Los trabajadores longevos aportan beneficios a las organizaciones

Perspectivas

Los trabajadores longevos aportan beneficios a las organizaciones

Muchas de las ideas en los que se fundamentó el desarrollo del talento, están obsoletas. Una de ellas indicaba que “El aprendizaje termina a los veintes, el progreso en la carrera a los cuarentas y el trabajo termina a los sesentas”.

Las razones del cambio, se encuentran en un promedio mundial de esperanza de vida que se ha disparado, de los 53 años en 1960, a 72 años en 2015, con una clara tendencia a seguir incrementando en 1.5 años por década.

Mirando hacia el futuro y uniendo a estas cifras una tasa más baja de nacimientos, el Foro Económico mundial, proyectó el número de jubilados por trabajador a nivel mundial y advierte una reducción, de 8:1 en la actualidad, a 4:1 en 2050.

En el marco de estas tendencias, cada vez más, las empresas tendrán el reto de preparar, incorporar y desarrollar a más personas en sus 50, 60 y 70 quienes, por razones emocionales o financieras desean postergar su salida. Indudablemente, el denominado “tsunami -gris”, parece acercarse y mostrar realmente su fuerza y energía en los países y las empresas. Congruentemente las empresas y los países requieren la actividad de este nuevo grupo de “mayores- jóvenes”.

Según las estadísticas, entre ellas la de CELADE, Costa Rica se convertirá en una economía envejecida luego del 2024. En el 2035, por ejemplo, según las proyecciones del INEC, la población Joven (menos de 19 años) será de 25,2%. Lo que deja en manos de poblaciones de mayor edad el gran grupo laboral. En definitiva, esto deja un entorno de trabajo sumamente diferente para los líderes empresariales y de Recursos Humanos.

En la más reciente encuesta de Organización y Personas, 2018 de Deloitte, tanto en el mundo como en Costa Rica cerca de un 80% de los líderes empresariales ven este tema con alta importancia, pero cerca del 70% de ellos dice no estar preparados para gestionarlo y únicamente un 22% está implementando algunas estrategias enfocadas a este grupo.

Es clave, no limitar o centrar las iniciativas en aquellos que están muy próximos a su retiro, sino en todas las personas que empiezan a llegar a los cuarenta o cincuenta años, en vías a fortalecerlas y actualizarlas para el futuro. Específicamente las empresas, deben transformar sus estrategias para generar nuevos escenarios, roles y planes para aprovechar la energía y trayectoria de este grupo.

Más que empezar a pensar en su retiro, una alta cuota de las personas de este grupo, quieren reinventarse y aportar su experiencia y conocimiento, pero, no tienen un camino fácil, enfrentan una alta disminución en sus posibilidades de trabajo, con cifras sumamente bajas de empleabilidad en el país, un desplazamiento y freno al crecimiento en sus trabajos, así como una gran ansiedad por acelerar su curva de aprendizaje en una industria 4.0 en la que exponencialmente avanza el cambio.

Lamentablemente un 20% de los líderes costarricenses indicaron que las culturas empresariales ven a las personas mayores como una desventaja para las compañías y desde el otro extremo, un reducido 15%, indica ubicar ventajas en este grupo.

¿Qué estrategias se deben impulsar para que más que preparar un retiro, se aumenten las posibilidades para personas mayores de cuarenta o cincuenta años?:

Desarrollo de una cultura de aprendizaje dinámica y abierta al cambio
El primer paso para ser una empresa socialmente responsable con esta generación, es construir una cultura de aprendizaje continua, donde cada individuo se empodere de su crecimiento apoyado en una plataforma corporativa. La ausencia de programas de enseñanza condena a estas personas al pasado y por tanto a disminuir sus posibilidades de crecimiento y empleabilidad al llegar a ser “mayores- jóvenes”.

Muchas de las aplicaciones y tecnologías desarrolladas, comúnmente, para los jóvenes son grandes aliados de las personas de las generaciones X y anteriores, pero es preciso moldear en ellas una apertura al cambio. Aquellos “mayores- jóvenes” que lo logran muestran altos niveles de adopción digital.

Roles diversos aumentan la productividad
La fuerza de los “mayores-jóvenes”, está impulsando un gran número de investigaciones para ayudar a las organizaciones a dar forma a sus estrategias de negocio y talento. Por ejemplo, el MIT AgeLab- Laboratorio del Instituto de Tecnología de Massachusetts- trabaja con empresas, el Gobierno y otras partes interesadas en el desarrollo de soluciones y políticas encaminadas a involucrar a la población mayor. La capacitación, los procesos de transición y la tutoría, son áreas en las que se ha reportado un valor importante en este grupo.

Ya algunas empresas en Costa Rica, han implementado con éxito estos roles para “mayores- jóvenes”

Entornos diversos, horarios flexibles
Al igual que los jóvenes lo colocan como un motivador, para los trabajadores mayores es una necesidad y un facilitador las opciones de horarios flexibles y cargos a tiempo parcial. Esto ofrece oportunidades para sacar el máximo partido de este grupo sobre una base contingente u ocasional. Algunas compañías han adaptado condiciones de infraestructura y diseño para potenciar el bienestar y la productividad.

La gestión de las poblaciones mayores, sin duda, muestra una relación virtuosa además de una clara responsabilidad corporativa.

Es un grupo de trabajadores probado, comprometido y diverso.
La dinámica de las empresas es un claro espejo de los cambios sociales. Las personas mayores tienen una perspectiva de vida diferente, tiene energía e ideas, no quieren estar aislados o inactivos, pero requieren un acompañamiento en sus carreras. El trabajar con ellas, brinda claras ventajas competitivas a las compañías y beneficios para el bienestar y justicia económica de los países.

Las mentes abiertas y los nuevos enfoques flexibles, más que nunca, son necesarios.

Infográfico: Hacia la Empresa Social

Acerca de Deloitte

Deloitte proporciona servicios líderes en la industria en auditoría, consultoría, impuestos y servicios de asesoría a muchas de las marcas más admiradas del mundo, incluyendo a 85 por ciento de las empresas de Fortune 500 y a más de 6.000 empresas privadas y de mercado medio. Nuestra gente trabaja a lo largo de más de 20 sectores industriales para ofrecer resultados medibles y duraderos que ayudan a reforzar la confianza del público en nuestros mercados de capital, a inspirar a clientes para que tomen sus decisiones de negocios más difíciles con confianza y para ayudar a liderar el camino hacia una economía más fuerte y una sociedad sana. Deloitte se enorgullece de formar parte de la red global de servicios profesionales más grande que presta servicios a nuestros clientes en los mercados que son más importantes para ellos.

Deloitte se refiere a una o más Deloitte Touche Tohmatsu Limited, una compañía privada de garantía limitada del Reino Unido ("DTTL"), y a su red de firmas miembro, y sus entidades relacionadas. DTTL y cada una de sus firmas miembro es una entidad legalmente separada e independiente. DTTL (también conocida como "Deloitte Global") no provee servicios a clientes. Por favor, consulte www.deloitte.com/about para una descripción detallada de nuestra red global de firmas miembro.

Did you find this useful?