Centro de Gobierno Corporativo de Deloitte

Soluciones

Centro de Gobierno Corporativo de Deloitte

A la vanguardia en gobierno corporativo y
responsabilidad social

La profunda repercusión que ha tenido la crisis económica y financiera en la mayoría de los países desarrollados ha llevado a la necesidad de desarrollar y mejorar el marco normativo y el número de recomendaciones, códigos y principios en materia de gobierno corporativo.

Los reguladores de los mercados locales de capitales se han dado cuenta de la importancia competitiva del gobierno corporativo para los inversores. Las buenas prácticas de gobierno llevan aparejadas unas buenas dosis de transparencia, lo que ayuda enormemente a la toma de decisiones fundamentadas y a la creación de un escenario de mayor confianza.

A su vez, desde la cúpula de las organizaciones también se está dando una mayor atención a la mejora en la eficacia de los órganos de gobierno. La incertidumbre económica, las tensiones geopolíticas y la transformación digital hacen necesario definir una estrategia de negocio clara y eficaz. Es importante promover una mayor independencia y conocimiento por parte de los agentes encargados de supervisar los sistemas de control de las compañías, así como una mayor profesionalización de los consejos de administración, incorporando nuevos perfiles que sean capaces de dar una vocación más internacional a la empresa o reflejen la diversidad que hoy en día se encuentra en la sociedad en la que operan.

Conscientes de la importancia, interés y preocupación del mundo empresarial por llevar a cabo una implantación bien meditada en gobierno corporativo, desde Deloitte hemos puesto en marcha el Centro de Excelencia en Gobierno Corporativo.

Este centro nace con el objetivo de convertirse en una herramienta para nuestros clientes que les permita estar a la vanguardia en todo lo relacionado con las mejores prácticas en gobierno corporativo. Para ello contamos con un equipo multidisciplinar y especializado, capaz de prestar un asesoramiento integral en áreas como compliance, gestión del riesgo, responsabilidad corporativa, auditoría interna, política y procedimientos corporativos, sostenibilidad,  y demás materias afines. 

Este centro nace con el objetivo de convertirse en una herramienta para nuestros clientes que les permita estar a la vanguardia en todo lo relacionado con las mejores prácticas en gobierno corporativo.

Servicios prestados desde el Centro de Gobierno Corporativo de Deloitte

El Centro de Excelencia de Gobierno Corporativo cuenta con una línea de servicios especializados, dedicados a promover las buenas prácticas en gobierno corporativo y responsabilidad social dentro de las empresas.

Ofrecemos una asesoramiento integral con un alto valor añadido, ya que muchos de nuestros expertos forman parte, a su vez, de consejos de administración, y participan de manera activa en iniciativas, tanto públicas como privadas, que buscan fomentar la incorporación de buenas prácticas de gobierno y responsabilidad social en el entorno empresarial.

Esto nos proporciona una visión global desde diferentes áreas, lo que nos permite aportar ideas y soluciones integrales a nuestros clientes, que garanticen no solo el cumplimiento, sino también el crecimiento sostenible y la generación de valor de la compañía a largo plazo. 

Ofrecemos una asesoramiento integral con un alto valor añadido, ya que muchos de nuestros expertos forman parte, a su vez, de consejos de administración, y participan de manera activa en iniciativas, tanto públicas como privadas, que buscan fomentar la incorporación de buenas prácticas de gobierno y responsabilidad social en el entorno empresarial.

Retos de futuro para la compañías

  • Mejorar la disponibilidad y las condiciones de obtención de recursos financieros.
  • Fomentar mecanismos de transparencia que aumenten la confianza por parte de los inversores.
  • Favorecer la competitividad y el crecimiento sostenible.
  • Alinear los objetivos empresariales con el interés social.

Acciones para mejorar el gobierno corporativo

  • Lograr el compromiso de los líderes de la empresa con el buen gobierno.
  • Fortalecer la función y las responsabilidades de la junta directiva.
  • Mejorar los mecanismos de supervisión y monitorización.
  • Fomentar la transparencia y las buenas prácticas en la transmisión de la información.
  • Proteger los derechos de los accionistas.
  • Alinear las aspiraciones de la dirección con las de los accionistas y el resto de grupos de interés.