Ideas

Flash Informativo N° 95 – 2020

Asesoría Tributaria y Legal

Se extiende el plazo de arrastre de pérdidas bajo el Sistema a)

Decreto Legislativo No. 1481

Considerando el impacto en la economía nacional como consecuencia de la declaratoria de Estado de Emergencia Nacional, se dispone extender de manera excepcional el plazo de arrastre de pérdidas bajo el sistema a) de compensación de pérdidas previsto en el artículo 50 de la Ley del Impuesto a la Renta (LIR), únicamente para la pérdida neta total de tercera categoría de fuente peruana registrada en el ejercicio gravable 2020, pudiendo imputarse en los cinco ejercicios inmediatos posteriores computados a partir del ejercicio gravable 2021.

La presente disposición sólo es aplicable para los contribuyentes domiciliados en el país generadores de rentas de tercera categoría que hubiesen optado u opten por el arrastre de sus pérdidas bajo el sistema a) previsto en la LIR.
 

La suspensión perfecta de labores y sus implicancias

Nota de Vanessa Benítez, Gerente de Laboral de Deloitte Perú

La suspensión perfecta de labores implica suspender temporalmente la obligación del trabajador de prestar el servicio y la del empleador de pagar la remuneración respectiva, sin que desaparezca el vínculo laboral.

La Ley de Productividad y Competitividad Laboral contempla diversas causas de suspensión del contrato de trabajo, pero sólo permite que el empleador decida unilateralmente la suspensión perfecta de la relación laboral (sin pago de remuneración), ante un caso fortuito o fuerza mayor, y hasta por un máximo de noventa días, debiendo de ser posible otorgar vacaciones vencidas o anticipadas, o adoptar medidas que razonablemente eviten agravar la situación de los trabajadores.

Con el fin de evitar que los empleadores abusen de esta medida por motivos de fuerza mayor, el Gobierno, a través del Decreto de Urgencia N° 038-20202 y el Decreto Supremo N° 011-20202-TR, reguló la aplicabilidad de la suspensión perfecta de labores en el marco de la emergencia sanitaria. Así, la suspensión perfecta de labores sigue siendo una medida excepcional que el empleador podrá aplicar en caso resulte imposible implementar el trabajo remoto o la licencia con goce de haberes (por la naturaleza de las funciones o afectación económica) y acredite haber agotado la posibilidad de implementar las medidas alternativas necesarias para mantener la vigencia del vínculo laboral, tales como otorgar el descanso vacacional adquirido y pendiente de goce, o acordar: el adelanto de vacaciones, la reducción de la jornada con la reducción proporcional de remuneración, la reducción de remuneraciones y cualquier otra medida regulada en el marco legal vigente.

La medida no puede extenderse más allá de 30 días calendario luego de terminada la emergencia sanitaria, es decir, del 9 de julio de 2020. El empleador deberá comunicar la medida a los trabajadores afectados y luego presentar la comunicación de suspensión perfecta de labores, por vía remota a través de un formato aprobado, a la Autoridad Administrativa de Trabajo, quien validará la procedencia de dicha medida mediante el procedimiento que para tales efectos se ha establecido. En caso resulte que no es procedente, la Autoridad Administrativa de Trabajo dejará sin efecto la suspensión perfecta de las labores, ordenará el pago de las remuneraciones por el tiempo de suspensión transcurrido y, cuando corresponda, ordenará la reanudación inmediata de las labores. En tal caso, el periodo dejado de laborar es considerado como de trabajo efectivo para todo efecto legal.

Los días que dure la suspensión perfecta de labores, no se consideran para la determinación de los derechos y beneficios sociales. El Decreto Supremo N° 005-2020-TR (Ley que regula el otorgamiento de las Gratificaciones), el Decreto Supremo N° 001-97-TR (Ley de Compensación por Tiempo de Servicios), el Decreto Legislativo N° 713 (Ley sobre Descansos Remunerados) y el Decreto Legislativo N° 892 (Ley que regula el derecho de los trabajadores en a participar en las utilidades de las empresas), y sus respectivos reglamentos; señalan como período computable para los beneficios los días efectivamente laborados e incluso aquellos días que excepcionalmente deben ser considerados como días efectivamente laborados, no incluyen el periodo de suspensión perfecta.

En relación a los tributos y aportaciones sociales (a cargo del empleador y del trabajador), durante el tiempo que la relación laboral se encuentre perfectamente suspendida, al no existir ingreso sobre el cual gravar los conceptos referidos, no existirá obligación de pagar esos tributos y aportaciones. El empleador deberá registrar la situación del trabajador en el T-Registro, bajo el código 14 o 15 (dependiendo si está afiliado o no a una EPS), y deberá colocar la letra “L” (licencia sin goce de haber) en el rubro “excepción de aportar” en el caso de las declaraciones a la AFP.

Dado que los trabajadores suspendidos de manera perfecta no recibirán ingresos mientras dure la suspensión, el Gobierno ha dispuesto que accederán a las siguientes medidas adicionales para afrontar la falta de liquidez:

  • Disposición de la Compensación por Tiempo de Servicios y adelantos: podrán disponer libremente de los fondos del monto intangible por depósitos de CTS, hasta por una remuneración bruta mensual por cada mes calendario vencido de duración de la suspensión perfecta de labores. Si no cuenta con saldo en la cuenta de CTS, puede solicitar al empleador el adelanto del pago de la CTS del mes de mayo de 2020 y de la gratificación del mes de julio de 2020, calculados a la fecha de desembolso. 
  • Retiro extraordinario del fondo de pensiones: podrán retirar extraordinariamente de hasta S/ 2, 000 de la Cuenta Individual de Capitalización (CIC).
  • Prestación económica para trabajadores de la microempresa: los trabajadores cuya remuneración bruta sea de hasta S/. 2,400, recibirán una “Prestación Económica de Protección Social de Emergencia ante la Pandemia del Coronavirus COVID-19”, otorgada por el Seguro Social del Salud hasta por un monto máximo de S/. 760 por cada mes calendario vencido que dure la medida de suspensión perfecta de labores, hasta por un periodo máximo de tres (3) meses.

Adicionalmente, a los trabajadores suspendidos de manera perfecta que, de continuar laborando hubieran alcanzado durante el período de suspensión, los aportes necesarios para acceder al derecho a una pensión en el Sistema Nacional de Pensiones (SNP), no se les exigirá los aportes del periodo de suspensión, y pueden solicitar su otorgamiento a la Oficina de Normalización Previsional (ONP), la que le puede reconocer de manera excepcional hasta tres (03) meses de aportes. Para el cálculo de la pensión no se toman en cuenta las remuneraciones por el periodo excepcional acreditado.
 

¿Le pareció útil este contenido?