Panorama

Criptomonedas: ¿el comienzo de su caída?

Por Gustavo Méndez, Socio Líder de la Industria de Servicios Financieros en Deloitte Spanish Latin America

El mundo de las criptomonedas, así como las grandes expectativas de tener menos regulaciones y fricciones en los sistemas financieros, a fin de facilitar el flujo del dinero, tuvieron grandes retos en noviembre de 2022 cuando la plataforma de intercambio de criptomonedas FTX y su fundador, Sam Bankman, anunciaron que dicha compañía se encuentra en bancarrota. Eso ha resuelto que, el Bitcoin, la criptomoneda más conocida y con mayor aceptación a nivel global, su precio ha regresado a los niveles de negociación que tuvo hace 5 años.

Aún hay mucho que entender sobre las múltiples causas que llevaron a la caída de FTX, lo único que queda claro, por ahora, es la falta de liquidez a la que se enfrentó la criptomoneda.

Entre los grandes inversionistas de FTX, se encuentran firmas de venture capital (VCs), un gran fondo de pensiones de Canadá y alrededor de un millón de usuarios en todo el mundo.
 

¿Qué viene: extinción, más regulación o “Laizzes faire”?

Extinción- Creemos que es poco probable que ocurra este escenario. En nuestra opinión, a pesar de que FTX cuenta con activos por alrededor de 16 mil millones de dólares, esta cantidad no es lo suficientemente grande como para generar un impacto importante en el sistema financiero. Para ponerlo en nuestro contexto, este valor es 1.8 veces más grande que el capital de Citibanamex en México. Sin embargo, las lecciones que ha dejado el caso de esta compañía de criptomonedas representan una oportunidad para mejorar la regulación.

Más regulación- Creemos que es altamente probable. Con un millón de usuarios afectados y con un riesgo potencial de afectar a otras compañías o modelos de negocio , creemos que es altamente probable que la regulación que emerja debido al contexto actual de las criptomonedas implicará mayor gobierno e inspección sobre estas actividades.

De existir una mayor regulación, el futuro próximo de las criptomonedas podría ser el de una menor oferta y demanda de las mismas, debido a que la agilidad con la cual se realizaban las inversiones en estos activos virtuales se verá impactada.

“Laizzes faire”- El esquema capitalista defiende “la libertad de hacer”. En ese sentido, cada inversionista debe ser capaz de entender los riesgos que enfrenta cuando invierte en cualquier activo y, por lo tanto, debería ser el responsable de lo que pueda pasar con esta inversión. De presentarse este escenario, será diferente en cada país; seguramente, las criptomonedas continuarán teniendo demanda, gracias a todos los beneficios potenciales que el mundo cripto hace posibles.

Definitivamente, el mundo de las criptomonedas se encuentra en un punto de inflexión y tendremos que observar cómo evoluciona en los próximos meses. Mientras tanto, para aquellas personas que desean saber qué pueden hacer con sus inversiones, será importante, entre otras cosas, definir su apetito de riesgo y, dependiendo de ello, si las criptomonedas están en el “menú” que más los satisface.

Si esto es así, será recomendable establecer un porcentaje máximo para invertir, así como conocer y analizar, en la medida de lo posible, el desempeño de la empresa a la que desean confiarle su dinero. Las posibles regulaciones que a futuro se establezcan seguramente incidirán para que los inversionistas cuenten con información clara y precisa acerca de las compañías de criptomonedas que les resulten atractivas.

Pero, ¿cómo tener información clara y precisa, si estas compañías no están reguladas ni obligadas a proporcionarla? He ahí uno de los principales desafíos.
 

Did you find this useful?