Análisis

¿Cómo gestionar el riesgo?

Artículo de la Revista Forbes Colombia por César Molano y Raúl Ricardo Sacanni, socios de Financial Advisory

Junio 2020

Has un alto riesgo de incumplimiento de obligaciones contractuales. Paso a paso para enfrentar organizarse (y blindarse) de líos contractuales.

El coronavirus (COVID-19) ha expuesto a los negocios a condiciones comerciales inciertas y contingentes. Existe el riesgo potencial de sufrir interrupciones a lo largo de la cadena de valor, presiones en las relaciones comerciales y aumento del riesgo de incumplimiento de las obligaciones contractuales. A medida que la situación tienda a normalizarse y se haya superado lo peor de la crisis, es probable que las empresas comiencen a buscar cómo resolver esos desafíos contractuales que generó el COVID-19 y cómo restaurar las relaciones comerciales más importantes, en el contexto de recesión pronunciada y una recuperación que se prolongará varios meses.

Las empresas logran limitar el daño a su negocio cuando cuentan con un sistema que les permite identificar, evaluar y gestionar los riesgos de la disrupción, lo cual implícitamente incluye implementar/contar con un mecanismo de reclamación estructurado, el cual, a su vez, contempla las siguientes acciones:

  • Establecer un equipo para identificar problemas críticos, planificar y evaluar resultados potenciales, y asignar recursos apropiados.
  • Decidir cómo preservar y almacenar información y comunicaciones contractuales, tanto las actuales como las generadas posteriormente.
  • Distinguir los casos de incumplimiento que pueden negociarse de aquellos que llegarán a tribunales, y preparar la estrategia para cada caso.

Algunos aspectos y preguntas al respecto que las organizaciones podrían hacerse frente a la gestión del riesgo de incumplimiento de obligaciones contractuales, por parte de contrapartes con las cuales se mantengan relaciones comerciales i.e. asociados comerciales, proveedores, clientes, entre otros, podrían ser: 

Contratos en incumplimiento o con rendimiento inadecuado.

  • ¿El contrato establece métricas de desempeño específicas, que una parte ya está incumpliendo o que están en riesgo de incumplimiento
  • ¿La legislación aplicable a mi contrato regula expresamente los efectos de una pandemia?
  • ¿Puedo tomar alguna acción legal desde este momento o debo esperar a que los juzgados regresen a su operación regular?
  • ¿La crisis derivada del coronavirus está siendo utilizada como una excusa para que una contraparte busque salir de la relación contractual, cuando en realidad existen otras razones subyacentes?
  • ¿Es posible evaluar, de manera preventiva, las implicaciones financieras directas e indirectas de la extinción del contrato?
  • ¿Puedo tomar medidas de mitigación e identificar con precisión los costos internos y externos asociados al incumplimiento de una relación contractual?
  • ¿Podrían existir incumplimientos contractuales que puedan resolverse rápidamente o existirán casos que requieran de una investigación exhaustiva y conlleven a una negociación con la contraparte?
  • ¿Qué planes o procedimientos existen para identificar, preservar, cotejar y analizar la evidencia y los datos (incluidos, por ejemplo, los correos electrónicos), que sean relevantes para evaluar el desempeño real y contra-fáctico del contrato?

Si deseas conocer toda la información completa que se publicó en la Revista Forbes, te invitamos a descagar el artículo.
 

Did you find this useful?