Comunicados de prensa

Blockchain, la tecnología de Bitcoin que cambia paradigmas 

Nota a Mauro Flores en El País 

22/09/2017

Inalterable, descentralizada y transparente, esta herramienta promete revolucionar varias áreas de negocio; en Uruguay, algunas empresas comienzan a desarrollar productos y explorar nichos.

Cuando en 2008 el Bitcoin fue creado por Satoshi Nakamoto (del que no se conoce su paradero ni su verdadera identidad) ciertas personas recalaron en un detalle muy importante: el blockchain, la tecnología detrás de la criptomoneda.

Ahora la «cadena de bloques» parece estar de moda y no es para menos. Su tecnología puede llegar a revolucionar la forma en que se procesan y gestionan empresas y gobiernos. La clave radica en la seguridad que brinda su sistema de almacenaje de información.

La tecnología se asimila a una base de datos compartida entre muchas computadoras (nodos) en todo el mundo, que funciona como un libro de registros de operaciones o transacciones (bloques) que se registran en forma cronológica con un código (hash). Los únicos que pueden hacer cambios son los «mineros» (personas detrás de las computadoras), quienes los registran y difunden en la red para que los nodos verifiquen su validez y actualicen el estado de la cadena. 

Pero fue Vitalik Buterin, joven de origen ruso, quien contribuyó a que la tecnología se abriera a todos los ámbitos. En 2014, fundó la tecnología de blockchain Ethereum con el fin de crear su propia criptomoneda, el Ether. Lo que generó fue aún más amplio: un sistema que permite transaccionar cualquier elemento que sea programable, con cualquier persona, sin la necesidad de que exista una autoridad central.

Ensayos locales 

En Uruguay varios jugadores han comenzado a investigar, probar e incluso desarrollar algún producto específico en base a esta tecnología. Mauro Flores, gerente de servicios de seguridad y líder técnico de blockchain para Latinoamérica de Deloitte entiende que existe un gran potencial en el sector financiero y público y en la consultora ya se encuentran trabajando en soluciones para estos sectores.

«Estamos en proceso de identificar, dentro de la realidad de cada organismo o empresa, dónde podrían lograr beneficios significativos. Es como el Lego, son fundamentos constructivos, pero lo que se puede construir varía mucho según las necesidades de cada uno», dijo. A su juicio, uno de los aspectos donde puede impactar más es en los procesos internos de las compañías. «Internamente, en organizaciones, en diferentes procesos con logísticas complicadas como el flujo de aprobaciones internas, contratos internos, contrataciones de servicios internos entre áreas; puede ayudar a mejorar la gestión», destacó. 

Se puede incluso llegar a reducir conflictos. Por ejemplo, si una empresa debe manejar un stock muy grande y moverlo, la trazabilidad se puede hacer más eficiente con blockchain para saber si se recibió o no una mercadería, si se movió de lugar, etcétera. 

Sergio Fogel, cofundador de Astropay, indicó que en su empresa comenzaron a experimentar con blockchain (Ethereum). «Conformamos un laboratorio para experimentar con la tecnología en varios aspectos», señaló. 

IBM, que ya trabaja con esta tecnología a nivel mundial con base a Hyperlegder —sistema cerrado de blockchain donde pocos actores tienen acceso) hace varios años— también comenzó explorar el mercado local en áreas de gobierno, el sector financiero, de distribución, salud y regulatorio, indicó Gonzalo Boix, líder de iniciativas blockchain del gigante tecnológico para Uruguay y Paraguay. «Hay muchos casos que hacen sentido en Uruguay, pero queremos estar seguros de aplicar esto con un retorno de la inversión para las empresas o el ecosistema donde se aplica. Por ejemplo, la historia clínica médica es muy interesante, porque se le da el poder al paciente para que la maneje», indicó.

Alejandro Narancio, CEO de Infuy, también le puso fichas el blockchain y este año lanzó ZirconTech, una spinoff de su empresa dedicada a explorar esta tecnología. «Desde marzo estamos explorando nuestro primer producto, una herramienta de seguro basado en el uso. Mediante una app o algún dispositivo se ‘trackea’ la información del conductor, que se envía al blockchain para que se hagan los cálculos de scoring. Queda todo grabado y es inmutable. El plan es lanzarlo a fines de 2018. Ahora estamos realizando planes pilotos en compañías de Uruguay y Argentina y hemos avanzando negociaciones con empresas en Chile», comentó. 

Otro jugador que incursionó en el mercado es la tecnológica Inmind, que hace dos meses comenzó en EE.UU. pruebas piloto de su primer producto, una «billetera médica». «A través de una aplicación móvil, el paciente accede a su historia clínica y es el único que puede permitir el acceso a su médico. De esta forma el paciente, cuando decide cambiar de clínica o doctor, no depende de la comunicación entre clínicas para el pasaje de información. Asimismo, el paciente podrá utilizar la aplicación para obtener medicamentos que le fueron recetados en las farmacias porque estarán cargados en su historia», explicó. Uno de los valores de aplicarlo en la historia clínica es que garantiza trazabilidad absoluta e inmodificable de los registros. Si el médico ingresa mal un dato, no lo puede editar, debe agregar un nuevo registro para ‘corregir’ el anterior. Esto da transparencia y garantía a la hora de evaluar lo que haya sucedido con un tratamiento», remarcó.

A pesar de estas «bondades» de la nueva plataforma, la adopción aún es lenta. «Es una tecnología que cambia las reglas de juego, cambia los escenarios y, por ejemplo, hay que ser más colaborativo», dijo Flores, el experto de Deloitte. Tal vez ahí la cadena tenga su eslabón más débil.

¿Encontró útil este contenido?