Perspectivas

Principales impactos incluidos en la iniciativa de ley de reforma fiscal – Parte II –

Opinión

Por Mario Coyoy, Director de Impuestos y Precios de Transferencia, Deloitte

Explore content

La semana pasada analizamos el primer pilar fundamental de la iniciativa de Ley que el Ejecutivo ha presentado para llevar a cabo una reforma fiscal en Guatemala. Al respecto, es importante mencionar que la semana pasada el Ejecutivo solicitó al Presidente del Congreso de la República, que se devuelva la propuesta de reforma fiscal, probablemente para realizar modificaciones a la misma.

No obstante lo anterior, en esta oportunidad analizaremos el segundo y tercer pilar de la iniciativa de Ley, los cuales tratan acerca de las modificaciones al Impuesto de Distribución de Petróleo –IDP-, y al Impuesto Específico a la Distribución de Cemento, a continuación el detalle de las mismas:

II. Modificaciones al Impuesto de Distribución de Petróleo –IDP-: El Ejecutivo pretende incrementar Q3 por cada galón de gasolina súper, gasolina regular, gasolina de avión, diésel, gas oil, kerosina y kerosina para motores de reacción, es decir, prácticamente todos los combustibles serían Q3 más caros, porque realmente quien lo terminaría pagando sería el consumidor final. Como sabemos este impuesto tiene un impacto en gran parte de la población, ya que el combustible es necesario para poder movilizar los bienes de consumo, materias primas, funcionamiento de diferentes maquinarias, transporte de personas, entre otros. Por lo tanto, el incremento en este impuesto derivaría en el aumento en los precios de muchos de los productos de primera necesidad, ya que los costos de producción y venta tendrían un impacto al alza. Por lo anterior, supongo que este pilar será uno de principales a revisar por parte del Gobierno, ya que sin duda, afectaría muchísimo a toda la economía.

III. Impuesto Específico a la Distribución de Cemento: Como antecedente, es importante mencionar que durante septiembre de 2015, la Corte de Constitucionalidad –CC- declaró por unanimidad de cinco magistrados, como inconstitucionales tres impuestos que figuraban para financiar el presupuesto 2015, estando entre ellos el Impuesto a la Distribución del Cemento; impuesto que se encuentra nuevamente en discusión de incremento, dentro de la iniciativa de Ley presentada por el Ejecutivo, quien ahora ha solicitado que sea devuelta a dicho Organismo. La tasa vigente es de Q1.50 por cada bolsa de 42.5 kilogramos de peso o su equivalente, cuando sea a granel o clinker o en bolsas de peso diferente, mientras la tasa establecida en la iniciativa es de Q5 por cada bolsa, con las mismas características que las mencionadas anteriormente, es decir, que el impuesto se incrementaría en Q3.50 por bolsa, más o menos un aumento del 233%. Si la iniciativa de Ley volviera al Legislativo, e incluyera esta reforma al cemento, se deberá evaluar muy en detalle todos los argumentos de hecho y de derecho utilizados como fundamento por parte de la CC al declarar inconstitucional el intento similar de reforma que se dio hace algunos meses, ya que de lo contrario, una nueva resolución de la CC podría declarar como inconstitucional esta nueva reforma.

Definitivamente, por lo mencionado al inicio de la presente publicación, falta esperar si en la nueva propuesta de reforma fiscal que el Ejecutivo presente nuevamente al Legislativo, existen cambios fundamentales a las modificaciones que se plantearon inicialmente para analizar el impacto que las mismas pudieran generar en los contribuyentes. La próxima semana concluiremos con el análisis de los últimos dos pilares que formaban parte de esta iniciativa de ley, que seguramente seguirá siendo tema de discusión entre los diferentes sectores del país. Que Dios los bendiga.

Publicado en lahora.gt

29 de agosto de 2016

Did you find this useful?