Comunicados de prensa

la Industria manufacturera volvió a mostrar un repunte en noviembre. ¿Qué perspectivas se abren para 2017?

Nota a Florencia Carriquiry en En Perspectiva

13/01/2016

Esta semana el Instituto Nacional de Estadística divulgó nuevos datos sobre el desempeño del sector industrial en nuestro país.

Romina Andrioli (RA): Concretamente, en noviembre la actividad en la industria manufacturera creció 2,6% frente a igual mes de 2015, mostrando nuevamente un repunte, tras las malas cifras del mes de octubre. ¿Cómo se analiza esta recuperación de la producción manufacturera? ¿Qué perspectivas se abren para este año que está comenzando? Lo conversamos con la economista Florencia Carriquiry, de la consultora Deloitte.

Florencia, recién adelantaba que la producción industrial aumentó nuevamente en noviembre. ¿Cómo vieron estas últimas cifras que divulgó el INE?

Florencia Carriquiry (FC): Como comentamos varias veces los datos de industria son bastante volátiles y hay que ser cuidadoso de no sacar conclusiones muy tajantes a partir de cifras mensuales…

Recordemos que el mes pasado comentábamos que en octubre habíamos visto un desempeño bastante flojo del sector, que generaba dudas sobre la recuperación que parecían insinuar las cifras de los dos meses previos.

Afortunadamente, estos datos de noviembre volvieron a marcar un crecimiento… Como decía Emiliano, la producción manufacturera se expandió 2,6% interanual y si miramos la industria sin refinería, el crecimiento fue de 6,3%, porque la refinería de hecho tuvo una contracción fuerte (de más de 16%) en el mes.

RA – ¿Y cómo fue el comportamiento al interior del sector? ¿En qué ramas se apoyó esa recuperación industrial de noviembre?

FC –  Por un lado, la producción de celulosa tuvo un crecimiento excepcional, de casi 40%, que aportó 4 puntos porcentuales a la variación total del mes. Hay que recordar que en noviembre de 2015 la planta de UPM había realizado su parada anual de mantenimiento y eso obviamente incide en esta comparación interanual.

En cambio, como mencionaba antes, tuvimos una caída fuerte a nivel de la refinería y también cayó de forma significativa (algo más de 8%) la producción de alimentos diversos (en dónde se computa sobre todo la actividad de la planta de concentrados de PepsiCo).

De esa manera, más allá del impulso de la celulosa, en noviembre vimos un buen desempeño del núcleo industrial, que como explicamos habitualmente refleja el desempeño del sector sin considerar las tres ramas de la refinería, la celulosa y la producción de alimentos diversos, que son tres ramas con un peso importante en el IVF industrial pero que reflejan esencialmente la actividad de 4 grandes empresas, como son ANCAP, Montes del Plata, UPM y PepsiCo. Por eso consideramos que el indicador del núcleo industrial es un indicador más representativo de que está pasando con la industria en términos más generales.

RA – ¿Cómo evolucionó concretamente el núcleo de la producción industrial en noviembre?

FC – Concretamente, el núcleo industrial creció 3,4% interanual. Y fue además un crecimiento bastante generalizado por ramas.

En Deloitte computamos un índice de difusión, que busca monitorear qué porcentaje de ramas viene creciendo y, por oposición, permite mirar también qué porcentaje de ramas muestra caídas en su nivel de actividad. Y ese índice de difusión se ubicó en noviembre en 54%. En otras palabras, 32 de las 59 ramas que componen el núcleo del IVF industrial mostraron avances en la comparación interanual y eso marca una mejora respecto a los meses previos, cuando ese porcentaje se ubicaba por debajo del 50%.

De todas maneras, Romina, aún se advierten comportamientos bastante diferentes a nivel de ramas… Algunos sectores han venido consolidando una recuperación bastante clara en los últimos meses, mientras que otros mantienen todavía un panorama muy recesivo.

RA – ¿Podemos mencionar algunos ejemplos?

FC –  Sí claro. En general, las ramas más típicamente exportadoras están mostrando un buen desempeño. En particular y en un marco de buen dinamismo de la faena bovina, la industria frigorífica creció 12% en noviembre, consolidando la recuperación que muestra desde mediados de año y acumulando un aumento de 7% en enero-noviembre. A nivel de las curtiembres también estamos viendo buenas cifras (con un crecimiento de casi 20% en el año) y noviembre fue un buen mes para los molinos arroceros, que tuvieron una expansión de más de 50%, después de una caída de 9% en octubre.  Incluso, sectores como la industria láctea o la producción de tops, que venían mostrando un mal desempeño en meses previos, registraron repuntes, aunque moderados, en noviembre.

En este grupo de ramas exportadoras, la excepción más clara es la industria pesquera. Volvió a caer fuerte en noviembre (más de 40%) y en el promedio de los 11 primeros meses de 2016 tuvo una caída interanual del orden del 36%.

RA – ¿Y qué muestran los datos a nivel de otras ramas más volcadas al mercado doméstico?

FC – A nivel de las ramas que llamamos de “bajo comercio exterior” (que no realizan exportaciones relevantes y que tampoco enfrentan una competencia de importados muy significativa en el mercado local), volvió a sobresalir el incremento de la producción de bebidas sin alcohol, de vinos y también se observó un buen desempeño a nivel de la fabricación de algunos productos metálicos y de cal y cemento en noviembre.

En cambio, la actividad de las ramas de orientación intermedia, que venden en el mercado doméstico (pero que sí enfrentan competencia de importados) y que también exportan, sobre todo a los mercados regionales, el desempeño está siendo menos favorable en general, aunque hay excepciones. En varios de esos casos la menor demanda desde los países vecinos se ha sentido duramente este año, como en el caso de los automóviles y autopartes, la vestimenta, algunos otros productos textiles o los productos de plásticos, por mencionar algunos ejemplos relevantes.

RA –  Para terminar, Florencia, ¿qué perspectivas manejan para el sector industrial este año? ¿Es esperable que se mantengan estas buenas señales vistas en noviembre?

FC –  Como decía al inicio, hay que ser cuidadoso con sacar conclusiones muy asertivas a partir de cifras mensuales. Tendremos que esperar a ver si los próximos meses ratifican las buenas señales vistas en noviembre, pero a priori, en Deloitte esperamos sí que el núcleo de la industria mantenga una recuperación moderada en 2017, sobre todo en la medida en que la región efectivamente muestre una reactivación y en la medida en que el dólar retome cierta alza, que permita ir recomponiendo, aunque sea lentamente, los niveles de competitividad.

De todas maneras, hay que tener presente que a partir de febrero está prevista una parada de mantenimiento en la refinería de ANCAP, que duraría algo más de 3 meses y que evidentemente va a impactar duramente en las cifras del IVF total de este año. De hecho, contemplando ese cierre de la refinería nuestros pronósticos apuntan a que la industria manufacturera en su conjunto va a cerrar 2017 con una contracción de algo más de 2%

¿Encontró útil este contenido?