Comunicados de prensa

¿Cómo ve el fondo monetario internacional a la economía mundial? 

Entrevista en En Perspectiva a Javier Glejberman

ROMINA ANDRIOLI (RA):

Javier, comencemos con un balance general… El FMI recortó las proyecciones de crecimiento en forma bastante generalizada. Ayer muchas notas de prensa remarcaban que era un ajuste previsible. ¿Cómo vieron ustedes los cambios?

JAVIER GLEJBERMAN (JG):

Es verdad que no hay mucha “novedad” en la corrección. Incluso cuando se miran los números hay países para los cuales las proyecciones del FMI vienen (y han venido en los últimos años) de alguna forma “de atrás” respecto a los pronósticos que hacen los analistas de los distintos países…

De todas maneras y más allá de que en general el FMI tiende a ser un poco más “optimista” (en parte por el papel político que tiene el FMI), el informe es útil porque proporciona al mismo tiempo las proyecciones a nivel global y a nivel de las distintas regiones del mundo…

Hechas esas salvedades, nos parece que es una buena oportunidad para mirar cómo vienen las perspectivas de crecimiento mundial y cómo viene cambiando el sesgo de pronóstico…

RA:  –  Bien… Repasemos entonces las principales cifras: ¿Cuánto crecería el PBI mundial este año?

JG:  –  Antes de entrar en las perspectivas para este año, es importante comentar que el FMI estima que en 2015 la economía mundial habría crecido 3,1%, lo que significa la expansión más baja desde 2009…

Para este año y el próximo el FMI espera una aceleración de la economía mundial y señala tasas de crecimiento de 3,4% para 2016 y de 3,6% para 2017.

Si bien como recién decía esas cifras significan una aceleración, también hay que tener en cuenta que reflejan un nuevo recorte de las proyecciones… Pensemos que a principios de 2014 el FMI estimaba una expansión de 4% para 2016 y 2017… A principios de 2015 estimaba un crecimiento de 3,8% para ambos años y ahora espera 3,4% y 3,6%… Lo que quiero destacar comentando estos números es que hace tiempo que el FMI viene rebajando las proyecciones de crecimiento global…

RA:  –  Javier, ¿cuáles son los principales elementos cuando se miran las cifras de crecimiento por región?

JG:  –  El informe hace bastante hincapié en marcar el panorama más difícil que tienen las economías emergentes por delante… Dentro del diagnóstico que hace el FMI lógicamente figura la desaceleración y la mayor inestabilidad financiera en China, la caída de los precios de los commodities y de manera más reciente el aumento de la volatilidad en los mercados financieros.

Yendo a los números concretamente, el FMI espera que las economías emergentes crezcan 4,3% este año y 4,7% en 2017… Teniendo en cuenta que en 2015 estas economías se expandieron 4% en promedio según el FMI, las cifras que recién comentaba suponen una aceleración… O sea, se revisan a la baja las proyecciones pero igual se espera que les vaya mejor que en 2015.

RA:  –  Ahora, ¿qué países liderarían esa aceleración? Te lo pregunto porque en el caso de China hace tiempo que se viene hablando de una desaceleración sostenida y para América Latina se espera una nueva caída del PBI para este año…

JG:  –  Es cierto… A nivel internacional prácticamente hay consenso en que China va a continuar desacelerándose y el FMI no es la excepción… De hecho, ayer se conocieron las cifras oficiales de PBI de China que marcaron un crecimiento de la economía de 6,9% en 2015, la expansión más baja desde 1990… Y el FMI prevé desaceleraciones adicionales para 2016 y 2017, indicando tasas de crecimiento de 6,3% y 6% concretamente.

Es cierto también que para América Latina el FMI espera una nueva contracción de la actividad económica… Ya mostró una caída en 2015 (de 0,3%) y según el FMI volvería a repetir… En ese caso incide mucho lo que sucede en Brasil que es por lejos la economía más grande de América Latina… Recordemos que según las estimaciones del FMI y de la encuesta del Banco Central de Brasil, la economía de Brasil se habría contraído cerca de 4% en 2015… Y para 2016 se esperan nuevas caídas del PBI… De acuerdo al FMI sería de 3,5% y según la encuesta de 3%.

