Comunicados de prensa

¿Cuál es el diagnóstico del FMI sobre la economía mundial?

Nota en En Perspectiva a Javier Glejberman

14/04/2016

¿Cuál es el diagnóstico del FMI sobre la economía mundial? Análisis del informe "Panorama económico mundial"

EMILIANO COTELO (EC):

El martes el Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó una nueva edición de su informe “Panorama Económico Mundial”... Es un informe que contiene la visión del FMI sobre la economía mundial y sobre el crecimiento económico esperado a nivel global y por país.

El FMI volvió a recortar las proyecciones globales y ahora estima una expansión de la economía mundial de 3,2% para este año y de 3,5% para 2017. Con este tema de fondo, les proponemos conversar con el economista Javier Glejberman de la consultora Deloitte.

Javier, comencemos con un balance general... El FMI recortó nuevamente sus proyecciones de crecimiento mundial para 2016 y 2017. ¿Cómo analizan ustedes ese ajuste a la baja?

JAVIER GLEJBERMAN (JG):

Para nosotros el ajuste de las proyecciones del FMI recoge la debilidad que estamos viendo en la economía mundial... Como tú adelantabas, para 2016 el FMI está previendo una expansión global de 3,2%, una tasa de crecimiento prácticamente igual a la del 2015 que fue de las más bajas de los últimos años...

Y para el año que viene el FMI está indicando una expansión de 3,5%... Eso significa que el FMI está esperando cierta aceleración de la economía mundial para 2017, aunque el propio organismo marca que esa proyección está condicionada a que las economías emergentes se reaceleren de forma importante... A nuestro juicio, se trata de un supuesto de trabajo importante a la luz de los desafíos que tienen por delante estas economías.

Pero en términos generales y como comentaba antes, la verdad que este nuevo ajuste a la baja de los pronósticos que realizó el FMI no sorprende demasiado...

EC:  -  Javier, ¿cuál es el diagnóstico del FMI para las economías desarrolladas? ¿Qué tasas de expansión se esperan para estos años?

JG:  -  El diagnóstico del FMI en relación a las economías desarrolladas no ha cambiado demasiado, pero eso es razonable dado que los fundamentos de estas economías tampoco han cambiado mucho.

El FMI señala como elemento negativo que estas economías todavía están padeciendo los efectos negativos de la crisis de 2008/2009 (como lo es el sobre-endeudamiento a nivel público y privado)... Y otro factor de preocupación que se menciona en el informe (que aplica sobre todo para Europa) es el riesgo de ingresar en una situación de inflación muy baja o deflación de manera persistente, porque eso tendría impactos negativos a nivel del consumo y de la inversión.

Del lado positivo, el FMI señala que la política monetaria permanece siendo muy expansiva (al extremo de que en Europa y Japón prevalecen tasas de interés negativas) y también hay que tener en cuenta que los precios del petróleo más bajos representan un impulso favorable para estas economías dado que la gran mayoría son importadoras netas de petróleo.

Ahora, yendo concretamente a los números, el FMI espera un crecimiento de 1,9% para este año y de 2% para el 2017... Tasas de expansión modestas podríamos decir... Cuando se mira país por país, no hay demasiadas sorpresas... Se proyecta un crecimiento más fuerte en Estados Unidos (del orden de 2,5%), en la Zona del Euro de 1,5% y para Japón se espera un desempeño realmente pobre (una expansión de sólo 0,5% para este año y un estancamiento para 2017).

EC:  -  ¿Y qué se espera en términos de crecimiento para las economías emergentes? ¿Cuáles son los principales desafíos que tienen por delante estas economías? Te lo pregunto porque antes señalaste que la aceleración de la economía mundial que prevé el FMI para 2017 tiene implícito que las emergentes logran sortear los desafíos de manera exitosa...

JG:  -  Es así, como tú decís el FMI prevé que la economía mundial crezca a mayor ritmo en 2017, fundamentalmente porque espera una aceleración de las economías emergentes... Si miramos los números queda más claro: el FMI pronostica una expansión de los países emergentes de 4,1% para 2016 y de 4,6% para 2017... De ahí que se hable de una aceleración de las economías emergentes en 2017, aunque tampoco debemos perder de vista que esos pronósticos son algo más bajos de los de ediciones anteriores de este informe.

