Análisis

Aguinaldo Anual

10 de diciembre de 2018

1. Introducción

Considerando que Diciembre es el mes donde las empresas deben calcular el aguinaldo a abonar a sus dependientes,  nos pareció interesante repasar la definición legal,  así como las partidas que se deben considerar para su cálculo y el tratamiento para seguridad social e IRPF del mismo.

2. Definición.

El aguinaldo, o también llamado sueldo anual complementario, fue establecido por la Ley 12.840.

En su artículo 2 esta Ley dispone que el aguinaldo se calcule como “la doceava parte del total de sueldos o salarios abonados por el patrono en los doce meses anteriores al primero de diciembre de cada año”. Este artículo asimismo dispone que “… se considerará sueldo o salario la totalidad de las prestaciones en dinero originadas en la relación de trabajo que tengan carácter remuneratorio” (destacado nuestro).

3. Partidas que generan Aguinaldo

Por lo expuesto anteriormente, generan aguinaldo las partidas abonadas por el empleador, otorgadas en dinero que tengan carácter remuneratorio.

Ejemplos de estas partidas serían: salario, horas extras, feriados pagos, descansos trabajados, primas por antigüedad, prima por presentismo, comisiones por ventas, viáticos sin rendición (por la parte considerada remuneratoria que aporta a la seguridad social), bonos por rendimiento, entre otras.

4. Partidas que no generan Aguinaldo

De acuerdo a la Ley mencionada no se deberán considerar las partidas remuneratorias dadas por el empleador en especie como ser: la alimentación, la vivienda, vestimenta, el celular para fines personales, el vehículo para uso personal, entre otras.

Tampoco se deberá calcular aguinaldo sobre partidas que no hayan sido abonadas por la empresa, como por ejemplo sobre propinas.

Asimismo, no geneneran aguinaldo los beneficios otorgados que no tengan carácter remuneratorio. Ejemplos de este tipo de partida serían: primas por nacimiento de hijos, por matrimonio, pago de expensas funerarias, entre otras. En relación al salario vacacional, si bien el Decreto 49/000 dispuso que no tiene carácter remuneratorio, la mayor parte de la jurisprudencia no comparte su no inclusión.

Interesa señalar que los consejos de salario o los convenios colectivos entre la empresa y sus empleados siempre pueden disponer pautas más beneficiosas que la Ley, por lo que podrían acordar incluir partidas no remuneratorias, o en especie, o no abonadas por el empleador en el cálculo del aguinaldo.                                                                            

5. Oportunidad de pago

El Decreto- Ley 14.525 faculta al Poder Ejecutivo a disponer que el aguinaldo se abone en dos etapas: Dentro de junio la primera fracción, que se calcularía como la doceava parte de las partidas que generan aguinaldo otorgadas entre el 1° de diciembre hasta el 31 de mayo; Dentro de los 10 días anteriores al 24 de diciembre la segunda fracción, que se calcularía como la doceava parte de las partidas que generan aguinaldo otorgadas entre el 1° de junio hasta el 30 de noviembre.

A este respecto todos los años se publica un Decreto estableciendo el fraccionamiento y la fecha hasta la cual se puede pagar esta partida. Para el presente ejercicio el Decreto del 11 de junio de 2018 estipuló que la primera fracción se abone dentro del mes de junio, y la segunda antes del 20 de diciembre.

Interesa comentar que en caso de egreso corresponde el pago del aguinaldo por la cuota-parte generada hasta dicho momento. En caso de despido por notoria mala conducta se pierde el derecho al cobro de este rubro según el artículo 3 de la Ley 12.840.

6. Tributación – Aportes a la Seguridad Social – BPS

Debido a la naturaleza salarial del aguinaldo, el mismo constituye materia gravada a los efectos de las contribuciones especiales a la seguridad social.

Los empleados realizan aportes personales al FRL (0,125%), FONASA (tasas variables del 3% al 8% dependiendo de la situación familiar e ingresos) y aportes jubilatorios (15%).

Los empleadores realizan aportes patronales al FRL (0,125%) y aportes jubilatorios (7,5%). Por el aguinaldo no corresponde efectuar aportes patronales al FONASA.

Interesa mencionar que las personas comprendidas en el régimen de la Ley 16.713 realizan aportes jubilatorios hasta un tope mensual que actualmente asciende a $ 160.121. A este respecto el aguinaldo se considera un ingreso independiente, por lo que no se suma a otras partidas para comparar con el tope. Dado que se paga en dos fracciones, cada fracción corresponde compararla con la mitad del tope, actualmente $ 80.060. Por la porción de aguinaldo que exceda dicho monto no se realizarán aportes jubilatorios.