Ahora, del otro lado, también hay que señalar que hay algunas regiones emergentes con mejores perspectivas según el FMI… Por ejemplo, Indica crecería 7,5% tanto en 2016 como en 2017… África y Medio Oriente con tasas más cercanas a 4% pero acelerándose respecto a 2015… Y por otro lado, hay países como Rusia y sus vecinos que tuvieron un 2015 muy malo, pero para los cuales se espera cierta recuperación o al menos una contracción menor… Si bien allí no se espera un desempeño bueno, al menos no sería tan malo como en 2015…

En definitiva Romina, no hay un comportamiento homogéneo entre las economías emergentes, sino más bien luces y sombras.

RA:  –  ¿Y a nivel de las economías desarrolladas? ¿Hubo ajustes en las expectativas de crecimiento?

JG:  –  También, aunque los ajustes fueron menos pronunciados… Las economías desarrolladas crecerían en conjunto 2,1% tanto este año como el que viene… Es un poco más de lo que crecieron en 2013 o 2014, pero esas cifras igual suponen un recorte de una décima porcentual en relación a las últimas estimaciones… Y más allá de esto, son números que reflejan un dinamismo relativamente pobre de estos países y que ponen de manifiesto que la crisis de 2008/2009 dejó secuelas perdurables y que la recuperación por tanto seguirá siendo lenta.

El ajuste más relevante dentro de las economías desarrolladas estuvo en Estados Unidos con un recorte de dos décimas tanto para este año como el próximo, lo que dejaría a Estados Unidos creciendo a tasas de 2,6%… Allí el FMI señala que si bien el ritmo de actividad económica se mantiene saludable, el fortalecimiento del dólar (que atenta contra la competitividad) y el descenso del precio del petróleo (que afecta inversiones en el sector) son factores negativos a tener en cuenta.

RA:  –  Yendo al plano local, ¿hay proyecciones para Uruguay en este informe?

JG:  –  En realidad este informe es una actualización del informe completo que se divulgó por última vez en octubre del año pasado. En esta actualización no se publican proyecciones para todos los países, sino que se revisan las de las distintas zonas y los principales países… Por lo tanto, no se explicita un número para Uruguay… La última referencia es la de informe de octubre y allí el FMI proyectaba un crecimiento de 2,2% y 2,8% para nuestro país en 2016 y 2017

Dicho eso, no habría motivos para pensar que esta revisión de pronósticos a nivel mundial no implica también un panorama menos optimista para Uruguay… Pero para ver los números concretos tendremos que esperar a abril.

RA:  –  Para terminar, Javier, al inicio hablabas que el informe del FMI también era útil para repasar los sesgos de pronóstico… ¿A qué te referías con eso?

JG:  –  En los informes completos hay generalmente una cuantificación de los sesgos, marcándose un rango de posibles valores con distinta probabilidad (más allá de las proyecciones puntuales)… Eso no lo tenemos en esta actualización, pero sí hay una referencia cualitativa a lo que el Fondo cree que es el sesgo de sus proyecciones.

Lo mencionaba porque a pesar de que hubo una revisión a la baja de los pronósticos, se mantuvo el comentario de que los riesgos siguen siendo mayormente a la baja. Esto quiere decir que si el pronóstico “erra”, es más probable que erre para un escenario de menos crecimiento que para un escenario de más crecimiento. Los factores que el FMI menciona para explicar ese balance de riesgos son varios… Entre los principales figuran una desaceleración de China más fuerte de la que se está contemplando actualmente, una apreciación del dólar más fuerte y condiciones financieras más restrictivas que terminen generando mayor aversión al riesgo y por ende mayor aversión a emergentes y por último el FMI también menciona una posible escalada de las tensiones geopolíticas que hoy se ven en varias regiones del mundo que pueden traer potenciales impactos negativos en los flujos financieros y en el comercio mundial de bienes y servicios.

¿Encontró útil este contenido?