y disrupciones en la Cadena de Suministro

Covid-19

¿Podría COVID-19 ser el evento de cisne negro que finalmente obligue a muchas compañías e industrias enteras, a repensar y transformar su modelo de “Global Supply Chain”?

El cisne negro del 2020

Las compañías que realizan negocios significativos con China están al tanto de ese receso y muchas de ellas realizaron grandes pedidos de inventario por adelantado para asegurar cobertura de suministros durante este periodo.

Simultáneamente, el cierre programado de fábricas permite al gobierno decretar cierres extendidos en apoyo a los esfuerzos por controlar la propagación del virus. Típicamente, el feriado comienza el 24 de junio con la expectativa de que para el 2 de febrero las plantas ya estén funcionando con normalidad. Sin embargo, a muchas fábricas se les solicitó permanecer cerradas por otra semana, hasta el 9 de febrero. Históricamente, la mayoría de las plantas habrían estado funcionando a plena marcha a mediados de febrero, pero dados los cierres extendidos y demoras en traer de vuelta trabajadores a las plantas debido a cuarentenas y restricciones a viajes, la producción se está retomando a un ritmo mucho menor. En base a reportes gubernamentales locales, para fines de febrero, solo un 70 por ciento de las empresas industriales habían retomado sus operaciones en varias provincias y muy por debajo de su máxima capacidad. Pequeñas y medianas compañías han sido golpeadas particularmente fuerte, solo un 43 por ciento ha retomado sus operaciones. Incluso con el reinicio de operaciones en las fábricas, la recuperación de las altamente eficientes cadenas de suministro chinas probablemente tome tiempo.

A alto nivel, la mayoría de los economistas creen que en la mayoría de las industrias el impacto económico a mediano y largo plazo será limitado, y las tendencias de crecimiento permanecerán fundamentalmente inalteradas.

Sin embargo, a corto plazo, el sector de consumidores, que contribuye con el mayor crecimiento económico, será el más afectado. En la primera mitad de este año, los servicios de catering, retail y viajes experimentará gran presión en su flujo de caja debido a ventas menguantes y altos costos fijos, la caída en el consumo cíclico no se compensará luego de la epidemia. Durante el último mes hemos visto como destacadas compañías de consumo disminuir sus expectativas de ingresos debido al COVID-19 y la reducción en la demanda dentro de China.

Por otro lado, el impacto en la manufactura ha sido relativamente limitado. En el corto plazo, se debe principalmente a obstrucciones en la cadena de suministros y dificultades recuperando producción debido al retrasado regreso de la fuerza de trabajo, falta de movilidad del personal y restricciones de tráfico.
 

Administrando riesgos y disrupciones en la Cadena de Suministro
¿Le pareció útil este contenido?