7. Tributación – IRPF – DGI

El IRPF es un impuesto anual que grava - entre otras - las rentas de trabajo dependiente. Los empleadores son los encargados de retener y pagar el impuesto por estas rentas a DGI. Para ello de enero a noviembre efectúan retenciones mensuales a sus empleados y en diciembre calculan el ajuste anual, lo que implica calcularles el impuesto anual y retener lo que haga falta para llegar a él.

Mencionado esto corresponde señalar que el impuesto anual de la persona se calcula como el IRPF de Rentas (con excepción del aguinaldo y el salario vacacional) – IRPF de Deducciones + IRPF de Aguinaldo y Salario Vacacional. A continuación, comentaremos cómo se calcula cada uno de ellos:

El IRPF de rentas se calcula aplicando tasas progresivas que van de 0 % a 36% a todas las rentas del año gravadas por el impuesto, salvo el aguinaldo y el salario vacacional.

El IRPF de deducciones se calcula como un 8% sobre las deducciones admitidas: aportes a la seguridad social, incluidos los aportes del aguinaldo, más el ficto de salud por hijos, fondo de solidaridad, adicional al fondo de solidaridad y aportes a la caja de jubilaciones y pensiones de profesionales universitarios. El 8% puede ser 10% si los ingresos anuales son inferiores a 180 BPC (actualmente $ 692.640).

Si el resultado de restar el IRPF de rentas menos el IRPF de deducciones es menor a 0 entonces no corresponde calcular IRPF sobre el aguinaldo (y el salario vacacional). De lo contrario, el IRPF de estas partidas se calcula aplicando a la suma de ambas la tasa marginal máxima a la que están gravadas las demás rentas de trabajo dependiente.

Esta forma particular de cálculo del IRPF del aguinaldo (y el salario vacacional) empezó a regir en 2015 (con la Ley 19.321 y el Decreto 154/015), y si bien para muchos no implicó ningún cambio, para otros implicó un ahorro, dado que al sumar el aguinaldo y vacacional a sus otras rentas se pasaban de franja y tributaban a una tasa más alta, y con este cambio se mantuvieron tributando a la tasa máxima de las demás rentas.

Interesa mencionar que esto sólo aplica para el aguinaldo (y el salario vacacional) legal.

Aclarado el cálculo del IRPF anual que se efectúa en diciembre, nos interesa comentar lo que sucede a la hora de calcular las retenciones mensuales de enero a noviembre. El IRPF mensual se calcula como el IRPF de rentas – IRPF de deducciones. A continuación, comentaremos como se calcula cada una de ellas:

  • El IRPF de rentas a partir del Decreto 199/011, que entró en vigencia en agosto 2011, se calcula de la siguiente manera: Si la renta mensual gravada supera las 10 BPC (actualmente $ 38.480), dicha renta se debe incrementar en un 6 % de la materia gravada para aportes personales a la seguridad social, sin considerar el tope de aporte jubilatorio. Si la renta mensual gravada no supera las 10 BPC no se debe realizar incremento del 6%.

El ficto del 6% anteriormente mencionado corresponde conceptualmente al aguinaldo líquido generado en el mes, por lo que el IRPF del aguinaldo no se calcula en el momento de cobro de la partida sino mientras se genera. Por tal motivo en junio no se suma a las demás rentas gravadas, y sus aportes tampoco se adicionan a las deducciones admitidas del mes.

  • El IRPF de deducciones se calcula como un 8% sobre las deducciones mensuales admitidas mencionadas anteriormente, o un 10% si los ingresos mensuales son inferiores a 15 BPC (actualmente $ 57.720).

Aguinaldo complementario

En algunas empresas es común otorgar “aguinaldo complementario”, ya sea por decisión de la empresa o por estar estipulado en consejos de salario o convenios colectivos entre los empleados y las empresas.

Nos interesa comentar que esta partida no sigue el mismo tratamiento que el aguinaldo común en lo que refiere a su tributación. A diferencia de este: se deben realizar aportes patronales al FONASA (5%), se debe adicionar a las otras partidas gravadas por aportes a la seguridad social para comparar con el tope de la AFAP, así como también corresponde sumarla a las otras rentas gravadas por IRPF para calcular el impuesto y no aplicar la tasa marginal máxima.

¿Encontró útil este contenido?