Análisis

COVID-19 y facilidades tributarias

Por: Benjamin Uriarte, Socio de Impuestos de Deloitte Perú

A la fecha, la SUNAT ha establecido prórrogas respecto del vencimiento de diversas obligaciones tributarias dirigidas a facilitar su cumplimiento por parte de los contribuyentes de menores ingresos.

Entre otras medidas, ha prorrogado el plazo de vencimiento para la presentación de la Declaración Jurada (DJ) anual de Impuesto a la Renta (IR) del ejercicio 2019 para aquellas empresas cuyos ingresos netos no superen las 5,000 Unidades Impositivas Tributarias (UIT); esto es, S/21,000,000. El nuevo cronograma va del 24 de junio al 9 de julio de 2020.

Para tales contribuyentes, dicha prórroga también incide en la propia determinación del impuesto en el caso de deducciones sujetas al plazo de presentación de la DJ, tales como los beneficios que se paguen a los trabajadores (vacaciones, bonos, participación en las utilidades) y ciertas retribuciones que se paguen a sujetos no domiciliados, hasta las fechas del nuevo cronograma. La prórroga también otorga un mayor plazo para obtener los comprobantes de pago que sustentan los gastos.

Si bien con la prórroga en el pago del impuesto anual del 2019 la SUNAT busca que estos contribuyentes cuenten con mayores recursos para afrontar la emergencia, el impacto en el cumplimiento de las obligaciones correspondientes al 2020 podría ser contraproducente.

Así, por ejemplo, mientras no se presente la DJ anual de 2019, los pagos a cuenta de marzo en adelante deberán efectuarse en base al 1.5% de los ingresos mensuales sin posibilidad de solicitar la modificación o suspensión de dichos pagos.

Por otro lado, en cuanto al ITAN 2020, debería también ser objeto de prórroga, no sólo por la extensión del estado de emergencia sino porque puede resultar cuestionable exigir su cumplimiento en abril debido a que la determinación de su base imponible requiere de un “balance general cerrado”, cuya existencia será difícil de acreditar dada la postergación de la junta encargada de su aprobación societaria, la prórroga de la DJ anual del 2019 que habría incluido dicho balance y, en el caso de contribuyentes que obtuvieron ingresos de hasta 2,300 UIT, la ampliación del plazo de atraso hasta el 4 de mayo para el Libro de Inventarios y Balances correspondiente al ejercicio 2019.
 

Conoce más de nuestros servicios

En Deloitte brindamos soluciones acorde a las necesidades del negocio. Conoce más de nuestros servicios y revisa cómo podemos ayudarte en este y otros temas de Impuestos.

Ingresa aquí
¿Le pareció útil este contenido?