De todas maneras, para que esos pronósticos de crecimiento se cumplan, el FMI supone que los desafíos que enfrentan las economías emergentes se resuelven de manera satisfactoria... Por ejemplo, que la actividad económica de los países exportadores de materias primas repunta, algo que no es del todo evidente a la luz de la caída que se ha visto en los precios internacionales de los commodities en los últimos dos años. Otro punto importante es que el FMI supone que China logra un rebalanceo satisfactorio de su economía y por último, aunque el FMI no lo destaca entre los principales aspectos, también está el riesgo de que la Reserva Federal suba las tasas de interés de forma más rápida de lo que anticipa el mercado... Eso tendría consecuencias negativas sobre las condiciones financieras y sobre los precios de los activos de los países emergentes.

EC:  -  Javier, ¿de qué se trata ese rebalanceo de la economía China? Y más concretamente, ¿a qué ritmo crecería China según el FMI?

JG:  -   El tema es el siguiente... Hace ya bastante tiempo que las autoridades chinas están promoviendo un crecimiento de su economía más inclinado hacia el consumo interno y menos orientado hacia la inversión. Es una iniciativa saludable a largo plazo, porque China no puede seguir expandiéndose a base de inversión y crédito... El tema es cómo se da esa transición, porque si en ese camino China tropieza puede haber una desaceleración fuerte de la economía con efectos negativos sobre el resto de los países emergentes...

La visión del FMI es que en estos años no habrá demasiados impactos, al menos en relación a las tasas de expansión de China. Según este último informe, China crecería 6,5% en 2016 y 6,2% en 2017... Son tasas que si bien son más bajas que las de la década pasada, apuntan a una desaceleración suave de la economía... De hecho, estos pronósticos son de los pocos que se han corregido hacia arriba.

EC:  -  Queda claro el punto, Javier. Para terminar, acerquémonos un poco más, ¿cómo ve el FMI a América Latina?

JG:  -  A ver... Hay que tener en cuenta que 2015 fue un año bastante malo para América Latina, porque el PBI cayó por primera vez luego de muchos años de fuerte crecimiento. Para este año el FMI pronostica una nueva caída de la actividad económica de 0,5%, por lo que los pronósticos no son demasiado alentadores...

También es cierto que en esa cifra agregada influye mucho lo que está pasando en Brasil, que según el FMI tendría una caída del PBI de casi 4%... En el resto de los países, la situación no es tan dramática aunque en general se espera un panorama de desaceleración... Y eso tiene sentido porque las economías de América Latina están expuestas a los mismos riesgos y a las mismas dificultades que las economías emergentes en general... Quizás el panorama es un poco más positivo en América Central y del Norte porque allí se benefician en mayor medida de la recuperación de Estados Unidos y se benefician también de la caída de los precios del petróleo... En cambio, los países del Sur son más dependientes de China (para quien no se espera una reactivación) y sufren más de lleno el impacto de la caída de los precios de los commodities... Del petróleo pero también de la caída de otros precios internacionales como alimentos y metales.

EC:  -  Javier, ahora sí brevemente para terminar, ¿qué proyecciones maneja el FMI para Uruguay?

JG:  -  El FMI prevé que la economía uruguaya se expanda 1,4% este año y 2,6% en 2017, cifras que recortó bastante desde su anterior pronóstico. Ahora, esos pronósticos del FMI siguen siendo bastante más optimistas que los de los analistas locales y que lo que nosotros vemos en Deloitte... A nuestro juicio, teniendo en cuenta el marco internacional y regional y las dificultades que tenemos a nivel local, no vemos mucho espacio para un repunte firme de la actividad económica... De hecho, nuestros pronósticos apuntan a una suba del PBI de 0,3% para este año y en torno a 1% para 2017.

¿Encontró útil este contenido?

Temas relacionados