empresas andaluzas

Boletines de Prensa

Las empresas andaluzas atraen 1.800 millones de euros en operaciones corporativas en 2018

El volumen de negocio creció desde los 957 millones de euros que se alcanzaron en 2017. 64 operaciones tuvieron lugar en Andalucía, frente a las 58 de 2017, y se sitúa como cuarta región española por número de operaciones.

El sector inmobiliario y de la construcción están en pleno auge, atrayendo la atención de los inversores. La pequeña y mediana empresa empieza a abrir sus puertas a los inversores y ganan capacidad de internacionalización.

Las operaciones corporativas se están consolidando en nuestro país, dando lugar a procesos con objetivos tan diversos como la concentración, entrada de fondos de inversión para impulsar el crecimiento, cambios generacionales o expansión internacional, entre otros. En Andalucía, el tejido empresarial regional está siendo receptor de un creciente interés por parte de inversores internacionales y patrios, que ha desembocado en 64 operaciones corporativas solo el año pasado, por un valor total de 1.794 millones de euros.

Todos estos datos han sido analizados en la jornada 'Financiación alternativa y su impacto en la empresa', organizada por Deloitte en colaboración con Cesur, donde la firma líder de consultoría a nivel mundial ha presentado su estudio 'Transacciones corporativas en Andalucía: Situación actual y perspectivas'.

"En Cesur tenemos claro que debemos trasmitir a las pequeñas y medianas empresas la importancia de crecer para seguir competitivos y ganar peso de mercado", afirmó Fernando Seco, vicepresidente ejecutivo de Cesur. "La financiación alternativa es, a través de operaciones corporativas, una nueva forma de conseguir sacar adelante nuevas empresas, promocionar el emprendimiento y fortalecer el tejido empresarial andaluz".

En palabras de Leopoldo Parias, socio director de Deloitte en Andalucía y Extremadura, "este estudio busca arrojar luz sobre el boom que han protagonizado los fondos de inversión en España y en Andalucía, que permiten llevar a cabo operaciones para impulsar el crecimiento y llegar a procesos de concentración –build-up-, que acaban convirtiendo a empresas en líderes nacionales o incluso europeos".

Para Pablo Parra, director de Financial Advisory de Deloitte, "la empresa andaluza está de moda, por lo que atrae un número y perfil de inversores nunca antes visto en nuestra región. Industria, servicios y construcción son los sectores que concentran el grueso de las transacciones, un 75%. Cabe destacar también que la tasa de crecimiento de operaciones en Andalucía está un 70% más alta que a nivel nacional".

empresas andaluzas

Un escenario inmejorable para invertir

En este contexto, Andalucía presenta unas condiciones más que óptimas para atraer y escalar todo tipo de inversiones. Así, sólo el aumento en el número de exportaciones en la región presenta cifras positivas del 7,7% interanual. Las exportaciones alcanzaron un valor total de 32.439 millones de euros, mejor dato de la serie historia (aumento del 4,9% con respecto al año anterior).

La reducción del coste laboral, a su vez, por trabajador y mes ha bajado un 0,8%, con un descenso del coste salarial del 1%, y del 0,4% en el resto de costes.

Aumento de PIB andaluz un 2,4%

Crecimiento en todos los sectores menos el industrial (-2,7%). Aumento de la construcción un 8,8%, del precio de la vivienda un 5% y del numero de transacciones un 14,4%.

Crecimiento demanda 2,8%

Crecimiento de la demanda total por la vertiente interna, si bien la demanda externa disminuyó ligeramente (0,4%).

Tasa de desempleo más baja desde 2008

Crecimiento de la población ocupada un 2,8%. Descenso del número de parados un 10,4%. Tasa de paro (media anual) del 23%, la más baja desde 2008.

Tasa de Inflación 1%

La tasa de inflación se situó en el 1% interanual en diciembre (0,9% el año anterior).

Cifras y sectores en alza

En este sentido, en Andalucía se ha producido un incremento del 18,5% en el importe de las transacciones –entre aquellas que lo hacen público-, impulsado, principalmente, por el cierre de operaciones puntuales de mayor tamaño frente al número de operaciones, que crecen en torno al 9%. No obstante, en consonancia con el panorama nacional, en el último período se aprecia una reducción del ticket medio por parte de los inversores, lo cual se ha visto reflejado en el incremento de operaciones corporativas de menor tamaño: ▲15% de las transacciones entre 1 y 10 millones de euros.

Por ello, caben destacar tres tipos principales: adquisiciones y fusiones (inversor industrial, que busca ganar cuota de mercado o una integración vertical), private equity (inversor financiero, que entra en el capital de una empresa con potencial de crecimiento a cambio de acciones) y venture capital (subtipo del private equity que invierte en empresas, principalmente tecnológicas, en fase de lanzamiento).

En general, todas estas operaciones corporativas suelen contar con asesores que trabajan de parte del comprador y/o del vendedor al objeto de generar el máximo valor en la transacción.

Así, las transacciones en valor (millones de euros) registraron un incremento a una TACC del 18,5% entre 2016 y 2018 liderado, principalmente, por el importe de las inversiones en el sector inmobiliario (TACC 78,3%), como consecuencia de importantes transacciones de centros comerciales por importes significativos que han tenido lugar en 2018.

En cuanto a la distribución por sectores, Andalucía sigue la tendencia nacional, concentrando los sectores de Servicios y Distribución, Inmobiliario e Industrial un 80% aproximado de las transacciones.

Tamaño de las transacciones

En Andalucía se ha producido un aumento generalizado en las transacciones en el período 2016-2018, concentrado principalmente en las operaciones inferiores a 10 millones de euros y las superiores a 100 millones de euros.

Las transacciones superiores a 100 millones, se incrementaron a una TACC del 58% en 2018 con respecto a 2016, como consecuencia de grandes operaciones puntuales. Adicionalmente, las transacciones inferiores a 10 millones, se incrementaron a una TACC del 16,4% en 2018 con respecto a 2016, lo que refleja una reducción del ticket medio por parte de los inversores.

Conclusiones

Las operaciones corporativas en Andalucía continuarán con su tendencia alcista iniciada en 2016 (TACC del 21,5% en 2016-2018 frente a un 12,5% nacional), mientras que se extienden el reconocimiento del potencial del tejido empresarial andaluz por parte de los inversores y la reducción del ticket medio de inversión, que ha puesto a Andalucía en el foco.

Los principales motivos estratégicos que impulsan las transacciones corporativas son el crecimiento y la consolidación de la cuota de mercado, unidas al relevo generacional y la expansión internacional.

En cuanto a las principales claves para el éxito en una transacción corporativa, discernimos tres características principales: un plan de negocio robusto soportado por una trayectoria histórica, con una generación de valor a futuro y unido a un equipo directivo profesional y con credibilidad.

Por su parte, la entrada de un Private Equity en el accionariado de una sociedad, no solo aporta financiación, sino también profesionalización a todos los niveles, metodología de trabajo, estrategia y credibilidad en los mercados, añadiendo valor a la empresa en cuestión.

Perspectivas

El exceso de liquidez como resultado de reactivación de la economía y los bajos tipos de interés, continuará en 2019 promoviendo los movimientos corporativos en Andalucía, tanto en volumen como en número de operaciones.

Andalucía cuenta con condiciones y recursos para ser uno de los principales focos de inversión en España y Europa, principalmente en sectores con elevado potencial como el agroalimentario, turismo, inmobiliario o las energías renovables.

El tejido empresarial andaluz atraviesa un momento de transformación generacional y estratégica, lo que le convierte en toda una oportunidad de inversión con un largo camino por delante. Este hecho dará lugar al surgimiento de operaciones corporativas de integración y absorción de empresas, al objeto de aportar valor y complementar el avance tecnológico.